Ciencia y Clima

Introducción al Cambio Climático 9: El Hockeystick, Climategate y Groupthinking

por Emilio Meneses

Uno de los casos de estudio más interesantes en la historia del cambio climático, es el  Groupthinking ocurrido dentro de la Universidad de East Anglia y cercanos al científico Michael Mann.  Sus consecuencias se viven hasta hoy.

 

El Hockeystick

Michael-Mann-tree-ring

Foto Michael Mann, Fuente cclseattle.com

En 1999 el investigador Michael Mann et al, publicaron un paper titulado “Northern Hemisphere Termperatures During the Past Milenium” que mostraba un notable  gráfico de temperatura mundial que parecía un palo de hockey, ya que mostraba una temperatura estable durante los últimos 1000 años y un alarmante incremento en el siglo XX. [1] 

El gráfico de tal paper dió la vuelta al mundo, siendo portada de todos los medios debido a lo espectacular y dramático de su resultado, generando enormes campañas de relaciones públicas para concientizar sobre los peligros del calentamiento global antropogénico. Tal gráfico se sigue usando hasta el día de hoy en muchos lugares, incluyendo incluso museos, y finalmente fue incorporado al reporte del IPCC 2003, donde Mann y su equipo trabajaba activamente.

hockeystick desmoblog

Fig 1.Gráfico del Hockeystick , Austria. Fuente desmoblog

 

Pero la historia no terminó ahí, al experto en estadística Steven McIntyre le llamó sumamente la atención el inusual patrón de temperatura mostrado por el gráfico, por lo que descargó  de la universidad la base de datos usada para el paper. La sorpresa al usar la base de datos fue mayúscula. En primer lugar no le fue posible reconstruir la temperatura mostrada con tal información, en segundo lugar la base de datos consistía de dos fuentes: una con temperaturas reconstruidas mediante proxys de anillos de árboles para antes del 1960 y otro para temperaturas medidas por termómetro para medir el siglo XX. Mann et al estaban mezclando peras con manzanas. Luego cayeron en cuenta de otra cosa: si se usaban los anillos para medir temperatura hasta el presente la temperatura no mostraba cambios: El resultado de Mann era fraudulento.

Por supuesto esto no quedó así, el economista Ross Mcritick y  Steven McIntyre publicaron un paper con los resultados encontrados, generando bastante revuelo en la comunidad científica y la opinión pública. Por su puesto Mann no se quedó de brazos cruzados, comenzó a demandar judicialmente a todo aquel que osara decir en público que su gráfico era un fraude. El año 2012 demandó legalmente a la revista National Review y al comentarista Mark Steyn por difamación, habían osado declarar que su gráfico y sus métodos eran un fraude, el juicio aún no se resuelve. [2] 

Posteriormente comenzó toda una campaña de relaciones públicas para defender el gráfico, Mann escribió incluso un libro [3] donde denunciaba todo tipo de acoso y amenazas sufridas por su parte, y que el lobby de las petroleras eran quienes estaban detrás de todos los científicos “anticlima”:

Las controversias que rodean a este científico son paradójicas, ¿cómo es posible que alguien que llegó a tener un puesto de alta influencia dentro del IPCC pueda estar involucrado en semejantes escándalos?, ¿y cómo es posible que pese a tal situación no perdió aparentemente ningún prestigio frente a buena parte de la comunidad climática?

La respuesta a tales incognitas fueron resueltas en otro giro inesperado que además selló la reputación de Michael Mann para la infamia: Climategate.

 

Climategate: una ventana dentro de la comunidad climática

El año 2009 fueron filtrados los correos del  Climate Research Unit (CRU) de la Universidad de East Anglia (UEA). Este departamento estuvo a cargo de preparar los resultados de varios reportes del IPCC, trabajando estrechamente con Michael Mann. Casi un total de 10 años de correos fueron publicados y hasta el día de hoy no se sabe quién los filtró.

Inmediatamente muchas personas empezaron a leer dentro de los miles de correos publicados, y aparecieron varias joyas de cómo era la cultura interna dentro de parte de la comunidad climática en tal instituto.

El total de los correos filtrados se pueden leer aquí ( http://di2.nu/foia/ )Y un buen resumen de los más importantes se puede ver acá.

La mayor parte de los correos son intercambios comunes y corrientes entre colegas, pero varios muestran aspectos sorprendentes de su comportamiento interno y conflictos. Uno de los más interesantes es el reproche público que hace Michael Mann contra otro colega por haber respondido por correo a otro grupo de científicos a los que él tilda de “deniers” [4], hablar con el “bando contrario” es anatema y debe haber escarnio público por tal pecado. En otro correo Mann habla abiertamente para presionar un Journal para remover a un evaluador, Otto Kinne, por aprobar papers de W. Soon, un científico que él considera un “denier” [5], en otro escribe que todos los ataques que reciben son maquinaciones financiadas por “corporaciones” [6], en otro mail responde con evasivas a Keith Biffra quien le indicaba su “preocupación” de eliminar de sus modelos predictivos bases de temperatura que no coincidían con el resultado esperado [7].

Otro grupo de correos refleja intentos de combatir tal postura, especialmente por parte de investigadores fuera del circulo del CRU, interesante es uno de un científico experto en proxys de anillos de árboles ( dendrocronología) Keith Biffra, diciendo que las reconstrucciones de Mann están malas [8], otro correo del año 2000 que muestra críticas con mayor encono es de von Storch quien dice que la reconstrucción climática se está volviendo “ciencia post-normal” e influenciada por “activistas ideologizados” [9], otro científico experto en dendrocronología, en otro correo Rod Savidge reta a otros científicos por reinterpretar antojadizamente los anillos de árboles, recordándoles que existen demasiados factores que influyen en su crecimiento, y que no buscan encontrar la verdad. Una de sus frases para el bronce con que termina su correo es:

 If your referring to the impact of climate change on earth, you’re overlooking
the geological record that clearly indicates climate change has occurred
frequently and is normal to our planet.  You may also want to consider that
trees have been around for several hundred millions years, and that those
of the Carboniferous lived on a globe much warmer than ours” [10] 

 

Hiding the decline

Pero la revelación más cruda fue la resumida por el científico Richard Muller, donde mostraba claramente que Michael Mann y su equipo alteraron los resultados de bases de datos para el IPCC para mostrar calentamiento global donde no había y lograr mayor presión pública.

 

hide the decline explained

Fig 2: Data original vs valores presentados al IPCC por Michael Mann.  

Mann literalmente alteró los reportes para el IPCC sobre dendrocronología para aparentar un mayor calentamiento global, y su grupo de colaboradores no lo denunció cuándo cayeron en cuenta del fraude.

Para más detalles sobre la presentación de Muller exponiendo del fraude de Mann se puede ver un video aquí, y un resumen del caso de Judith Curry aquí .

 

¿Qué sucedió?: Groupthinking y megalomanía

Frente a todos estos correos nos queda la siguiente pregunta: ¿decidieron acaso todos estos investigadores dejar de lado el método científico y mentir para manipular la opinión pública?,¿estamos frente a una conspiración de ecologístas radicalizados?. La respuesta corta es no, pero sí estamos frente a un fenómeno propio de grupos humanos: Groupthinking. 

