Ciencia y Clima

Introducción al Cambio Climático 12 y final: La ignorancia y los expertos

Por Emilio Meneses

La paradoja de los expertos

Me contaba mi padre que mi bisabuela, quien era fanática de la palta, debía comerla a escondidas ya que los doctores en aquel entonces insistían que la palta era mala para la salud por sus altos contenidos de aceite. Décadas después se insiste en comer palta por lo saludable. Cuando era niño y en el colegio nos mostraban la famosa tabla de alimentos se afirmaba que comer más de dos huevos a la semana era dañino. Hoy comerlos es de lo más saludable. Hasta hace un año comer grasas era pecado, hoy se está redescubriendo que la grasa puede incluso ayudar a bajar de peso; ahora son los azucares y los carbohidratos refinados los responsables del aumento de obesidad a nivel mundial.

En otra área científica, durante los años 2000 y 2001 hubo incluso en Chile un fuerte movimiento contra los alimentos genéticamente modificados (AGM), recuerdo haber tenido discusiones con una ingeniera agrónoma que insistía en las alergias que su consumo podían generar en la población. Hoy en día los AGM son casi totalmente aceptados en Chile. Pero lo divertido es que en Alemania, donde vivo, la campaña anti AGM tiene mucha tracción, existiendo una enorme paranoia en la población y los expertos.

¿Por qué sucede esto?, ¿a qué se debe que no solo la opinión pública, sino además la comunidad científica parecen sostener opiniones tan contradictorias a lo largo del tiempo?, la respuesta es sencilla: los científicos son también seres humanos irracionales y actúan de manera no científica la mayor parte del tiempo. Confían a ciegas en reportes de otros colegas sin verificar sus aseveraciones (toma mucho esfuerzo verificarlas), viven pensando en su reputación frente a sus pares y temen publicar algo que encontraron si va contra el consenso del momento y sus estudios muchas veces tienen que alinearse con la opinión o foco del operador político que asigna fondos de investigación.

Para empeorar las cosas, pueden creer y repetir aseveraciones de áreas fuera de su campo de experiencia sin dudarlas por ningún momento, he visto incluso médicos de la Universidad Católica de Chile repetir la locura que Parmalat reciclaba su lecha hasta cinco veces para el consumo humano [1] .  ¿cómo dudar de la opinión de un médico de la mejor universidad de Chile aunque no tenga idea de manejo de alimentos o jamás verifique una fuente de información?

Si extrapolamos esto al campo climático vemos los mismo problemas, pero se añade la incertezas de un campo de investigación con aun grandes incógnitas. La mayor de estas incógnitas es la famosa teoría de gas invernadero: nunca ha sido demostrada o replicada en laboratorio.

Estas opiniones cambiantes en manos de expertos deberían ayudarnos a tener un saludable escepticismo frente a cualquier declaración, sobre todo si sus nuevas afirmaciones son evidentemente contradictorias con lo declarado en el pasado o si atentan contra el sentido común.

 

Obsolescencia del conocimiento

Hay que ser justos, existe también otro fenómeno que nos obliga también a dudar de todas nuestras certezas: la obsolescencia del conocimiento. Este término describe el fenómeno que todo lo que hemos aprendido a lo largo de nuestras vidas puede mañana dejar de ser correcto a luz de nuevos descubrimientos o investigaciones.

Pero es no implica que lo aprendido anteriormente haya sido inválido. Tal como indica el psicólogo clínico Dr. Jordan B. Peterson: más que un fin, el conocimiento es una herramienta para desenvolvernos en el mundo; sí tal conocimiento erróneo nos permitió ver avances y progresar cumplió su objetivo. Un hacha de cobre también corta madera, aunque una de acero lo haga mejor. Los expertos no son ni semi-dioses ni farsantes, sólo hacen su trabajo de la mejor manera posible con las herramientas que tienen a la mano. Lo importante es poder distinguir cuándo hablan basados en evidencia sólida versus cuando reinterpretan correlaciones espurias [2] a su antojo, como probablemente está sucediendo entre el aumento de temperatura global desde 1850 y el aumento de CO2.

 

El lenguaje usado cómo señal de alerta

Otro tema que me llamó profundamente la atención es el lenguaje apocalíptico para transmitir el mensaje sobre calentamiento global, frases como “estamos a unos años de destruir el planeta y la humanidad” [3] recuerdan demasiado a locos religiosos que circulan por la calle.  El año 2009 Al Gore predijo que el Ártico desaparecería el 2013 [4], tal masa de hielo no solo sigue ahí sino aumentó de tamaño el 2013 con respecto al 2009.

Otros personajes de dudosa integridad científica, como John Cook y Michael Mann, no paran de motejar como “deniers” y ser “financiados por las petroleras” a cualquier científico que ose decir que sus teorías son erróneas.  Tal lenguaje es propio de inquisidores y cazadores de brujas, levantando serias dudas de la narrativa presentada.

El daño a la reputación de la comunidad científica que hacen este tipo de declaraciones es más grave que muchos imaginan, si tales predicciones no se cumplen (y no se han cumplido) la opinión pública considerara que posturas anti-científicas tienen tanta validez como las científicas.

 

Combatiendo la ignorancia

La ignorancia  es uno de los mayores problemas tanto en el público cómo en los mismos periodistas, no solamente en el área climática; permea todos los campos: ignorancia sobre historia, cómo funcionan los utensilios cotidianos, nociones básicas de ingeniería y estructuras.

Recuerdo una socióloga con doctorado publicando en Facebook indignada que las empresas telefónicas sabían en todo momento la ubicación exacta de tu celular, jamás se preguntó cómo era entonces que ella misma podía recibir una llamada. Otro caso de universitarios en mi casa y sentado en mi sillón defendiendo con desplante la idea que la NASA jamás llegó a la Luna y todo fue un montaje, y peores: que el 11 de septiembre del 2001 fue un trabajo interno del gobierno norteamericano.  Tal nivel de seguridad en esas declaraciones sólo es posible gracias a un inmensa ignorancia del tema hablado.

Cuándo indicamos que la teoría del calentamiento global antropogénico es errona, no estamos citando a tipos locos en YouTube o grupos extraños en Facebook como quienes indican que la tierra es plana. Estamos basándonos en estudios y papers de científicos que trabajan con la NASA como Roy Spencer, del MIT como Richard Lindzen o Judith Curry, quien tienen un excelente blog donde discute temas climáticos y los últimos avances en el área [5]. El no saber de las investigaciones de tales científicos es apelar a la propia ignorancia. Y la ignorancia es caldo de cultivo para teorías conspiratorias y charlatanes, tales como Michael Mann y John Cook.

Sólo hay una manera para poder distinguir entre un charlatán (John Cook), un experto que habla charlatanerías (Michael Mann) y un experto  que dice cosas coherentes(Judith Curry):  tener al menos los conocimientos básicos del tema e idealmente algo de nociones de cómo ha evolucionado el conocimiento de tal área.

La disposición a querer entender como funciona el mundo es crítica cuando vemos que las declaraciones de expertos son contradictorias e inconsistentes y el lenguaje esta envenenado con apelativos religiosos como “negadores” y predicciones apocalípticas que no se han cumplido.

Mientras no nos informemos de cómo funciona el mundo que nos rodea seguirán vendiéndose “pulseras de los siete poderes” o su versión moderna, el “power balance” [6]. Y en el área climática estamos comprando el último modelo de tal fraude.

