Month: April 2018

La no violencia versus la sociedad armada

 

Por Emilio Meneses

Este post es parte de una serie de artículos sobre armas, los primeros se pueden leer aquí, aquí, aquí y aquí.

Hace pocas semanas, tras otro aniversario de Martin Luther King Jr, vuelve a ponerse en boga el éxito de su método de “No Violencia” para permitir que la minoría negra en EEUU alcanzara la plena ciudadanía, tal propuesta estaba fuertemente inspirada en las enseñanzas de Gandhi, para lograr la independencia de India.  MLK organizaba multitudinarias marchas o sentadas donde los protestantes sin cometer acto de violencia alguno y soportando humillaciones y ataques de los contraprotestantes. Del éxito de sus marchas hoy se extrae la lección que las armas no son necesarias en nuestra sociedad democrática.¿es efectivo que MLK proponía no tener armas?, ¿pensaba que las armas eran malas?

 

Martin Luther King y la “No-Violencia”armada

En 1956, después de un sufrir un atentado en su casa, Martin Luther King Jr solicitó permiso para poseer y portar un arma, la policía discriminatoriamente le negó el permiso. ¿por qué MLK, quien propulsaba la no violencia, querría tener un arma?, para entenderlo basta leer sus escritos, especialmente en el libro “Negroes with Guns” [1]. En tal libro, del cual MLK escribe su prefacio, reflexiona que existen 3 aproximaciones a la violencia:

La primera es la no-violencia cómo método para perseguir fines políticos, esta requiere una gran organización y disciplina, pero permite ganar gran legitimidad frente a la opinión pública. La segunda aproximación es el uso de la violencia sólo en casos de legítima defensa. Tal uso, argumenta, está completamente justificado e incluso contará con apoyo del resto de la ciudadanía y no entra en conflicto con la no-violencia. La tercera aproximación es el uso de la violencia cómo método deliberado para alcanzar fines políticos, tal método siempre termina generando el rechazo de la causa buscada.

La reflexión de Martin Luther King es clara: la lucha política es pacífica, pero la defensa frente a una agresión directa es a mano armada.

Por supuesto que esto tiene trasfondo psicológico, el psicólogo clínico Jordan B Peterson reflexiona que una de las razones para tener armas es porque tenemos el derecho a ser peligrosos [2], y un adversario sólo respeta a quien le puede pegar de vuelta en caso de agresión.  Y qué mayor oponente podríamos tener que un político o grupo mayoritario que pretenda mantener una minoría oprimida, remover parte de nuestros derechos básicos, o perpetuarse en el poder.

¿quiere esto decir que debemos resolver nuestros conflictos políticos amenazando con nuestras armas?: No. ¿pretendo insinuar que tenemos derecho a dispararle o amenazar un político porque toma medidas que sentimos que nos perjudican?: Tampoco.

Nosotros como ciudadanos de una polís tenemos el deber de resolver nuestros conflictos pacíficamente. Las armas son sólo una salvaguarda en caso que alguien quiera usar el matonaje para lograr sus fines políticos o mantener a alguien por la fuerza en situación de desventaja. MLK comprendió esto a la perfección, y ganó.

Para la protección de las minorías, esta propuesta es mucho más potente y efectiva que vivir con políticas públicas que buscan “protegerlas”. Una minoría organizada y con dientes tiene un mejor futuro que una forzada al clientelismo por el estado o un grupo político.

 

El Ku Klux Klan, el NRA y la población negra en EEUU

kukluxklanAsamblea Ku Klux Klan. Fuente: Chicago Tribune

Citando el mismo libro mencionado, en una entrevista con Colion Noir, cuenta el rapero “Killer Mike” comentando sobre las nuevas propuestas de control de armas que:  “durante el tiempo de la segregación en EEUU la población negra no tenía derecho a tener armas, volviéndonos presa fácil de grupos racistas como el Ku Klux Klan, en ese entonces la única organización que nos contrabandeaba armamento y munición era el NRA[3]. Y hace la siguiente reflexión bastante enojado: Hoy muchos piden que la población no tengan armas, pero olvidan que hace pocas décadas nosotros [la población negra] aún vivíamos en Apartheid y la misma policía permitía que nos mataran para luego añadir “Hoy seguimos sufriendo casos de asesinatos en manos de la policía, ¡¿y pretenden que no tengamos armas?!

 

killer Mike“Killer Mike” entrevistado por Colion Noir, Fuente: Youtube

Tanto MLK como “Killer Mike” llegan a la misma conclusión, tener armas dificulta tremendamente convertirte en una victima, especialmente si eres parte de una minoría. Una arma es una garantía que la voz del ciudadano, incluso el más pobre, no será fácilmente callada por la fuerza. No son tampoco históricamente los únicos que llegaron a tal conclusión: En la antigua Grecia, los espartanos, tenían un complejo sistema de gobierno con dos reyes y un parlamento llamado Apella. Ahí iban los ciudadanos a sus asambleas con armadura y armamento completo, y todos tenían derecho a emitir su voto públicamente. Quién intentara callar a otro espartano era un asunto peliagudo.

Otra reflexión interesante es sobre el mismo NRA, usualmente quienes atacan al NRA intentan acusarlo de ser una organización racista y misógena, cuando en la práctica ha sido un grupo que históricamente ha apoyado la defensa personal tanto de negros como mujeres, cómo atestigua Antonia Okafor y otras mujeres en comerciales del NRA.[4][5] En el futuro tendré que escribir más a fondo sobre esta organización.