Groupthinking es un término acuñado por el psicologo Irving Javins [11], que explica que grupos humanos empiezan a tomar malas decisiones por presiones internas, tienden a realizar actos irracionales y dehumanizar otros grupos. Grupos especialmente vulnerables a Groupthinking son aquellos cuyos miembros son muy homogéneos, están aislados de la opinión a externos del grupo y no hay reglas claras para la toma de decisiones.

Los correos revelados por Climategate muestran  varios síntomas de Groupthinking: Racionalización colectiva, creencia en su inherente superioridad moral, visión estereotipada de los disidentes ( los “deniers”), presión directa a cualquier disidencia, a la vista en todos los emails de Michael Mann. A fin de cuentas estos científicos demostraron ser sumamente humanos en su actuar y fueron víctima de sus propias creencias y estructura grupal.

Otro factor importante en juego es la megalomanía, donde Michael Mann es el representante máximo. En todos los correos y libros se puede leer entre líneas que él siente estar librando una batalla personal contra las fuerzas del oscurantismo y da claras cuentas de su propia importancia es esta batalla, en uno de sus correos más impresionantes llega a decir que “la historia nos dará el debido crédito por lo que estamos haciendo aquí”  [12].

Y lo más interesante de todo, Mann et al siguen hasta el día de hoy convencidos que todo lo perpetrado por ellos fue correcto y hecho por una buena causa.

 

Consecuencias del Climategate.

Después de varios años pasados las revelaciones de Climategate, y pese a que el grueso de la prensa intentó minimizar las revelaciones de tales correos, una investigación interna lavó la imagen de los nombres de los científicos involucrados y la policía jamás logró encontrar al culpable, los efectos de tal destape están presentes hasta hoy.

Lo positivo, varios científicos comentan que ha mejorado la transparencia en la investigación climática: las bases de datos y modelos usados para hacer predicciones climáticas son hechas públicos inmediatamente por las universidades [13], de a poco los científicos climáticos están aproximando sus predicciones a lo que indicaban años atrás los mal llamados “deniers” [14].

Lo negativo, el caso de Climategate tuvo un impacto fuerte en la opinión pública norteamericana, dañando severamente la imagen de la comunidad científica climática, y además generando un cisma de opinión frente al tema entre personas de derecha o izquierda, como lo investigó el Pew Research Center [15]. Eso es preocupante, es una muestra de tribalismo que solo parece estar exacerbandose con el tiempo.

Lo que queda pendiente, uno de los temas que aún es grave son las falencias del peer review para investigación, muchos Journals aún se niegan a publicar papers de científicos tildados de “deniers”, sea por miedo a la represalia pública o simplemente aún estar atrapados en el Groupthinking climático. Algunos científicos han tenido que escribir con pseudónimo [16] y otros han recurrido a publicar en los llamados “predatory Journals” para poder publicar sus estudios [17].

Pero lo más importante, los científicos climáticos no son semi-dioses perfectos que manejan conocimientos más allá de la comprensión de los simples mortales, sino personas corrientes que pueden también caer es sesgos, tomar decisiones irracionales y mentir si piensan que lo hacen por una buena causa.

 

[1] http://www.geo.umass.edu/faculty/bradley/mann1999.pdf 

[2] https://www.washingtonpost.com/news/volokh-conspiracy/wp/2016/11/25/whatever-happened-to-michael-manns-defamation-suit-2016-edition/?utm_term=.b84534ae5113 

[3] https://www.amazon.com/Hockey-Stick-Climate-Wars-Dispatches/dp/0231152558/ref=sr_1_6 

[4] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/0112.txt  

[5] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/0255.txt 

[6] http://di2.nu/foia/1254323180.txt 

[7] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/3555.txt 

[8] http://tomnelson.blogspot.de/2011/12/uh-oh-has-real-problem-fear-that-tree.html  

[9] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/5286.txt  

[10] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/1738.txt 

[11] http://www.psysr.org/about/pubs_resources/groupthink%20overview.htm 

[12] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/3584.txt 

[13] https://judithcurry.com/2014/12/01/the-legacy-of-climategate-5-years-later/ 

[14] http://www.independent.co.uk/environment/climate-change-global-warming-paris-climate-agreement-nature-geoscience-myles-allen-michael-grubb-a7954496.html 

[14] http://www.drroyspencer.com/2017/09/cracks-in-the-empires-armor-appear/ 

[15] http://www.pewinternet.org/2016/10/04/the-politics-of-climate/ 

[16] https://tallbloke.wordpress.com/2016/09/25/ned-nikolov-in-science-new-messages-mean-more-than-the-messengers-names/ 

[16] https://www.washingtonpost.com/news/morning-mix/wp/2016/09/19/scientists-published-climate-research-under-fake-names-then-they-were-caught/?utm_term=.80e641a3f339 

[17] https://www.nytimes.com/2017/10/30/science/predatory-journals-academics.html 

Introducción al Cambio Climático 8: El origen del 97% de científicos pro Cambio Climático.

por Emilio Meneses

Desde hace varios años venimos escuchando como  que el 97% de los científicos climáticos coincide que el C02 emitido por la industria humana ha sido el factor primordial en el aumento de temperatura terrestre, y muchos luego añaden que tiene consecuencias catastróficas para el clima mundial, esta frase ha sido repetida incluso por el ex presidente norteamericano Barak Obama. Pero a su vez el 97% del público ignora de donde se respalda tal declaración.  Su origen se puede trazar a una sola persona: John Cook y su página web Skeptical Science.

 

CV de John Cook

John-Cook-Denial101-communicating-science

Según su propio CV publicado en la universidad de Queensland, John Cook obtuvo su Bachellor en Física de la Universidad de Queensland, Australia. Posteriormente entre 1994 y 1996 trabajó como diseñador gráfico para la empresa PC Graphic. Luego fundó su propia página web de comics Sevloid Art donde era su administrador e ilustrador, que la trabajaba junto a parientes suyos. La página Selvoid Art sigue activa y se puede ver aquí.  El año 2007 fundó la página Skeptical Science , que trata de calentamiento climático y es bastante visitada, con unas 22 mil visitas diarias.

El 2010 asume como Lector de la Universidad de Western Australia y el 2011 toma el puesto de “Climate Change Communication Fellow” del Global Change Institute de la Universidad de Queensland,  Australia.  El año 2016 obtuvo su PhD en psicología de la Universidad de Western Australia y desde el mismo año se trasladó a EEUU donde se desempeña profesor asistente de “Center of Climate Change Communication” de la Universidad George Mason. [1]

Publicó un libro con Haydn Washington el 2011 titulado: “Climate Change Denial: Heads in the Sand”, y según su CV tiene varios artículos en revistas como: “Geologist and climate Change denial”  [2] publicado en ABC, o “Is there a scientific consensus on man-made climate change?”, 2011 Guardian [2].