[1] https://www.tetrapak.com/pe/about/newsarchive/conozca-la-verdad-sobre-los-nmeros-en-la-base-del-envase-de-leche-larga-vida

[1] http://www.gominolasdepetroleo.com/2012/04/el-mito-del-tetra-brik-y-la.html

[2] https://rodas5.us.es/items/ea5754ec-0941-2a2a-32e1-b34998971302/1/viewcontent?_sl.t=true

[3] http://www.independent.co.uk/environment/world-climate-change-save-humanity-experts-global-warming-rising-sea-levels-food-a7813251.html

[4] https://www.youtube.com/watch?v=MsioIw4bvzI

[5] https://judithcurry.com

[6] http://www.letramedia.cl/?p=1291

Introducción al Cambio Climático 11: Problemas con la teoría del efecto invernadero

Por Emilio Meneses

Ya hemos pasado por todas los tópicos importantes en el debate actual climático, incluyendo todo el paleo-clima conocido tanto de fuentes arqueológicas, históricas y reconstrucciones mediante proxys; el enardecido debate actual y el Groupthinking que tiene atrapados a muchos científicos climáticos de renombre. Pero queda un tema pendiente: la teoría misma de gas invernadero.

 

Obteniendo conclusiones bajo hipótesis dudosas

Para la ley de gravedad se han construido aparatos que midieron la atracción entre dos masas [1][2], para la ley de relatividad se han enviado aviones a circunnavegar la tierra con relojes atómicos [3], pero para la teoría del efecto invernadero no hay nada por el estilo.  Incluso para la teoría de la evolución, si bien no la hemos probado creando otra especie distinta en laboratorio, gracias a la genética tenemos suficiente evidencia para considerarla correcta.

Los científicos climáticos tiene un problema: la teoría del gas invernadero se basa en teorías de otra área: Espectrometría y Vibración molecular [4], que es fuera de su área de competencia. Para peor la piedra funcional sobre la que se construye la teoría de gas invernadero nunca ha sido demostrada o replicada en laboratorio. Pueden intentar buscar papers que demuestren esta teoría, sólo llegarán a videos en Youtube de gente calentando una botella llena de CO2 o papers que indican que la teoría es errónea como la siguiente.

 

Una teoría del S. XIX aún en boga

La teoría del efecto invernadero tiene otro detalle que obliga a comprobar más que nunca su hipótesis, sigue siendo una teoría no corroborada del S. XIX, es incluso anterior a la teoría de la evolución de Darwin . En 1820 Joseph Fourier propuso que los gases pueden atrapar calor, idea que se seguida por John Tyndall en 1861 en sus estudios. Posteriormente en 1896, al descubrirse evidencia geológica de épocas glaciares, el científico sueco Svante Arrhenius propuso que las variaciones de CO2 generaban y acababan los periodos glaciares. Esto último fue desechado al ganar más aceptación la Teoría de Milankovic para explicar los periodos glaciares. Las teorías de gas invernadero fueron dejadas de lado durante las primeras décadas del siglo XX, para luego ganar tracción nuevamente a partir de los años 50 cuando se empezó a medir de mejor manera el CO2 atmosférico y se detectó su tendencia al alza que dura hasta ahora [5].

 

Explicando el gas invernadero con peras y manzanas

Según los científicos climáticos el planeta sería un lugar inhabitable sin los gases con efecto invernadero ya que logran atrapara el calor, siendo de día un horno y de noche un congelador.

En pocas palabras la teoría de Gas Invernadero funciona así: la luz solar atraviesa la atmósfera, al llegar la luz a la superficie esta es absorbida por elementos sólidos no reflectantes (tierra, mar) que a su vez la liberan como calor (radiación infrarroja), que es absorbida por el CO2 y otros gases invernaderos.

Figura 1: Diagrama animado de la teoría de gas invernadero con C02, Fuente: scied.ucar.du

Gracias a la forma de la molécula de CO2 esta “vibra” debido a la radiación que atrapa en forma de un fotón, y vuelve a liberarla posteriormente como otro fotón [6]. Esto en el papel se ve bien, pero tiene un problema derivado, la misma ley de espectometría sobre vibración molecular indica que sólo ciertos gases pueden atrapar radiación infrarroja ( CO2, CH4, N2O, H20 y O3), mientras que el resto de los gases de la atmósfera no (N2, O2 y Ar) [7]. Aquí es donde la realidad empieza a mostrar quiebres con la teoría.

 

Atrapando calor con gases no infrarrojos

El uso más práctico para tener intuiciones de esta teoría es en el uso de ventanas de termopanel, ya que estas usan un gas entre dos piezas de vidrio para reducir la pérdida calórica. Lo interesante de esta técnica es que el gas más usado es uno de los que la teoría dice que no puede atrapar radiación infrarroja: el Argón.

Eficiencia Argon - Aire

Figura 2: Comparación de eficiencia entre Argón, Kriptón a Atmosfera normal como gas aislante. Eje Vertical: Factor de temperatura perdida en ventana; Eje Horizontal: espacio de gas entre vidrios. Fuente: http://glassed.vitroglazings.com/glasstopics/gas_insulating_glass.aspx imagen en minuto 3 :17 del video.

El campo de la aislación térmica para vidrios lleva varios años de experiencia y mucho análisis práctico. Y usan usualmente Argón o Aire corriente para sus productos.  Sus conclusiones más importantes para nuestro objetivo son las siguientes:

  1. Argón es un gas neutro y es el 0,97% de la atmósfera.
  2. Argón es un 16% más eficiente que el aire normal para atrapar calor
  3. No se atrapa más calor si se agrega más gas a un termopanel, hay un óptimo de distancia entre los vidrios
  4. CO2 es marginalmente más eficiente que el Argón
  5. CO2 ya no se usa hace décadas porque reacciona con la humedad

 

Cómo mencionado en el punto 4, el CO2, que es supuestamente superior al Argón bajo la teoría de Gases Invernaderos para atrapar calor, no hace un trabajo especialmente mejor. Adicionalmente el CO2 es aún más ineficiente que el Argón si se aumenta la distancia entre los paneles de vidrio.

C02-Argon 2

Figura 2: Radiación emitida por paneles con distintos grosores y gases, el CO2 ( rojo) pasa a ser más ineficiente que el Argón (verde) con paneles sobre 0,7 pulgadas de espacio para gas. Fuente: http://web.ornl.gov/sci/buildings/conf-archive/1982%20B2%20papers/036.pdf página 653

 

La experiencia práctica recabada durante décadas por empresas que usan gas como aislante nos plantean una serie de interrogantes sobre la teoría de gases invernaderos: ¿por qué el CO2 es apenas marginalmente superior al Argón en atrapar calor si este último no es capaz de atrapar radiación infrarroja?, ¿por qué el aumentar la cantidad de un gas en un espacio cerrado no ayuda en atrapar más calor como la teoría dice?, ¿es la capacidad de retener calor de un gas invernadero una función linear o logarítmica?, y para rematar una pregunta final: ¿qué tanto más eficiente sería una ventana al usar aire normal si se aumenta el CO2 de 0,035% a 0,04% tal como sucede en el planeta hoy? Esto es completamente crítico, mientras no sean respondidas las preguntas mencionadas simplemente podemos estar tirando gigantescas sumas de dinero a la basura mientras que científicos climáticos están persiguiendo correlaciones espurias entre el CO2 y temperatura.

 

Teoría alternativa: Procesos Adiabáticos para explicar la temperatura de la atmósfera

Ned Nikolov y Karl Zeller publicaron un paper en 2017 titulado “New Insights on the physical Nature of the Atmospheric Greenhouse Effect…” [8] donde proponen un modelo universal para medir la temperatura promedio de cualquier cuerpo celeste en la galaxia basado simplemente en energía recibida y presión atmosférica. Su teoría se basa en los procesos adiabáticos de la ley de termodinámica [9]. El teorema adiabático explica por qué un gas al expandirse se enfría y se calienta al contraerse. Bajo este mismo principio se explica cómo funcionan los refrigeradores y los motores. De hecho usamos ya está teoría para explicar porqué a mayor altura disminuye la temperatura atmosférica.

Nikolov_New_Insights

Figura 3: Regresión lineal entre Temperaturas calculada en superficie y Presión Atmosférica de varios cuerpos celestes del sistema solar, la regresión acertó con las temperatura promedio conocidas hasta hoy. Fuente: Nikolov, Zeller 2017

La ventaja de la teoría presentada por Nikolov y Zeller es que es válida para cualquier planeta en el universo, independiente de la composición de la atmósfera ya que se basa en la Ley de Gases Ideales [10]. Esta teoría presentada será validada cuando NASA actualice la temperatura promedio del planeta Mercurio, data que fue recabada por la sonda Messenger [11]. Recomiendo a mis lectores encarecidamente leer el paper de Nikolov, es sumamente bueno y, si su teoría es validada por los datos de NASA, estimo que serán candidatos al Nobel de Física.

 

¿Es la teoría de gas invernaderos falsa? 

Respuesta corta: probablemente no, esta teoría permite explicar porque en noches nubladas disminuye menos la temperatura que en una noche despejada. El vapor de agua es uno de los gases que mejor atrapa calor bajo esta teoría y es sumamente abundante. Lo más probable es que haya más factores involucrados y efectos en juego para la captura de radiación infrarroja por parte de los gases, yo personalmente tengo la sospecha que la teoría del gas invernadero es correcta pero tales gases probablemente tienen una capacidad de retener calor muy inferior a lo que se afirma hoy en día, y con una función logarítmica (sobre cierto porcentaje, a más gas no hay efecto detectable).

 

Conclusiones 

La última palabra en ciencias climáticas aún no está dicha, quedando aun muchísimas incógnitas por aclararse. Más aún es evidente la falta comprensión que tienen los científicos climáticos de las teorías que usan, fuera de su área de especialidad, para basar sus afirmaciones.

 Science is never settled.

[1] https://study.com/academy/lesson/cavendishs-gravity-experiment-the-value-of-g.html

[2] https://www.learner.org/courses/physics/unit/text.html?unit=3&secNum=5

[3] http://hyperphysics.phy-astr.gsu.edu/hbase/Relativ/airtim.html

[3] https://www.youtube.com/watch?v=gdRmCqylsME

[4] https://en.wikipedia.org/wiki/Molecular_vibration

[4] https://en.wikipedia.org/wiki/Infrared_spectroscopy

[5] https://history.aip.org/climate/co2.htm#N_1_

[6] https://scied.ucar.edu/carbon-dioxide-absorbs-and-re-emits-infrared-radiation

[7] https://www.acs.org/content/acs/en/climatescience/greenhousegases/properties.html

[8] Nikolov New-Insights-on-the-Physical-Nature-of-the-Atmospheric-an-Empirical-Planetary-Temperature-Model

[9] https://es.wikipedia.org/wiki/Proceso_adiabático

[10] https://www.khanacademy.org/science/physics/thermodynamics/temp-kinetic-theory-ideal-gas-law/a/what-is-the-ideal-gas-law

[11] https://solarsystem.nasa.gov/missions/messenger/indepth

Introducción al Cambio Climático 10: Civilizaciones y las variaciones climáticas de los últimos 3 mil años.

Por Emilio Meneses

En los últimos capítulos hemos revisado tanto el conocimiento científico hasta la fecha sobre los periodos glaciales e interglaciares, las herramientas básicas para medir el paleoclima, quienes están a favor o en contra de las teorías de calentamiento antropogénico y cómo se ha gestado parte de la histeria actual.

En este artículo pretendo revisar el cambio climático bajo otro prisma: el registro arqueológico e histórico; cuál ha sido el devenir de la humanidad durante periodos fríos y cálidos pasados. Esto nos permitirá contrastar la constante declaración que el aumento de temperatura será dañino para la civilización actual. Lo que pretendo mostrar con los siguientes ejemplos históricos de los últimos 3 mil años es simple: los periodos cálidos previos han sido beneficiosos para la humanidad, mientras que los fríos han significado hambruna y muerte. Asimismo la velocidad de tales cambios ha sido igual o mayor a la actual.

002-temperature_swings_11000_yrs1

Figura 1: variaciones de temperatura de los últimos 11 krys en el hemisferio norte. Fuente: https://klimakatastrophe.wordpress.com

1177 AC, El año en que la civilización colapsó

Aproximadamente hasta hace 3000 años antes del presente (3 kyrs BP) existía en el hoy llamado medio oriente diversos reinos  de la llamada Edad de Bronce, tales reinos habían alcanzado un nivel de prosperidad y comercio nunca antes visto en la historia de la humanidad, siendo sus representantes más famosos el Imperio Egipcio, los Hititas, la civilización Minoica y Asiria. Todos  colapsaron rápidamente comenzando el año 1177 antes de Cristo.

14_century_BC_Eastern1

Figura 2, reinos de la edad de Bronce en el medio oriente.  Fuente imagen: http://etc.ancient.eu/

El Dr. Eric H. Cline, PhD en clásicos y antropología explica en su libro 1177 BC: The Year Civilization Collapsed como, pese a estar el planeta recién bajando de un máximo de temperatura, la temperatura del mar mediterráneo bajó lo suficiente para causar fuertes sequías en toda la región, esto a su vez derivó en hambrunas, invasiones externas y revoluciones. Cartas encontradas y traducidas de excavaciones arqueológicas del pueblo Ugarit, dan cruda cuenta de la hambruna y desesperación imperante. Salvo el reino de Egipto, todos los otros reinos de la región desaparecieron, pasando siglos hasta que se recuperara el nivel de comercio y avance anterior. Un buen resumen de este colapso se puede ver en la siguiente presentación en Youtube del mismo autor.

Evidencia del declive de las temperaturas marinas en este sector se pueden apreciar en paper de B. Jalali et al.: Holocene climate variability in the North-Western Mediterranean Sea 2016, citado en el capítulo 5 sobre cambio climático, donde se evidencia un descenso de 2 grados de la temperatura de la superficie marina alrededor del año 1200 A.C. ( 3200 BP aprox.)