 

El 97,1 porciento de papers climáticos

the_consensus_project

Fig 1: fuente http://theconsensusproject.com/index.php

Ahora bien, su obra que lo catapultó a la fama internacional fue el paper del 2013 “Quantifying the consensus on anthropogenic global warming in the scientific literature” [3]  Donde indica que, de una base de datos de papers climáticos el 97%, al menos en su resumen, está de acuerdo con que el hombre tienen un rol crítico en el calentamiento global. Esté paper fue publicado en todos los medios de prensa y ha sido incluso citado por Barak Obama y James Cameron.

El esfuerzo de revisar los resúmenes de tales papers fue llevado a cabo por voluntarios del Blog Skeptical science [4],  aunque solo revisaron el abstract y no vieron los resultados o el contenido del mismo. Es decir, pueden tener papers que están de acuerdo con el consenso pero están estudiando otro tema, o aun mejor podrían estar de acuerdo con el consenso, pero los resultados mostrados van totalmente en contra de este.

Esta última opción no es un chiste, me ha tocado personalmente leer papers que parecen estar de acuerdo con el consenso en el abstract pero llegan a un resultado completamente contradictorio a la teoría de gas invernadero como Jinho Ahn & Edward J. Brook 2007  [5].

El problema de la conclusión de tal paper es la siguiente: si partimos de la lógica que todos los abstract de papers apoyan una idea, por ende la idea debe ser correcta. Esa afirmación tiene tanta validez como decir que la existencia de Dios es aceptada porque los acólitos de una iglesia creen en Dios.

 

Mezclando ciencia con activismo y ataque político

Denial 101x

Ojeando las publicaciones en el blog uno cae en cuenta rápidamente que el grueso de los blogs no trata de ciencia o discusión de papers de manera seria, sino se dedican a repetir de manera sistemática sus mismas propuestas con poco respaldo, buscar presionar a Journals que retiren papers que aparentemente critican el calentamiento global [6] y peor, se dedican a atacar a cientificos y periodistas que dudan del “consenso”, tratándolos de “Deniers”, escribiendo listas negras de ellos y sus papers, buscando desprestigiarlos de todas las formas posibles [7], si bien no intentan hacer doxing como otras páginas web como desmoblog [8], es claro que pretenden silenciar cualquier crítica a las teoría del calentamiento global antropogénico.

Hoy John Cook está también enfocado en la segunda ronda de sus cursos online llamados Denial101x, estoy cursos se pueden ver Youtube [9] y muchos de sus videos están muy lejos de ser información con valor científico….

 

¿Si 97% es falso entonces qué porcentaje es real?, respuesta: 49,3%

Según la encuesta del 2015 de CLIMATE SCIENCE SURVEY del Netherlands Enviromental Assesment Agency, el 49,3% de cientificos vinculados a estudios climáticos está de acuerdo con la afirmación que entre el 75 y 100% del aumento de temperatura del s.XX se explica por gases invernadero, un 16% piensa que entre 51%y 75%, y el resto menos o no sabe.

Climate Surview PBL

Fig 2: Pregunta 1a de CLIMATE SCIENCE SURVEY, fuente: http://www.pbl.nl/sites/default/files/cms/publicaties/pbl-2015-climate-science-survey-questions-and-responses_01731.pdf

Este 49%, si bien es alto, está lejos de ser el 97% indicado por el paper de Cook et al. Recomiendo a los interesados en el tema a leer la encuensta en detalle, son 39 páginas con diversas preguntas relacionadas al cambio climático. También los grados de certeza que otorgan los entrevistados a cada uno de estos porcentajes en la pregunta 1b da luces de la incertidumbre en el tema.

Conclusión

Cómo vemos John Cook no es un científico climático, en el mejor de los casos podemos tratarlo de un exitoso “comunicador” del calentamiento global antropogénico, en el peor de los casos es un desenfrenado activista ambiental.  Probablemente está completamente convencido de lo correcto de su causa, pero sus métodos siembran fuertes dudas de su integridad y nobleza de sus propuestas.  Y la presión mediatica que genera desde sus páginas web ha ayudado a empujar a la opinión pública internacional en una dirección y a silenciar a cualquier científico que se le oponga.

 

[1] https://www.climatechangecommunication.org/portfolio-view/john-cook/

[2] https://thinkprogress.org/geologists-and-climate-change-denial-65a720396107/

[2]  https://www.theguardian.com/environment/2011/apr/07/scientific-consensus-climate-change

[3] http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/8/2/024024;jsessionid=13C38A6C7183BAF0C4E79EB1FAAEA7B1.ip-10-40-1-105

[4] https://skepticalscience.com/97-percent-consensus-cook-et-al-2013.html

[5] http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1029/2007GL029551/abstract

[6] https://skepticalscience.com/f13_elsevier.html

[7] https://skepticalscience.com/peerreviewedskeptics.php

[7] https://skepticalscience.com/nyt-hired-hippie-puncher.html

[8] https://www.desmogblog.com/judith-curry

[9] https://www.youtube.com/watch?v=WAqR9mLJrcE&list=PLOloowdAE1JO_eF6Fzk33b11QsHOhIEwr

[9] https://www.edx.org/course/making-sense-climate-science-denial-uqx-denial101x-5

Introducción al Cambio Climático 7: ¿quiénes son el 3% de los científicos anti clima?

por Emilio Meneses

Como ya tenemos cubierta la mayor parte del conocimiento científico sobre paleo-clima pasaremos ahora a temas más contingentes.

Vivimos bombardeados con el mensaje que el 97% de los científicos climáticos está de acuerdo que el C02 emitido por el hombre está calentando la tierra, pero ¿quiénes son entonces el 3% de científicos en contra?, ¿qué clase de oscuros personajes son ellos,  en qué madrigueras se esconden y por qué están en contra del consenso?

Se les ha arrojado acusaciones y apodos de todo tipo: que son “pagados por las petroleras” y motejados de “Deniers” cuasi negadores de una verdad religiosa, o peor, de negar un holocausto inminente.

Para saber si estos científicos están al mismo nivel de los antivacunas o quienes dicen que la tierra es plana basta echar un vistazo a sus currículos publicados en las universidades  o institutos donde trabajan para poder compararlos objetivamente.

 

Judith Curry

curry

Profesora Curry tienen un Ph.D. de la Universidad de Chicago en  Ciencias Geofísicas, Profesora Emérita en el Georgia Institute of Technology, ha hecho  clases en las universidades de Winsconsin-Madison, Purdie, Penn State, Colorado-Boulder. Ha escrito o co-escrito 187 papers sobre clima y tres libros:  “Thermodynamics of Atmospheres and Oceans“ , „ Encyclopedia of Atmospheric Sciences“ y “Kinetics and Thermodynamics of Clouds and Precipitation” . Adicionalmente ha recibido sendos galardones incluyendo “NASA Group Achievement Award for CAMEX-4” en 2002 y “Fellow, American Association for the Advancement of Science” en 2011. El resto de su currículo se puede ver en el siguiente enlace.

Curry denuncia el actual clima de miedo y matonaje imperante en la comunidad climática, donde cualquier disenso a la “verdad oficial” es castigado con el ostracismo, la negación de fondos de investigación y la cuasi imposibilidad de publicar papers. Su mayor crítica a la posición actual es lo que ella llama el “monstruo de la incerteza”: la enorme cantidad de incógnitas aun existentes y variables que influyen en la medición y predicción climática. [1] 

 

Roy W. Spencer

Spencer

Dr. Spencer , quien tiene un Ph.D en Meteorología de la Universidad de Winsconsin (UW), fue investigador asociado del “Centro de Ciencias espaciales e Ingeniería” de UW ,  trabajó para NASA en su centro de Estudios Atmosféricos entre 1984 y 2001, sigue aun trabajando para la NASA como líder de su equipo de ciencias para Radiómetro de barrido avanzado de microondas que ha sido vital para la medir la temperatura terrestre en el Marshall Space Flight Center de NASA. Hoy sigue siendo Investigador  de la Universidad de Alabama-Huntsville y asesor del Heartland Institute.

Ha escrito o co-escrito 24 papers y artículos, la mayor parte enfocado en la medición de la temperatura terrestre mediante el uso de microondas desde satélites. También ha declarado como experto en  varios subcomités del congreso norteamericano los años 1990, 1997, 2004 y  2007.

También ha escrito 3 libros, algo más polémicos que los de Curry: “Inevitable Disaster”, “An Inconvienient Deception” y “The great global warming blunder”.

Spencer argumenta que, si bien el C02 tiene un efecto invernadero, su influencia es mínima frente a otros factores como las nubes y humedad ambiental. Adicionalmente crítica a los modelos de simulación (GCM) usados para predecir el clima futuro, indicando que sobreestiman la influencia del C02 y por eso han fallado vergonzosamente en predecir el calentamiento predicho desde hoy a la fecha.

Su CV, junto con uno de sus presentaciones en el congreso norteamericano se puede leer aquí: CV Roy Spencer.

Richard S. Lindzen

lindzen-cato_1

Profesor Lindzen estudió física y matemáticas aplicadas en la Universidad de Harvard, obteniendo allí  su doctorado de matemáticas aplicadas titulado: “Radiative and photochemical processes in strato- and mesospheric dynamics” Fue investigador asociado en el departamento de Meteorología de la Universidad de Washington, profesor de meteorología de la Universidad de Chicago, Profesor de dinámica meteorológica y director del depto. de Meteorología Dinámica de U. Harvard, desde 1983 hasta 2013 fue profesor de Meteorología del MIT.

Ha escrito o co-escrito la friolera de 244 papers , su CV con los detalles su carrera se pueden leer aquí. 

Profesor Lindzen fue además autor líder el año 2001 del Reporte del Panel Intergubernamental  de Cambio Climático (IPCC) en el capítulo “Physical Climate Processes and Feedbacks”. Dada su experiencia en el IPCC y comentando sobre reportes de años posteriores indica que las recomendaciones políticas del IPCC ya estaban pre-hechas y eran los análisis científicos los que debían ajustarse a ellos.  Además acusa el uso del congreso norteamericano por parte de activistas políticos para silenciar y amenazar a cualquier científico que no se someta a la “verdad oficial” [2] 

 

 Otros científicos

Además de los 3 mencionados existe una extensa lista de investigadores que están en la misma línea tales como: William Soon, Timm Ball, Craig Idso, S. Fred Singer, Robert M. Carter, David Legates, por mencionar a algunos.

Ahora, si mis queridos lectores quieren leer la opinión contraria; quienes abogan por las nefastas consecuencias del C02 en la atmósfera tenemos a: Thomas Cronin, Michael Mann, Ray Bradley, Malcom Hughes, Phil Johnes, Ken Rice, entre otros. Algunos de estos últimos los mencionaré en un futuro artículo cuando escriba sobre “Climategate”.

 

Que dicen realmente los “deniers” y que tienen en común

Curiosamente este grupo de científicos mal llamados “deniers” tienen 3 tópicos en común con los calentólogos:

  1. La atmósfera ha aumentado de temperatura desde 1880 a la fecha
  2. El C02 tiene capacidad de atrapar calor de emisiones infrarrojas
  3. El C02 ha aumentado desde 280 ppm hasta 380 ppm en pocas décadas y es de origen humano

Pero donde discrepan es la magnitud de la influencia del C02 en este aumento de temperatura.  También discrepan con la visión apocalíptica presentada por muchos si se sigue emitiendo C02. Su postura va desde “El C02 tiene nulo/bajo efecto” hasta el “aún no sabemos con certeza”. Tales posiciones distan en lo absoluto de ser anticientíficas.

Lo que sí tienen en común estos tres científicos presentados es lo siguiente: son profesores eméritos y ya tienen su carrera construida, por lo que no tienen miedo a presentar su opinión científica públicamente, el clima actual de amenaza contra la disensión es un problema grave dentro de la comunidad climática y lo tocaré en un futuro post de “Climategate”.

 

Conclusión

El supuesto 3% de científicos “negadores” son en la realidad investigadores serios y de renombre en su área, lejos de ser charlatanes o de dudosa moral por aceptar dinero de empresas petroleras. Sus conclusiones científicas son serias y deben ser tomadas en cuenta.   Para hacer el contraste aún más claro mí próximo artículo será dedicado al supuesto 97% de científicos pro calentamiento antropogénico, o mejor dicho, de dónde se originó tal cifra.  

 

[1] https://judithcurry.com/2015/04/23/stalking-the-uncertainty-monster/

[2] https://www.wsj.com/articles/richard-s-lindzen-the-political-assault-on-climate-skeptics-1425513033

Introducción al Cambio Climático 6: Los Eventos Daansgard-Oeschger

por Emilio Meneses

Varias veces hemos escuchado en la prensa a expertos climáticos diciendo que estamos frente a un calentamiento global cuya rapidez no tiene precedentes, sería recomendable que especificaran  que se refieren sólo al último tiempo.  Porque si retrocedemos unos cuantos miles de años nos toparemos con uno de los cambios más brutales del registro geológico de los últimos 800 mil años: los eventos Daansgard-Oeschger (DO).

 

Estos eventos, registrados especialmente en Groenlandia, son aumentos de temperatura de hasta 8 grados en apenas 50 años. Aumentos de temperatura que duran en promedio 200 años antes de empezar a volver lentamente a  los valores originales. Estos ciclos se reinician aproximadamente cada 1470 años apareciendo durante la fase más fría de los periodos glaciares para luego aparentemente desaparecer con la llegada de los interglaciares.

Tales eventos son además globales pero asincrónicos, comenzando primero en el hemisferio sur con un desfase de 220 años donde la temperatura aumenta lentamente, por el contrario en el hemisferio norte la temperatura tiene un aumento brusco.

D-O-1

Figura 1: Temperaturas de Hemisferio Norte y Sur, T. Van Ommen 2015, fuente del gráfico: https://judithcurry.com/2017/02/17/nature-unbound-ii-the-dansgaard-oeschger-cycle/

 

Adicionalmente sabemos que tales aumentos de temperatura están efectivamente correlacionados gracias al aumento de Metano CH4 en la Antártica, el cual está correctamente sincronizado con los D-O y el metano  en Groenlandia, mostrando que si bien el fenómeno afecta principalmente el hemisferio norte, tiene causas globales.