Roman Warm Period: El apogeo y declive romano

Otro imperio que tuvo un fuerte impulso y luego crisis debido a variaciones de temperatura fue el imperio romano, su periodo de mayor apogeo, entre el 0 y 200 del presente,  fue durante uno de los periodos más cálidos de los últimos 2000 años, llegando incluso a producir vino en Gran Bretaña [1]. Finalmente, cuando el periodo cálido se volvió frio entre el 400 y 500 del presente, se produjo un colapso de sus fuentes de alimentos, provocó quizás las invasiones germanas y, junto la propia inestabilidad política del imperio romano occidental, selló definitivamente su destino en el siglo V. Un interesante análisis se hace en el artículo Climate Change during and after the Roman Empire: Reconstructing the Past from Scientific and Historical Evidence , de McCormick et al, 2012 [2]

Medieval Warm Period: El auge y colapso de la edad media

Una vez caído el imperio romano, Europa occidental cayó en las llamada Edad Oscura ( llamada así por la poca literatura de la época), pero los nuevos reinos de la región mostraron un patrón similar de caída y auge de la población con las bajas y aumento de temperatura. Terminado el Periodo romano cálido, la población europea cayo el año 500 desde un total aproximado de 27 millones hasta los 18 millones el año 650 [3], luego  y junto con un aumento de temperatura mundial entre los años 900 hasta el 1300 llamado Periodo Medieval Cálido la población se dispara hasta los 73 millones. Cuando este periodo cálido se acabó y comenzó la pequeña edad de hielo el año 1300 las cosas toman un mal cariz para la población europea, el año 1317 comienza una hambruna que elimina entre el 10 y 25% de la población [4]. Uno de los principales factores de porqué la peste negra en 1338 fue tan letal fue por el ya débil estado de la población.

Little Ice Age: El fin de los Norse

Con el fin del periodo medieval cálido comenzó la pequeña edad de hielo, que no sólo desato la hambruna en Europa, sino además liquidó otra cultura: la colonia vikinga Norse en Groenlandia. El año 986 Erik el Rojo colonizó la isla con 14 barcos, con el correr de los años se estima la población alcanzó los 5 mil habitantes [5] que vivían de la caza de marfil, ganadería vacuna y comercio con Europa.

viajes norse

Figura 3: Migraciones y colonias vikingas en Groenlandia.  Fuente:  faculty.cua.edu

Pero con el comienzo del nuevo periodo frío las cosas tomaron un mal cariz, la ganadería era cada vez más difícil por la erosión de los suelos y muerte de los pastizales, esto sumado a la peste negra en Europa que redujo el mercado de comercio; y para sellar su suerte la llegada de nuevos invasores a Groenlandia: los Inuit, con quienes tuvieron una relación totalmente hostil. Jared Diamond cuenta en su libro Colapso [6], cómo uno de las colonias vikingas murió completamente de hambre durante un invierno.  Para el siglo XV las colonias Norse desaparecen del registro histórico.  El frío, sumado a otros factores, causó su extinción.

Otras culturas, como la Anasazi en Norteamérica, enfrentó el colapso luego de una gran sequía del año 1250, cuando el periodo medieval cálido tocaba su fin, colapso que fue empeorado por la erosión del suelo y conflictos internos [7]. Los ejemplos de frio y sus sequías vinculadas parecen no solo afectar Eurasia.

¿Por qué ocurren tales variaciones? 

Después del comienzo del holoceno, las temperaturas mundiales alcanzaron su óptimo hace 8 kyrs BP, para luego descender lentamente hasta la temperatura actual. Este descenso ha sido oscilante, con variaciones de aumento y disminución de temperatura que han afectado el desarrollo humano a lo largo de los últimos 10 mil años. Aparentemente ha habido un ciclo de 1500 años durante todo el holoceno a nivel global y con fuerte efecto en el hemisferio norte, pero su origen es incierto posiblemente vinculado a efectos lunares, para mayor detalle a tal teoría pueden leer aquí.

Esta teoría puede explicar completamente las variaciones de temperaturas actuales, sin tener que recurrir a la teoría de efecto invernadero, que no sirve para explicar las variaciones en el registro paleoclimático y nunca ha sido replicada en la práctica.

09_geo_tree_ring_northern_europe_climate.jpg

Figura 4: Reconstrucción de la temperatura promedio europea de los últimos 2 kyrs a base de proxys de anillos de árboles, notar los cambios de hasta un grado °C promedio en menos de 100 años. Notar tendencia a la baja del gráfico. Fuente: http://www.uni-mainz.de/eng/15491.php

Conclusión

La historia de los últimos tres mil años muestran claros ejemplos de fuertes y rápidas variaciones climáticas, donde los periodos fríos están correlacionados con hambrunas y colapsos de civilizaciones, mientras que los periodos cálidos parecen aumentar la población y el bienestar de la humanidad. Cualquier científico, activista climático o político que se atreva a decir que el aumento actual de temperatura es dañino para la humanidad, pero sin mencionar el registro histórico y arqueológico, está mintiéndonos en la cara o es un ignorante. Es el frío lo que nos ha matado.

[1] http://www.decanter.com/wine-news/suspected-roman-vineyard-discovered-in-uk-29169/

[2] https://pdfs.semanticscholar.org/7741/d80a270e3e5869d0d950e2b5f75188283a99.pdf

[3] https://sourcebooks.fordham.edu/halsall/source/pop-in-eur.asp

[4] https://en.wikipedia.org/wiki/Great_Famine_of_1315–17

[5] https://archive.archaeology.org/online/features/greenland/

[6] https://www.amazon.com/Collapse-Societies-Choose-Succeed-Revised/dp/0143117009

[7] http://www.jeffposey.net/2015/09/08/why-did-the-anasazi-collapse/

 

Introducción al Cambio Climático 9: El Hockeystick, Climategate y Groupthinking

por Emilio Meneses

Uno de los casos de estudio más interesantes en la historia del cambio climático, es el  Groupthinking ocurrido dentro de la Universidad de East Anglia y cercanos al científico Michael Mann.  Sus consecuencias se viven hasta hoy.

 

El Hockeystick

Michael-Mann-tree-ring

Foto Michael Mann, Fuente cclseattle.com

En 1999 el investigador Michael Mann et al, publicaron un paper titulado “Northern Hemisphere Termperatures During the Past Milenium” que mostraba un notable  gráfico de temperatura mundial que parecía un palo de hockey, ya que mostraba una temperatura estable durante los últimos 1000 años y un alarmante incremento en el siglo XX. [1] 

El gráfico de tal paper dió la vuelta al mundo, siendo portada de todos los medios debido a lo espectacular y dramático de su resultado, generando enormes campañas de relaciones públicas para concientizar sobre los peligros del calentamiento global antropogénico. Tal gráfico se sigue usando hasta el día de hoy en muchos lugares, incluyendo incluso museos, y finalmente fue incorporado al reporte del IPCC 2003, donde Mann y su equipo trabajaba activamente.

hockeystick desmoblog

Fig 1.Gráfico del Hockeystick , Austria. Fuente desmoblog

 

Pero la historia no terminó ahí, al experto en estadística Steven McIntyre le llamó sumamente la atención el inusual patrón de temperatura mostrado por el gráfico, por lo que descargó  de la universidad la base de datos usada para el paper. La sorpresa al usar la base de datos fue mayúscula. En primer lugar no le fue posible reconstruir la temperatura mostrada con tal información, en segundo lugar la base de datos consistía de dos fuentes: una con temperaturas reconstruidas mediante proxys de anillos de árboles para antes del 1960 y otro para temperaturas medidas por termómetro para medir el siglo XX. Mann et al estaban mezclando peras con manzanas. Luego cayeron en cuenta de otra cosa: si se usaban los anillos para medir temperatura hasta el presente la temperatura no mostraba cambios: El resultado de Mann era fraudulento.