El CH4 presenta un aumento de 400 a 500 ppb de manera casi sincronizada con los eventos DO.

metano primero

Figura 2: En azul proxy dO18 para temperatura en Groenlandia, Verde; Metano (CH4) en Antártica, Naranjo, proxy dO18 temperatura en Antártica. Fuente: WAIS Divide Project Members 2015. Nature 520 661–665.

El Evento Heinrich: H Event.

Para volver aún más complejo el panorama se conocen en el mismo periodo eventos de muy baja temperatura llamados Eventos Heinrich, estos eventos se conocen por el inusitado aumento de escombros arrastrados por icebergs en el hemisferio norte. (ice rafted debris IRD) y aparentemente logran interrumpir los eventos D-O en un ciclo.

Metano

Figura 3:  (a) Rojo arriba proxy dO18 para temperatura en Groenlandia, Negro: acumulación de detrito, Barras celestes: Eventos Heinrich;  (b) Línea azul: proxy dO18 temperatura en Antártica; (c) Línea rojo en medio: C02 antártico, (d) Línea Café concentración de CH4 Antártica y Línea Verde CH4 Groenlandia. Fuentes: J. Ahn, and Brook, E.J. 2008. H0 to H2 S.R. Hemming, 2004.

 

Nula correlación con C02

Otro punto interesante de mención en el registro paleoclimático es, a diferencia con el CH4, la nula correlación que tienen los eventos DO con el C02 atmosférico. El C02 sólo parece ser sensible al aumento de temperatura en la antártica y por sí mismo parece no empujar aumento de temperatura alguno.

 

C02-DOv2

Figura 4: De izquierda a derecha: tiempo presente a pasado (a) d18O Groenlandia, números negros son DO eventos. HS  Heinrich estadial ( frio)  (b) CH4 de Groenlandia ( gris), Antártica (rojo)24 and EDML Antártica  (azul)  (c) CO2  Antárctica  (d) Temperatura d18O  Siple Dome (azul)y  EDML (gris)s. Fuente: Jinho Ahn & Edward J. Brook 2014. Notar que gráfico va de derecha a izquierda, a diferencia de figura anterior.

 

 Teorías que explican el fenómeno DO

Hasta el momento no está claro qué gatilla los eventos DO, pero existen varias teorías al respecto: la teoría del “Oscilador Salino”, otra teoría considera la estratificación de las aguas calientes bajo de las frías en el atlántico norte, también existen teorías sobre influencia de ciclos lunares.

Lo único que se tiene claro es la influencia oceánica sobre el fenómeno, que permite explicar el retraso entre el aumento de temperatura del hemisferio norte y el sur. Si alguien está interesados en más detalles de estas teorías pueden ver un artículo más completo aquí [1] y para su posible influencia en ciclos de 1500 años en el holoceno aquí [2].

Conclusión

Los eventos Daansgard-Oeschger son uno de los fenómenos más abruptos en el registro geológico y su origen es aún incierto, el único punto que parece quedar claro es el nulo efecto del C02 en su aparición o viceversa y  su inexplicable desaparición cuando aumentan las temperaturas globales. Queda mucho por aprender de cómo funciona el clima de nuestro planeta.

 

[1] https://judithcurry.com/2017/02/17/nature-unbound-ii-the-dansgaard-oeschger-cycle/

 

[2] https://judithcurry.com/2017/09/15/nature-unbound-v-the-elusive-1500-year-holocene-cycle/

Introducción al Cambio Climático 5: Nuestro clima actual y su futuro a largo plazo.

por Emilio Meneses

En el largo plazo, de aquí a unos 8 mil años más, la humanidad verá la vuelta de los glaciares en el hemisferio norte y el aumento de zonas desérticas. Ello podría traer el colapso de la civilización actual por falta de alimentos y la entrada de glaciares en zonas hoy densamente pobladas. En este post pretendo explicar entender qué empuja este ciclo.

El Holoceno

El Holoceno, que comenzó hace 11.700 años, es un periodo interglaciar más, estos se caracterizan por un clima cálido y húmedo. Por el otro lado los periodos glaciares, que ocupan el 80% del tiempo en los últimos 2,6 millones de años son brutalmente fríos y secos.

Vostok

 

Usted está en la flecha roja: Últimos 420 mil años, la flecha roja marca nuestra posición actual. Se definen como periodos interglaciares con una temperatura -2 C sobre la actual. Datos NASA. Gráfico elaboración propia

 

Comportamiento de los interglaciares

Como mencioné en capítulos anteriores los interglaciares están fuertemente influenciados por la oblicuidad  de la tierra. Llegando al peak de calentamiento global cuando la oblicuidad alcanza los 24,5° y comenzando un nuevo periodo frio cuando la oblicuidad empieza a descender nuevamente.

La influencia de la  oblicuidad en la temperatura mundial se explica directamente en la cantidad de insolación que recibe el hemisferio norte, reduciendo en verano todo el avance invernal de los hielos en el mar del norte. Lo que a su vez genera un feeback positivo que reduce el efecto albedo del hielo ártico, permitiendo atrapar calor solar tanto en el mar como zonas terrestres.

slide10

En la figura los 7 últimos interglaciares con la denominación MIS usada en paleoclima, fuente del gráfico https://judithcurry.com/2016/10/24/nature-unbound-i-the-glacial-cycle/, datos de EPICA Dome C, Jouzel, J., et al. 2007. Astronomical data, Laskar, J., et al. 2004.

 

El óptimo climático

Ahora bien, el holoceno la lleva 11.700 años de existencia, y tuvo ya su pico entre 10 y 5 mil años atrás. Con temperaturas superiores a las actuales, periodo conocido como óptimo climático. Siendo incluso en algunas regiones hasta 5 o 7 grados más cálido que hoy [1]. Teniendo además el nivel del mar entre 6 y 3 metros superiores al nivel actual.

Con reconstrucciones de temperatura superficie marina basadas proxys de “Alkenones” [2] tenemos una buena correlación entre la temperatura y oblicuidad

figure-38

Figura 3: Comparación entre temperatura (negro), oblicuidad (morado), C02 (rojo), CH4 (azul) y modelos climáticos usados por IPCC para predecir clima futuro (verde). Fuente del gr: https://judithcurry.com/2017/04/30/nature-unbound-iii-holocene-climate-variability-part-a/

La figura 3 muestra una serie de cosas interesantes: primero la buena correlación entre disminución de temperatura y la oblicuidad. Otro tema interesante es el aumento sostenido de gases invernaderos y su nulo efecto para el aumento de temperatura en los últimos 5 mil años. Al final del gráfico se ve un disparo tanto de C02 como de temperatura, pero esto lo revisaremos en un próximo post dado que el mismo autor en su paper, Shaun Marcott, indica que sus proxys posteriores a 1890 son poco confiables [3] y hay otros factores en juego que mencionaremos en un próximo post. El gráfico muestra adicionalmente las cinco subdivisiones del Holoceno: Pre-boreal, Boreal, Atlántico, Sub-Boreal y Sub-Atlántico. Cada uno  de ellos con características propias de húmedas y temperatura. Nuestro periodo actual, el sub-atlántico, se caracteriza por ser frio y húmedo.