Por supuesto esto no quedó así, el economista Ross Mcritick y  Steven McIntyre publicaron un paper con los resultados encontrados, generando bastante revuelo en la comunidad científica y la opinión pública. Por su puesto Mann no se quedó de brazos cruzados, comenzó a demandar judicialmente a todo aquel que osara decir en público que su gráfico era un fraude. El año 2012 demandó legalmente a la revista National Review y al comentarista Mark Steyn por difamación, habían osado declarar que su gráfico y sus métodos eran un fraude, el juicio aún no se resuelve. [2] 

Posteriormente comenzó toda una campaña de relaciones públicas para defender el gráfico, Mann escribió incluso un libro [3] donde denunciaba todo tipo de acoso y amenazas sufridas por su parte, y que el lobby de las petroleras eran quienes estaban detrás de todos los científicos “anticlima”:

Las controversias que rodean a este científico son paradójicas, ¿cómo es posible que alguien que llegó a tener un puesto de alta influencia dentro del IPCC pueda estar involucrado en semejantes escándalos?, ¿y cómo es posible que pese a tal situación no perdió aparentemente ningún prestigio frente a buena parte de la comunidad climática?

La respuesta a tales incognitas fueron resueltas en otro giro inesperado que además selló la reputación de Michael Mann para la infamia: Climategate.

 

Climategate: una ventana dentro de la comunidad climática

El año 2009 fueron filtrados los correos del  Climate Research Unit (CRU) de la Universidad de East Anglia (UEA). Este departamento estuvo a cargo de preparar los resultados de varios reportes del IPCC, trabajando estrechamente con Michael Mann. Casi un total de 10 años de correos fueron publicados y hasta el día de hoy no se sabe quién los filtró.

Inmediatamente muchas personas empezaron a leer dentro de los miles de correos publicados, y aparecieron varias joyas de cómo era la cultura interna dentro de parte de la comunidad climática en tal instituto.

El total de los correos filtrados se pueden leer aquí ( http://di2.nu/foia/ )Y un buen resumen de los más importantes se puede ver acá.

La mayor parte de los correos son intercambios comunes y corrientes entre colegas, pero varios muestran aspectos sorprendentes de su comportamiento interno y conflictos. Uno de los más interesantes es el reproche público que hace Michael Mann contra otro colega por haber respondido por correo a otro grupo de científicos a los que él tilda de “deniers” [4], hablar con el “bando contrario” es anatema y debe haber escarnio público por tal pecado. En otro correo Mann habla abiertamente para presionar un Journal para remover a un evaluador, Otto Kinne, por aprobar papers de W. Soon, un científico que él considera un “denier” [5], en otro escribe que todos los ataques que reciben son maquinaciones financiadas por “corporaciones” [6], en otro mail responde con evasivas a Keith Biffra quien le indicaba su “preocupación” de eliminar de sus modelos predictivos bases de temperatura que no coincidían con el resultado esperado [7].

Otro grupo de correos refleja intentos de combatir tal postura, especialmente por parte de investigadores fuera del circulo del CRU, interesante es uno de un científico experto en proxys de anillos de árboles ( dendrocronología) Keith Biffra, diciendo que las reconstrucciones de Mann están malas [8], otro correo del año 2000 que muestra críticas con mayor encono es de von Storch quien dice que la reconstrucción climática se está volviendo “ciencia post-normal” e influenciada por “activistas ideologizados” [9], otro científico experto en dendrocronología, en otro correo Rod Savidge reta a otros científicos por reinterpretar antojadizamente los anillos de árboles, recordándoles que existen demasiados factores que influyen en su crecimiento, y que no buscan encontrar la verdad. Una de sus frases para el bronce con que termina su correo es:

 If your referring to the impact of climate change on earth, you’re overlooking
the geological record that clearly indicates climate change has occurred
frequently and is normal to our planet.  You may also want to consider that
trees have been around for several hundred millions years, and that those
of the Carboniferous lived on a globe much warmer than ours” [10] 

 

Hiding the decline

Pero la revelación más cruda fue la resumida por el científico Richard Muller, donde mostraba claramente que Michael Mann y su equipo alteraron los resultados de bases de datos para el IPCC para mostrar calentamiento global donde no había y lograr mayor presión pública.

 

hide the decline explained

Fig 2: Data original vs valores presentados al IPCC por Michael Mann.  

Mann literalmente alteró los reportes para el IPCC sobre dendrocronología para aparentar un mayor calentamiento global, y su grupo de colaboradores no lo denunció cuándo cayeron en cuenta del fraude.

Para más detalles sobre la presentación de Muller exponiendo del fraude de Mann se puede ver un video aquí, y un resumen del caso de Judith Curry aquí .

 

¿Qué sucedió?: Groupthinking y megalomanía

Frente a todos estos correos nos queda la siguiente pregunta: ¿decidieron acaso todos estos investigadores dejar de lado el método científico y mentir para manipular la opinión pública?,¿estamos frente a una conspiración de ecologístas radicalizados?. La respuesta corta es no, pero sí estamos frente a un fenómeno propio de grupos humanos: Groupthinking. 

Groupthinking es un término acuñado por el psicologo Irving Javins [11], que explica que grupos humanos empiezan a tomar malas decisiones por presiones internas, tienden a realizar actos irracionales y dehumanizar otros grupos. Grupos especialmente vulnerables a Groupthinking son aquellos cuyos miembros son muy homogéneos, están aislados de la opinión a externos del grupo y no hay reglas claras para la toma de decisiones.

Los correos revelados por Climategate muestran  varios síntomas de Groupthinking: Racionalización colectiva, creencia en su inherente superioridad moral, visión estereotipada de los disidentes ( los “deniers”), presión directa a cualquier disidencia, a la vista en todos los emails de Michael Mann. A fin de cuentas estos científicos demostraron ser sumamente humanos en su actuar y fueron víctima de sus propias creencias y estructura grupal.

Otro factor importante en juego es la megalomanía, donde Michael Mann es el representante máximo. En todos los correos y libros se puede leer entre líneas que él siente estar librando una batalla personal contra las fuerzas del oscurantismo y da claras cuentas de su propia importancia es esta batalla, en uno de sus correos más impresionantes llega a decir que “la historia nos dará el debido crédito por lo que estamos haciendo aquí”  [12].

Y lo más interesante de todo, Mann et al siguen hasta el día de hoy convencidos que todo lo perpetrado por ellos fue correcto y hecho por una buena causa.

 

Consecuencias del Climategate.

Después de varios años pasados las revelaciones de Climategate, y pese a que el grueso de la prensa intentó minimizar las revelaciones de tales correos, una investigación interna lavó la imagen de los nombres de los científicos involucrados y la policía jamás logró encontrar al culpable, los efectos de tal destape están presentes hasta hoy.

Lo positivo, varios científicos comentan que ha mejorado la transparencia en la investigación climática: las bases de datos y modelos usados para hacer predicciones climáticas son hechas públicos inmediatamente por las universidades [13], de a poco los científicos climáticos están aproximando sus predicciones a lo que indicaban años atrás los mal llamados “deniers” [14].

Lo negativo, el caso de Climategate tuvo un impacto fuerte en la opinión pública norteamericana, dañando severamente la imagen de la comunidad científica climática, y además generando un cisma de opinión frente al tema entre personas de derecha o izquierda, como lo investigó el Pew Research Center [15]. Eso es preocupante, es una muestra de tribalismo que solo parece estar exacerbandose con el tiempo.

Lo que queda pendiente, uno de los temas que aún es grave son las falencias del peer review para investigación, muchos Journals aún se niegan a publicar papers de científicos tildados de “deniers”, sea por miedo a la represalia pública o simplemente aún estar atrapados en el Groupthinking climático. Algunos científicos han tenido que escribir con pseudónimo [16] y otros han recurrido a publicar en los llamados “predatory Journals” para poder publicar sus estudios [17].

Pero lo más importante, los científicos climáticos no son semi-dioses perfectos que manejan conocimientos más allá de la comprensión de los simples mortales, sino personas corrientes que pueden también caer es sesgos, tomar decisiones irracionales y mentir si piensan que lo hacen por una buena causa.

 

[1] http://www.geo.umass.edu/faculty/bradley/mann1999.pdf 

[2] https://www.washingtonpost.com/news/volokh-conspiracy/wp/2016/11/25/whatever-happened-to-michael-manns-defamation-suit-2016-edition/?utm_term=.b84534ae5113 

[3] https://www.amazon.com/Hockey-Stick-Climate-Wars-Dispatches/dp/0231152558/ref=sr_1_6 

[4] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/0112.txt  

[5] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/0255.txt 

[6] http://di2.nu/foia/1254323180.txt 

[7] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/3555.txt 

[8] http://tomnelson.blogspot.de/2011/12/uh-oh-has-real-problem-fear-that-tree.html  

[9] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/5286.txt  

[10] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/1738.txt 

[11] http://www.psysr.org/about/pubs_resources/groupthink%20overview.htm 

[12] http://di2.nu/foia/foia2011/mail/3584.txt 

[13] https://judithcurry.com/2014/12/01/the-legacy-of-climategate-5-years-later/ 

[14] http://www.independent.co.uk/environment/climate-change-global-warming-paris-climate-agreement-nature-geoscience-myles-allen-michael-grubb-a7954496.html 

[14] http://www.drroyspencer.com/2017/09/cracks-in-the-empires-armor-appear/ 

[15] http://www.pewinternet.org/2016/10/04/the-politics-of-climate/ 

[16] https://tallbloke.wordpress.com/2016/09/25/ned-nikolov-in-science-new-messages-mean-more-than-the-messengers-names/ 

[16] https://www.washingtonpost.com/news/morning-mix/wp/2016/09/19/scientists-published-climate-research-under-fake-names-then-they-were-caught/?utm_term=.80e641a3f339 

[17] https://www.nytimes.com/2017/10/30/science/predatory-journals-academics.html 

Introducción al Cambio Climático 8: El origen del 97% de científicos pro Cambio Climático.

por Emilio Meneses

Desde hace varios años venimos escuchando como  que el 97% de los científicos climáticos coincide que el C02 emitido por la industria humana ha sido el factor primordial en el aumento de temperatura terrestre, y muchos luego añaden que tiene consecuencias catastróficas para el clima mundial, esta frase ha sido repetida incluso por el ex presidente norteamericano Barak Obama. Pero a su vez el 97% del público ignora de donde se respalda tal declaración.  Su origen se puede trazar a una sola persona: John Cook y su página web Skeptical Science.

 

CV de John Cook

John-Cook-Denial101-communicating-science

Según su propio CV publicado en la universidad de Queensland, John Cook obtuvo su Bachellor en Física de la Universidad de Queensland, Australia. Posteriormente entre 1994 y 1996 trabajó como diseñador gráfico para la empresa PC Graphic. Luego fundó su propia página web de comics Sevloid Art donde era su administrador e ilustrador, que la trabajaba junto a parientes suyos. La página Selvoid Art sigue activa y se puede ver aquí.  El año 2007 fundó la página Skeptical Science , que trata de calentamiento climático y es bastante visitada, con unas 22 mil visitas diarias.

El 2010 asume como Lector de la Universidad de Western Australia y el 2011 toma el puesto de “Climate Change Communication Fellow” del Global Change Institute de la Universidad de Queensland,  Australia.  El año 2016 obtuvo su PhD en psicología de la Universidad de Western Australia y desde el mismo año se trasladó a EEUU donde se desempeña profesor asistente de “Center of Climate Change Communication” de la Universidad George Mason. [1]

Publicó un libro con Haydn Washington el 2011 titulado: “Climate Change Denial: Heads in the Sand”, y según su CV tiene varios artículos en revistas como: “Geologist and climate Change denial”  [2] publicado en ABC, o “Is there a scientific consensus on man-made climate change?”, 2011 Guardian [2].

 

El 97,1 porciento de papers climáticos

the_consensus_project

Fig 1: fuente http://theconsensusproject.com/index.php

Ahora bien, su obra que lo catapultó a la fama internacional fue el paper del 2013 “Quantifying the consensus on anthropogenic global warming in the scientific literature” [3]  Donde indica que, de una base de datos de papers climáticos el 97%, al menos en su resumen, está de acuerdo con que el hombre tienen un rol crítico en el calentamiento global. Esté paper fue publicado en todos los medios de prensa y ha sido incluso citado por Barak Obama y James Cameron.

El esfuerzo de revisar los resúmenes de tales papers fue llevado a cabo por voluntarios del Blog Skeptical science [4],  aunque solo revisaron el abstract y no vieron los resultados o el contenido del mismo. Es decir, pueden tener papers que están de acuerdo con el consenso pero están estudiando otro tema, o aun mejor podrían estar de acuerdo con el consenso, pero los resultados mostrados van totalmente en contra de este.

Esta última opción no es un chiste, me ha tocado personalmente leer papers que parecen estar de acuerdo con el consenso en el abstract pero llegan a un resultado completamente contradictorio a la teoría de gas invernadero como Jinho Ahn & Edward J. Brook 2007  [5].

El problema de la conclusión de tal paper es la siguiente: si partimos de la lógica que todos los abstract de papers apoyan una idea, por ende la idea debe ser correcta. Esa afirmación tiene tanta validez como decir que la existencia de Dios es aceptada porque los acólitos de una iglesia creen en Dios.

 

Mezclando ciencia con activismo y ataque político

Denial 101x

Ojeando las publicaciones en el blog uno cae en cuenta rápidamente que el grueso de los blogs no trata de ciencia o discusión de papers de manera seria, sino se dedican a repetir de manera sistemática sus mismas propuestas con poco respaldo, buscar presionar a Journals que retiren papers que aparentemente critican el calentamiento global [6] y peor, se dedican a atacar a cientificos y periodistas que dudan del “consenso”, tratándolos de “Deniers”, escribiendo listas negras de ellos y sus papers, buscando desprestigiarlos de todas las formas posibles [7], si bien no intentan hacer doxing como otras páginas web como desmoblog [8], es claro que pretenden silenciar cualquier crítica a las teoría del calentamiento global antropogénico.

Hoy John Cook está también enfocado en la segunda ronda de sus cursos online llamados Denial101x, estoy cursos se pueden ver Youtube [9] y muchos de sus videos están muy lejos de ser información con valor científico….

 

¿Si 97% es falso entonces qué porcentaje es real?, respuesta: 49,3%

Según la encuesta del 2015 de CLIMATE SCIENCE SURVEY del Netherlands Enviromental Assesment Agency, el 49,3% de cientificos vinculados a estudios climáticos está de acuerdo con la afirmación que entre el 75 y 100% del aumento de temperatura del s.XX se explica por gases invernadero, un 16% piensa que entre 51%y 75%, y el resto menos o no sabe.