 

Cuando el desierto era un vergel: El periodo húmedo africano

Que la temperatura durante un interglaciar haya sido relativamente estable eso no significa que el clima mundial haya sido estable o parecido al actual. Hay cuantiosa evidencia que el clima mundial pasado era mucho más húmedo y cálido. Siendo incluso Groenlandia y Siberia varios grados más cálidos que hoy, y el Sahara era una sabana húmeda.  Tal cambio transcurrió entre 6 mil y 4,5 mil años BP.

 

figure-39

Figura 4: Patrón climático en la transición del holoceno medio. El cambio del óptimo climático al periodo neoglacial involucró un completo cambio del clima de la tierra, reduciéndose sustantivamente las zonas de monzón y húmedas. Fuente: : H. Wanner & S. Brönnimann, 2012. PAGES news 20, 44-45.

La evidencia arqueológica es además cuantiosa, en todo el desierto del Sahara, desde Egipto hasta la costa atlántica existió la llama cultura acualítica, que eran sociedades de cazadores-pescadores-recolectores. Dentro del registro fósil de su dieta hay incluso hipopótamos y tortugas [4]

 

Aumento de C02 y cambio de vegetación

Otra característica importante del Holoceno y de los otros interglaciares es el aumento de C02 desde 200 ppm hasta 280 ppm. Esto ha permitido un aumento significativo en la flora global, permitiendo el avance de árboles que reducen su consumo de agua y aumentan su productividad gracias al aumento de C02 [5]. Esto ha permitido la introducción de vegetación a zonas donde les estaba vedado por baja humedad.

 

Divergencias en los proxys

Ahora, no todos los proxys muestran lo mismo respecto a temperatura pasada. Los proxys de hielo Antártico ( EPICA y Vostok) muestran un holoceno más estable.

Vostok 12900 años

Figura 5: Temperatura a base de dO18, ultimos 12.900 años, Datos NASA Vostok core. Gráfico elaboración propia

Esta estabilidad se debe a que la temperatura Antártica posee menos variaciones regionales que otros proxys gracias a su posición geográfica o  corrientes marinas y siendo el hemisferio norte el más afectado por la oblicuidad que el hemisferio sur. En un próximo artículo veremos los Eventos Dansgaard-Oeschger  que poseen una enorme variabilidad de temperatura en el hemisferio norte y parecen ser contra cíclicos en la Antártica.

Otros proxys en el hemisferio norte muestran un descenso de las temperaturas y algunos un ligero repunte desde hace dos mil años. Aquí abajo 4 reconstrucciones de temperatura del mediterráneo en zonas distintas.

 

jalali 2017

Temperatura de superficies de temperaturas marinas (SST) (Jalali et al 2016)

Estos cuatro proxy demuestran lo complejo que puede ser reconstruir el clima pasado, regiones contiguas pueden tener variaciones contra el resto.

Hacia dónde vamos ahora, conclusiones

La pregunta que tenemos frente a nosotros es: ¿cómo será el futuro a mediano y largo plazo?, ¿podemos tener aumentos bruscos de temperatura que se expliquen completamente por variabilidad natural?

En el corto plazo tenemos importantes interrogantes con el clima: Si todo el aumento de temperatura visto desde 1880 es debido al C02 antropogénico ¿cómo se explica que en los últimos cinco mil años la temperatura oceánica haya disminuido 1 °C mientras que el C02 subió más de un 9% (de 260 a 284 ppm)? La única respuesta, incompleta, es que hay factores que influyen más la temperatura que el C02 y aun no los comprendemos bien. Como hint para el próximo capítulo, les dejo un gráfico que podría explicar las variaciones de temperatura actuales.

oblicuidad

Figura 6: Línea negra representa oblicuidad de la tierra, asterisco ángulo de oblicuidad actual. Fuente https://judithcurry.com/2017/05/28/nature-unbound-iii-holocene-climate-variability-part-b/

Como conclusión: sabemos claramente que la oblicuidad tiene un rol  crítico para comenzar el enfriamiento de la tierra e iniciar un nuevo periodo glacial. En la medida que la oblicuidad siga disminuyendo el hemisferio norte recibirá menos insolación permitiendo el aumento del hielo y empujando las temperaturas a la baja mediante efecto albedo. Sin importar los pronósticos de aquí a los próximos 100 años es claro que no importa cuánto C02 emitamos a la atmosfera, en el largo plazo el mundo volverá a ser un lugar gélido y hostil a nuestra civilización.

 

[1] http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0959683617715701?journalCode=hola

[2] Los “Alkenone” se usan como proxy para medir la temperatura de la superficie del mar.  Una buena explicación de ellos aquí: http://www.ldeo.columbia.edu/~peter/Resources/Seminar/readings/Herbert_AlkReview_Treatise’01.pdf

[3] http://content.csbs.utah.edu/~mli/Economics%207004/Marcott_Global%20Temperature%20Reconstructed.pdf

[4] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3021035/

[4] https://www.cambridge.org/core/journals/antiquity/article/the-african-aqualithic/2F75C64073A328785764662D39047C6E

[5] Varios papers: Polley, Johnson & Mayeux 1992; Polley et al. 1993; Sage 1995; Field et al. 1995; Owensby et al. 1999; Smith et al. 2000

Introducción al Cambio Climático 4: Qué diantres es un proxy

por Emilio Meneses

Durante los últimos 3 capítulos he mencionado continuamente reconstrucciones de temperatura paleoclimática obtenidas mediante proxy, ¡y muchos lo han confundido con el sistema para ver porno en el trabajo!  En este post planeo explicar los proxy de la manera más sencilla posible, para que hasta un político pueda entenderlo.

Explicando proxys con ranitas.

Cómo me comí todas las peras y manzanas tendré que usar ranas para explicar este concepto: muchos en el colegio y cuando niños nos contaron el cuento de qué se podía pronosticar la lluvia con una rana en un frasco con una escalera que sobresale del agua, si había chances de lluvia la rana estaría trepada en la escalera. Si asumimos que la rana vive para siempre y el dueño de la rana anota fidedignamente todos los días en que escalón la rana está apoyada tenemos un registro fiable de las precipitaciones.

Esta historia no tiene respaldo científico alguno, claro está. Pero nos ayuda a comprender el concepto de un indicador indirecto.

Un proxy es un indicador indirecto de un fenómeno que no podemos medir directamente dado que, o no estábamos ahí ya que ocurrió hace miles de años atrás, o no teníamos los instrumentos para medirlo, por ejemplo la temperatura o la precipitación en periodos de donde no se tienen registros. Pero tal medidor es alterado directamente por el fenómeno principal.

Para este post me voy a basar principalmente en el libro “The Holocene” de Neil Roberts [1]

Proxys más conocidos

Existen una buena cantidad de proxys, siendo los más conocidos los siguientes: polen, anillos de árboles y delta de Isotopo de Oxigeno 18. (d18O).

Polen

El polen es un medidor sumamente usual y  arroja una buena imagen de la flora de -una región, y su estudio se llama Palinología. Los granos de polen liberados por diversas plantas suelen acumularse principalmente en zonas lacustres y al sedimentar dejan un registro bastante estable. La edad de un registro puede determinarse mediante algún método de datación radiométrica.