Climate Surview PBL

Fig 2: Pregunta 1a de CLIMATE SCIENCE SURVEY, fuente: http://www.pbl.nl/sites/default/files/cms/publicaties/pbl-2015-climate-science-survey-questions-and-responses_01731.pdf

Este 49%, si bien es alto, está lejos de ser el 97% indicado por el paper de Cook et al. Recomiendo a los interesados en el tema a leer la encuensta en detalle, son 39 páginas con diversas preguntas relacionadas al cambio climático. También los grados de certeza que otorgan los entrevistados a cada uno de estos porcentajes en la pregunta 1b da luces de la incertidumbre en el tema.

Conclusión

Cómo vemos John Cook no es un científico climático, en el mejor de los casos podemos tratarlo de un exitoso “comunicador” del calentamiento global antropogénico, en el peor de los casos es un desenfrenado activista ambiental.  Probablemente está completamente convencido de lo correcto de su causa, pero sus métodos siembran fuertes dudas de su integridad y nobleza de sus propuestas.  Y la presión mediatica que genera desde sus páginas web ha ayudado a empujar a la opinión pública internacional en una dirección y a silenciar a cualquier científico que se le oponga.

 

[1] https://www.climatechangecommunication.org/portfolio-view/john-cook/

[2] https://thinkprogress.org/geologists-and-climate-change-denial-65a720396107/

[2]  https://www.theguardian.com/environment/2011/apr/07/scientific-consensus-climate-change

[3] http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/8/2/024024;jsessionid=13C38A6C7183BAF0C4E79EB1FAAEA7B1.ip-10-40-1-105

[4] https://skepticalscience.com/97-percent-consensus-cook-et-al-2013.html

[5] http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1029/2007GL029551/abstract

[6] https://skepticalscience.com/f13_elsevier.html

[7] https://skepticalscience.com/peerreviewedskeptics.php

[7] https://skepticalscience.com/nyt-hired-hippie-puncher.html

[8] https://www.desmogblog.com/judith-curry

[9] https://www.youtube.com/watch?v=WAqR9mLJrcE&list=PLOloowdAE1JO_eF6Fzk33b11QsHOhIEwr

[9] https://www.edx.org/course/making-sense-climate-science-denial-uqx-denial101x-5

Introducción al Cambio Climático 7: ¿quiénes son el 3% de los científicos anti clima?

por Emilio Meneses

Como ya tenemos cubierta la mayor parte del conocimiento científico sobre paleo-clima pasaremos ahora a temas más contingentes.

Vivimos bombardeados con el mensaje que el 97% de los científicos climáticos está de acuerdo que el C02 emitido por el hombre está calentando la tierra, pero ¿quiénes son entonces el 3% de científicos en contra?, ¿qué clase de oscuros personajes son ellos,  en qué madrigueras se esconden y por qué están en contra del consenso?

Se les ha arrojado acusaciones y apodos de todo tipo: que son “pagados por las petroleras” y motejados de “Deniers” cuasi negadores de una verdad religiosa, o peor, de negar un holocausto inminente.

Para saber si estos científicos están al mismo nivel de los antivacunas o quienes dicen que la tierra es plana basta echar un vistazo a sus currículos publicados en las universidades  o institutos donde trabajan para poder compararlos objetivamente.

 

Judith Curry

curry

Profesora Curry tienen un Ph.D. de la Universidad de Chicago en  Ciencias Geofísicas, Profesora Emérita en el Georgia Institute of Technology, ha hecho  clases en las universidades de Winsconsin-Madison, Purdie, Penn State, Colorado-Boulder. Ha escrito o co-escrito 187 papers sobre clima y tres libros:  “Thermodynamics of Atmospheres and Oceans“ , „ Encyclopedia of Atmospheric Sciences“ y “Kinetics and Thermodynamics of Clouds and Precipitation” . Adicionalmente ha recibido sendos galardones incluyendo “NASA Group Achievement Award for CAMEX-4” en 2002 y “Fellow, American Association for the Advancement of Science” en 2011. El resto de su currículo se puede ver en el siguiente enlace.

Curry denuncia el actual clima de miedo y matonaje imperante en la comunidad climática, donde cualquier disenso a la “verdad oficial” es castigado con el ostracismo, la negación de fondos de investigación y la cuasi imposibilidad de publicar papers. Su mayor crítica a la posición actual es lo que ella llama el “monstruo de la incerteza”: la enorme cantidad de incógnitas aun existentes y variables que influyen en la medición y predicción climática. [1] 

 

Roy W. Spencer

Spencer

Dr. Spencer , quien tiene un Ph.D en Meteorología de la Universidad de Winsconsin (UW), fue investigador asociado del “Centro de Ciencias espaciales e Ingeniería” de UW ,  trabajó para NASA en su centro de Estudios Atmosféricos entre 1984 y 2001, sigue aun trabajando para la NASA como líder de su equipo de ciencias para Radiómetro de barrido avanzado de microondas que ha sido vital para la medir la temperatura terrestre en el Marshall Space Flight Center de NASA. Hoy sigue siendo Investigador  de la Universidad de Alabama-Huntsville y asesor del Heartland Institute.

Ha escrito o co-escrito 24 papers y artículos, la mayor parte enfocado en la medición de la temperatura terrestre mediante el uso de microondas desde satélites. También ha declarado como experto en  varios subcomités del congreso norteamericano los años 1990, 1997, 2004 y  2007.

También ha escrito 3 libros, algo más polémicos que los de Curry: “Inevitable Disaster”, “An Inconvienient Deception” y “The great global warming blunder”.

Spencer argumenta que, si bien el C02 tiene un efecto invernadero, su influencia es mínima frente a otros factores como las nubes y humedad ambiental. Adicionalmente crítica a los modelos de simulación (GCM) usados para predecir el clima futuro, indicando que sobreestiman la influencia del C02 y por eso han fallado vergonzosamente en predecir el calentamiento predicho desde hoy a la fecha.

Su CV, junto con uno de sus presentaciones en el congreso norteamericano se puede leer aquí: CV Roy Spencer.

Richard S. Lindzen

lindzen-cato_1

Profesor Lindzen estudió física y matemáticas aplicadas en la Universidad de Harvard, obteniendo allí  su doctorado de matemáticas aplicadas titulado: “Radiative and photochemical processes in strato- and mesospheric dynamics” Fue investigador asociado en el departamento de Meteorología de la Universidad de Washington, profesor de meteorología de la Universidad de Chicago, Profesor de dinámica meteorológica y director del depto. de Meteorología Dinámica de U. Harvard, desde 1983 hasta 2013 fue profesor de Meteorología del MIT.

Ha escrito o co-escrito la friolera de 244 papers , su CV con los detalles su carrera se pueden leer aquí. 

Profesor Lindzen fue además autor líder el año 2001 del Reporte del Panel Intergubernamental  de Cambio Climático (IPCC) en el capítulo “Physical Climate Processes and Feedbacks”. Dada su experiencia en el IPCC y comentando sobre reportes de años posteriores indica que las recomendaciones políticas del IPCC ya estaban pre-hechas y eran los análisis científicos los que debían ajustarse a ellos.  Además acusa el uso del congreso norteamericano por parte de activistas políticos para silenciar y amenazar a cualquier científico que no se someta a la “verdad oficial” [2] 

 

 Otros científicos

Además de los 3 mencionados existe una extensa lista de investigadores que están en la misma línea tales como: William Soon, Timm Ball, Craig Idso, S. Fred Singer, Robert M. Carter, David Legates, por mencionar a algunos.