Su mayor desventaja es que, al ser transportado por el viento, pueden depositarse granos provenientes de otra región, lo que ensucia el registro. Otra limitación es el bajo registro de plantas que dependen de insectos para polinizarse. También la erosión natural de una zona pantanosa o lacustre puede alterar o ensuciar una muestra.

polen

Ejemplo de problemas en la reconstrucción de flora prehistoria mediante muestras de polen. Fuente „The Holocene“. Neil Roberts

Anillos de Árboles: Dendrocronología

Los arboles dejan un registro del tiempo con sus anillos.  Siendo estos un excelente indicador de precipitaciones anuales y para datar tiempo. Existen muy buenos registros históricos de diversos continentes y al comportarse  de igual se pueden generar registros bien fiables de precipitaciones. Existen sendos estudios que revisan mega sequías [2]

tree_rings.v2

En casos excepcionales se pueden usar los árboles como indicador de temperatura pero solo asumiendo, claro está, precipitaciones constantes.  La mayor ventaja de los anillos de árboles es que estos tienen solo uno por año y además se pueden datar con carbono 14. Gracias a esto se tienen un registro casi completo del holoceno. Este proxy es importante explicarlo dado que en futuros post lo volveremos a mencionar para explicar varias controversias sobre predicciones climáticas.

Delta de isotopo de oxígeno 18.

No voy a entrar en el detalle de explicar que es exactamente un isótopo, pero se puede encontrar una excelente explicación aquí [3]. Este isotopo de oxigeno 18 (d18O), cuándo se mide en correlación con isótopo de oxígeno 16 es un muy buen indicador de la temperatura.   El d18O puede extraerse de varias partes, tales como estalactitas donde es atrapado mientras esta crece, una estalactita muy famosa DH-11 fue la extraída de la cueva de Devils Hole, mencionada en el primer post. Una segunda fuente de d18O son perforaciones de sedimentos marinos o perforación béntica, de donde se extraen conchas  y corales que atrapan el isotopo mientras aún están vivos, esta fuente es una de las más interesantes ya que tenemos más de cinco millones de años de registro de temperatura gracias a esto [4]. La tercera fuente son burbujas de aire atrapadas en el hielo, sendas perforaciones se hicieron en Antártica, EPICA y Vostok y dos en Groenlandia GRIP y GISP2.

Todos los gráficos de temperatura mostrados en mis publicaciones anteriores se basan en el d18O extraídos de EPICA.

liesieki

Medición de d18O de perforaciones bénticas, Lisieki & Raymo 2005.

Lo fantástico de estás 3 fuentes de 18O totalmente distintas y de origen geográfico disímil es que todas arrojan las mismas tendencias de aumento y disminución de temperatura mundial. Las perforaciones Antárticas, DH-11 y las perforaciones bénticas son sumamente similares. Sólo las perforaciones de Groenlandia tienen mayores diferencias regionales, que veremos en un próximo post.

Determinando la edad exacta de un proxy

Una muy buena pregunta es cómo se sabe que cierto proxy tiene la edad que afirmamos que tiene. El  método que quizás todos conocen es el carbono 14, pero tiene la limitante de la baja vida media de este isotopo, apenas 5.730 años. No siendo muy útil para datar objetos anteriores a nuestro actual periodo interglaciar.

Otros métodos  son el Potasio 40 y  el “Espectometro Acelarador de Masas” o AMS en inglés, el cual es bastante preciso y no destruye las muestras a analizar. También existen el Uranio-Torio y Luminiscencia. En resumen, métodos para datar sobran.

Gracias a estos métodos se pudo determinar la edad de las muestras de DH-11, las perforaciones bénticas y luego calibrar la edad real con las muestras de hielo en Antártica. En Groenlandia no fue necesario ya que las capas de hielo mostraban los ciclos anuales con suficiente fiabilidad para determinar su antigüedad.

Conclusión

Existen buenos métodos para inferir la temperatura (18O), flora (polen) y precipitaciones (anillos de árboles) del clima pasado. Su metodología no es magia negra ni tampoco ingeniería de la NASA. Gracias a ella, unido a la arqueología, arqueobotanica y paleontología tenemos una imagen relativamente buena de cómo fue el medioambiente pasado, que es la clave para predecir el clima futuro.

[1]https://www.amazon.com/Holocene-Environmental-History-Neil-Roberts/dp/1405155213#

[2] http://iedro.org/articles/tree-rings/

[3] https://www.seas.harvard.edu/climate/eli/research/equable/isotope.html

[4] http://www.lorraine-lisiecki.com/LisieckiRaymo2005.pdf

Introducción al Cambio Climático 3: Qué gatilla los periodos interglaciares

por Emilio Meneses

En el capítulo anterior explicamos los principales puntos de la teoría de Milanković, la cuál es la más aceptada para explicar el ciclo glaciar-interglaciar. Adicionalmente evidenciamos sus problemas al ver que la Insolación no se corresponde directamente con los periodos interglaciares, dejando en evidencia que el ciclo más importante de los últimos 2,6 millones de años no es completamente comprendido.

Este punto es absolutamente crítico. Si no somos capaces todavía de comprender y menos predecir las variaciones climáticas del pasado, ¿cómo podemos entonces afirmar que somos capaces de predecir el clima futuro? Es importante traer al debate tales incógnitas a la hora de hacer predicciones del clima futuro e informar al público qué es lo que no se sabe y cuánto es aún incierto.

Por esto mismo debemos ver qué podemos inferir con el conocimiento existente y elucubrar sobre  factores qué no conocemos que quizás están jugando un rol crítico.

Qué NO produce un periodo interglaciar.

Cómo vimos en el post anterior los ciclos glaciar-interglaciar comienzan bruscamente con aumento de temperatura globales que  pueden superar 13 grados promedio a nivel mundial.

Ahora bien, no todos los aumentos de temperatura se traducen en un periodo cálido, existiendo pequeños y bruscos aumentos de temperatura que parecen interrumpirse y otros de tamaño intermedio. Para facilitar la interpretación hice el siguiente gráfico mostrándolos. Siendo los periodos “E” ciclos exitosos, “M” intermedios y “F” fallidos  La denominación usada es de elaboración propia y no está basada en la literatura científica. [1] En la práctica los periodos “F” son en pleno periodo glacial, pero al presentarse variaciones de temperatura es interesante saber porqué no se logra romper el ciclo frío en tal momento.

E-M-F Periodos

Fuente de Temperatura EPICA Core C, NASA.