Ahora, si mis queridos lectores quieren leer la opinión contraria; quienes abogan por las nefastas consecuencias del C02 en la atmósfera tenemos a: Thomas Cronin, Michael Mann, Ray Bradley, Malcom Hughes, Phil Johnes, Ken Rice, entre otros. Algunos de estos últimos los mencionaré en un futuro artículo cuando escriba sobre “Climategate”.

 

Que dicen realmente los “deniers” y que tienen en común

Curiosamente este grupo de científicos mal llamados “deniers” tienen 3 tópicos en común con los calentólogos:

  1. La atmósfera ha aumentado de temperatura desde 1880 a la fecha
  2. El C02 tiene capacidad de atrapar calor de emisiones infrarrojas
  3. El C02 ha aumentado desde 280 ppm hasta 380 ppm en pocas décadas y es de origen humano

Pero donde discrepan es la magnitud de la influencia del C02 en este aumento de temperatura.  También discrepan con la visión apocalíptica presentada por muchos si se sigue emitiendo C02. Su postura va desde “El C02 tiene nulo/bajo efecto” hasta el “aún no sabemos con certeza”. Tales posiciones distan en lo absoluto de ser anticientíficas.

Lo que sí tienen en común estos tres científicos presentados es lo siguiente: son profesores eméritos y ya tienen su carrera construida, por lo que no tienen miedo a presentar su opinión científica públicamente, el clima actual de amenaza contra la disensión es un problema grave dentro de la comunidad climática y lo tocaré en un futuro post de “Climategate”.

 

Conclusión

El supuesto 3% de científicos “negadores” son en la realidad investigadores serios y de renombre en su área, lejos de ser charlatanes o de dudosa moral por aceptar dinero de empresas petroleras. Sus conclusiones científicas son serias y deben ser tomadas en cuenta.   Para hacer el contraste aún más claro mí próximo artículo será dedicado al supuesto 97% de científicos pro calentamiento antropogénico, o mejor dicho, de dónde se originó tal cifra.  

 

[1] https://judithcurry.com/2015/04/23/stalking-the-uncertainty-monster/

[2] https://www.wsj.com/articles/richard-s-lindzen-the-political-assault-on-climate-skeptics-1425513033

Introducción al Cambio Climático 6: Los Eventos Daansgard-Oeschger

por Emilio Meneses

Varias veces hemos escuchado en la prensa a expertos climáticos diciendo que estamos frente a un calentamiento global cuya rapidez no tiene precedentes, sería recomendable que especificaran  que se refieren sólo al último tiempo.  Porque si retrocedemos unos cuantos miles de años nos toparemos con uno de los cambios más brutales del registro geológico de los últimos 800 mil años: los eventos Daansgard-Oeschger (DO).

 

Estos eventos, registrados especialmente en Groenlandia, son aumentos de temperatura de hasta 8 grados en apenas 50 años. Aumentos de temperatura que duran en promedio 200 años antes de empezar a volver lentamente a  los valores originales. Estos ciclos se reinician aproximadamente cada 1470 años apareciendo durante la fase más fría de los periodos glaciares para luego aparentemente desaparecer con la llegada de los interglaciares.

Tales eventos son además globales pero asincrónicos, comenzando primero en el hemisferio sur con un desfase de 220 años donde la temperatura aumenta lentamente, por el contrario en el hemisferio norte la temperatura tiene un aumento brusco.

D-O-1

Figura 1: Temperaturas de Hemisferio Norte y Sur, T. Van Ommen 2015, fuente del gráfico: https://judithcurry.com/2017/02/17/nature-unbound-ii-the-dansgaard-oeschger-cycle/

 

Adicionalmente sabemos que tales aumentos de temperatura están efectivamente correlacionados gracias al aumento de Metano CH4 en la Antártica, el cual está correctamente sincronizado con los D-O y el metano  en Groenlandia, mostrando que si bien el fenómeno afecta principalmente el hemisferio norte, tiene causas globales.

El CH4 presenta un aumento de 400 a 500 ppb de manera casi sincronizada con los eventos DO.

metano primero

Figura 2: En azul proxy dO18 para temperatura en Groenlandia, Verde; Metano (CH4) en Antártica, Naranjo, proxy dO18 temperatura en Antártica. Fuente: WAIS Divide Project Members 2015. Nature 520 661–665.

El Evento Heinrich: H Event.

Para volver aún más complejo el panorama se conocen en el mismo periodo eventos de muy baja temperatura llamados Eventos Heinrich, estos eventos se conocen por el inusitado aumento de escombros arrastrados por icebergs en el hemisferio norte. (ice rafted debris IRD) y aparentemente logran interrumpir los eventos D-O en un ciclo.

Metano

Figura 3:  (a) Rojo arriba proxy dO18 para temperatura en Groenlandia, Negro: acumulación de detrito, Barras celestes: Eventos Heinrich;  (b) Línea azul: proxy dO18 temperatura en Antártica; (c) Línea rojo en medio: C02 antártico, (d) Línea Café concentración de CH4 Antártica y Línea Verde CH4 Groenlandia. Fuentes: J. Ahn, and Brook, E.J. 2008. H0 to H2 S.R. Hemming, 2004.

 

Nula correlación con C02

Otro punto interesante de mención en el registro paleoclimático es, a diferencia con el CH4, la nula correlación que tienen los eventos DO con el C02 atmosférico. El C02 sólo parece ser sensible al aumento de temperatura en la antártica y por sí mismo parece no empujar aumento de temperatura alguno.

 

C02-DOv2

Figura 4: De izquierda a derecha: tiempo presente a pasado (a) d18O Groenlandia, números negros son DO eventos. HS  Heinrich estadial ( frio)  (b) CH4 de Groenlandia ( gris), Antártica (rojo)24 and EDML Antártica  (azul)  (c) CO2  Antárctica  (d) Temperatura d18O  Siple Dome (azul)y  EDML (gris)s. Fuente: Jinho Ahn & Edward J. Brook 2014. Notar que gráfico va de derecha a izquierda, a diferencia de figura anterior.

 

 Teorías que explican el fenómeno DO

Hasta el momento no está claro qué gatilla los eventos DO, pero existen varias teorías al respecto: la teoría del “Oscilador Salino”, otra teoría considera la estratificación de las aguas calientes bajo de las frías en el atlántico norte, también existen teorías sobre influencia de ciclos lunares.

Lo único que se tiene claro es la influencia oceánica sobre el fenómeno, que permite explicar el retraso entre el aumento de temperatura del hemisferio norte y el sur. Si alguien está interesados en más detalles de estas teorías pueden ver un artículo más completo aquí [1] y para su posible influencia en ciclos de 1500 años en el holoceno aquí [2].

Conclusión

Los eventos Daansgard-Oeschger son uno de los fenómenos más abruptos en el registro geológico y su origen es aún incierto, el único punto que parece quedar claro es el nulo efecto del C02 en su aparición o viceversa y  su inexplicable desaparición cuando aumentan las temperaturas globales. Queda mucho por aprender de cómo funciona el clima de nuestro planeta.

 

[1] https://judithcurry.com/2017/02/17/nature-unbound-ii-the-dansgaard-oeschger-cycle/

 

[2] https://judithcurry.com/2017/09/15/nature-unbound-v-the-elusive-1500-year-holocene-cycle/