 Si hacemos un corte en el tiempo cuando parte un periodo interglaciar y considerando el comienzo de aumento de temperatura como el momento  a revisar los datos tenemos lo siguiente:

Resultados

Valores de Temperatura (Celsius), C02 (ppm) , Insolación( W/m2,) Polvo (ppm), Excentricidad, Oblicuidad (Radianes) y Precesión. En ROJO valores en decrecimiento, en AZUL valores en aumento. Fuente: Temp y C02, NAS; Polvo, Lambert 2008; Valores solares: http://vo.imcce.fr/. Gráfico elaboración propia

Periodos Fallidos F

Los cinco periodos F tienen presentan todos Excentricidad en disminución y Oblicuidad en aumento, pero los valores de ambas cifras no tienen correlación alguna. Esto es de por si interesante ya que ningún periodo cálido salvo uno presenta esta característica. Adicionalmente varios de estos periodos presentaban enormes concentraciones de polvo en la Antártica, lo que indica que el polvo de por sí no es capaz de gatillar un interglaciar.

Periodos Medios M

Los periodos M, aunque solo 2, son relevantes dado que presentan ambos Excentricidad muy baja y al alza, una oblicuidad muy alta y a la baja con similar insolación. Esta combinación no se presenta en los ciclos exitosos. La única variación que presentan es en el polvo, uno con 899 y el otro con 362, en ambos casos alto. Esto arroja otro indicio que el polvo no es condición suficiente para comenzar un interglaciar.

¿Y el C02 y la Precesión?, ¡están muy bien, gracias por preguntar!

Uno de los factores que más llama la atención es el valor promedio del C02 en el inicio de todos los periodos interglaciares. Para los periodos F: 198 ppm, periodos M: 189 ppm, y periodos E: 203 ppm. Pareciendo no tener ningún impacto o correlación con el resultado. La Precesión no se queda atrás, teniendo valores sumamente dispares para todas las agrupaciones de periodos excepto los M.

Que SÍ parece producir un interglaciar

Periodos Exitosos E

Los periodos interestadiales [2] que superan los -2 grados C° y se transforman en interglaciares son 11. Estos son bastante interesantes porque carecen a simple vista de un patrón en común. Algunos periodos parten con Excentricidad al máximo, otros en mínimo. El 6E, parece partir netamente empujado por el polvo al tener la excentricidad tan baja. En resumen, nada parece cuadrar a simple vista. Dada esta situación es útil volver a la literatura al respecto. Ahora, si se considera como punto de medida el peak de temperatura se observa una mejor alineación con la oblicuidad, esto hace sospechar una posible correlación y es corroborada por la literatura

La revancha de la oblicuidad

Varios papers del último tiempo apuntan a una correlación más fuerte de lo pensado hasta ahora entre la oblicuidad y temperatura. En varios análisis publicados en el blog de la prestigiosa científica Judith Curry se presenta un detallado estudio de los 7 interglaciares más grandes de los últimos 800 mil años  y su correlación con el máximo de oblicuidad.  Alineando los siete interglaciares, los peaks de temperatura parecen estar sincronizados con en valor máximo de la oblicuidad de la tierra (24.5°)

Anomalía

En la figura se ven los 7 interglaciares con la denominación MIS usada en paleoclima, fuente del gráfico https://judithcurry.com/2016/10/24/nature-unbound-i-the-glacial-cycle/, datos de EPICA Dome C, Jouzel, J., et al. 2007. Astronomical data, Laskar, J., et al. 2004.

Haciendo la misma correlación contra Insolación se muestra claramente que no está sincronizada con periodos interglaciares.

Insolación

Fuente: Ídem anterior

Análisis estocástico y oblicuidad

Revisando otras fuentes, en su paper del 2005 Peter Huybers y Carl Wunsch realizaron un análisis con modelos estocásticos [3] donde lograron determinar que los ciclos interglaciares no eran definidos por la excentricidad o la precesión, pero no pudieron rechazar la hipótesis que la oblicuidad gatilla un interglaciar. En su modelo lograron reproducir los últimos 6 interglaciares donde estos se gatillan tras saltarse uno o dos máximos de oblicuidad.

estocastico

Fuente del gráfico https://dash.harvard.edu/bitstream/handle/1/3382978/Huybers_ObliquityPacingTerminations.pdf?sequence=1  .Huybers & Wunsch, “Obliquity pacing of the late Pleistocene glacial terminations” 2005

Este ultimo gráfico alimenta la idea que una muy baja  temperatura mundial tiene un efecto gatillo en prescencia de un peak de oblicuidad. Pero eso es por el momento bastante especulativo.

Otros fenómenos poco estudiados

Ahora, si bien parece existir una correlación entre oblicuidad e inicio de periodos interglaciares, toda la data apunta a que no tenemos todas las piezas del puzle para resolver el misterio. Varios apuntan a inercia térmica de los océanos o a cambios de las corrientes marinas para explicarlos, pero hasta el momento no ha habido ninguna teoría o prueba que pueda explicar la totalidad de los fenómenos. Hoy se ha tratado de explicar el bajo aumento de temperatura pronosticado en para los últimos 20 años por modelos de circulación general por el efecto de los océanos. [4].

Otros fenómenos poco estudiados son los ciclos de variación solar. Se conocen varios ciclos solares, cómo el ciclo Bray de 2.400 años [5] y otros como fenómenos como los mínimos de Maunder [6], pero se tiene poca o nula evidencia de ciclos más largos que puedan ayudar a explicar el comienzo de un interglaciar. El calor atmosférico terrestre depende completamente de la energía que recibe del sol. Mi apuesta personal es que debe existir un ciclo solar que aún desconocemos.

Conclusión

Si bien la evidencia apunta a la oblicuidad para explicar el comienzo de los periodos interglaciares, la ciencia del clima y cambio climático no está todavía completamente descifrada, y demasiadas incógnitas siguen abiertas. Esto es de por si preocupante, ¿cómo pueden entonces científicos afirmar con tanta seguridad qué el aumento de temperatura actual es completamente antropogénico?, ¿cómo pueden afirmar que este periodo cálido es único o seguirá aumentando indefinidamente? Con tales incógnitas sin despejar simplemente parecen chamanes jugando con correlaciones espurias de temperatura y gases de los últimos 150 años, y realizando declaraciones grandilocuentes de fenómenos que no comprenden realmente.

[1] Los peaks interestadiales (Interstadial) tienen usualmente denominación MIS(Marine  Isotope Stage)  y no corresponden siempre a un periodo interglaciar, sino también a un evento D-O, que veremos en un próximo post. Estos además se cuentan de presente a pasado, al revés como estoy haciendo ahora. Así, el Holoceno se suele denominar MIS 1, y el Eemiano MIS 5

[2] En la literatura del Cuaternario se definen los estadiales e Interestadiales como las fases frías y calidas por las que atraviesa la tierra. No todos los interestadiales se consideran un periodo interglacial al poder ser más breves y de poco aumento de temperatura.

[3] modelos estocásticos son modelos donde hay aletoriedad en los resultados, son sumamente útiles para simular fenómenos reales con incerteza.  Para más detalles aquí un curso introductorio https://www.kent.ac.uk/smsas/personal/lb209/files/notes1.pdf

[4] https://www.scientificamerican.com/article/how-much-heat-does-the-ocean-trap-robots-find-out/

[5] https://judithcurry.com/2017/07/11/nature-unbound-iv-the-2400-year-bray-cycle-part-a/

[6] http://www.historicalclimatology.com/blog/what-was-the-maunder-minimum-new-perspectives-on-an-old-question 

*Fuente imagen portada: TED.com