 

Las fuerzas armadas versus la ciudadanía

No debemos olvidar nunca que en los estados nación modernos, la policía y las fuerzas armadas normalmente terminan apoyando al gobierno de turno si este reduce las libertades políticas: la Alemania de Hitler, la Turquía de Erdogan, la Venezuela de Chávez son ejemplos de primera mano, la excepción sólo ha ocurrido en casos de absoluta incompetencia de este último, como en el gobierno de Salvador Allende en Chile en los 70.  ¿quiere esto decir que una ciudadanía armada puede enfrentarse a un ejército?, la respuesta categórica es no. La ciudadanía carece del poder de fuego, organización, pertrechos y entrenamiento para enfrentarse a un ejército profesional.

Pero es un buffer suficiente para evitar el abuso inicial, normalmente los gobiernos o grupos en el poder que buscan reducir las libertades usan grupos paramilitares o matonescos para amenazar a la población: las SA en la Alemania Nazi, las Camisas Pardas en la Italia Fascista, los piqueteros en la Argentina Kirchnerista, el MIR en el Chile de Allende. Esta lista suma y sigue. En los 50 en EEUU tal grupo para reprimir la población negra era el Kuklux Klan, la policía simplemente les dejaba actuar y al mismo tiempo les negaba la tenencia de armas a los negros.

La razón primigenia para tener armas es para que las minorías o gente fuera del poder tengan una garantía física contra abusos en manos de la mayoría u otro grupo. No importa cuántas veces esté escrito en las leyes o en la constitución la protección de nuestros derechos y nuestra igualdad ante la ley, al final del día son papel mojado si no existe la voluntad de una de las partes en respetar lo acordado. La mayor parte de nosotros estamos viviendo en tiempos de estabilidad y riqueza nunca antes vista en la historia de la humanidad, donde usualmente no tenemos necesidad de tal garantía y esta idea desaparece del debate público. Pero es bueno de vez en cuando recordarlo.

Una sociedad fuertemente armada puede aplicar perfectamente y sin contradicciones la “no violencia” para hacer cualquier cambio político necesario.

 

[1] https://www.amazon.de/Negroes-Guns-Robert-F-Williams/dp/1614274118

[2] https://www.youtube.com/watch?v=uHnhpGNUSmQ&t=161s

[3] https://www.youtube.com/watch?v=4GFRCx5LJHI#t=9m

[4] https://www.youtube.com/watch?v=ovl8qG3ciDs

[5] https://www.youtube.com/watch?v=U-6dWsQMkDE

 

 

 

Los ecos del ataque en Siria

Por Emilio Meneses

Después de las declaraciones del gobierno norteamericano y los twitters del presidente Trump quedó claro que una represalia norteamericana era inminente. El hecho que las fuerzas sirias se hayan refugiado días antes en las bases controladas por las fuerzas rusas y sus misiles antiaéreos indica que se tomaron la amenaza en serio.

Ahora, hay varias diferencias importantes con respecto al ataque norteamericano anterior:

  • Esta vez EEUU consultó primero con sus aliados, con quienes organizaron un ataque en conjunto, lo que muestra una normalización de las relaciones de EEUU con sus aliados.
  • Al no tener evidencia sería del ataque o su autoría, la coalición decidió atacar objetivos que no tenían valor militar directo, pero involucrados en ataques con armas químicas previos: sus fábricas y centros de almacenamiento.
  • Este ataque no fue pensado para dañar el esfuerzo de guerra sirio o ruso, sino en reforzar el mensaje de la “línea roja”. Probablemente debido al estado de alerta de las fuerzas rusas y su reforzamiento en capacidad anti-aérea en la región. Un ataque a blancos militares podía fallar o escalar.

Qué sucederá ahora

Ahora, aunque todavía no se asienta el polvo, me atrevo a hacer las siguientes predicciones:

  • No va a haber ninguna represalia de parte de Rusia, no tiene la capacidad militar de dañar los intereses norteamericanos, ingleses o franceses sin arriesgar un intercambio nuclear.
  • EEUU va a seguir en su proceso de retiro de Siria. Las declaraciones hechas por Trump el viernes en la noche siguen en línea con tal postura. [1]

Este ataque es además un boost para la posición internacional del presidente Trump, especialmente en vísperas de su reunión con el líder de Corea del Norte planeada para Mayo. La señal es clara: Donald Trump es alguien que materializa sus amenazas militares.

Un poder limitado

2018-4-14 declaracion Trump.png

Donald Trump es su conferencia del viernes, no aceptó preguntas. Fuente WSJ

Pero al mismo tiempo indican un cambio en la estrategia política de EEUU en la región y el mundo, es una admisión que el poder norteamericano tiene límites y las declaraciones de Trump muestran una profunda mirada realista:

“Los americanos no nos hacemos ilusiones, no podemos purgar el mal del mundo, ni actuar en todas partes contra la tiranía. No hay suficiente sangre y dinero americano que pueda producir paz y seguridad duradera en la región [… ]el destino de la región yace en las manos de su propia gente”

En lo personal hay algo reconfortante en el actuar del presidente Trump: pese a ser un playboy mujeriego, sin labia, incontinente y a veces incongruente en Twitter; tiene al menos la fibra moral de trazar una línea roja y hacerla valer cuando se trata de gasear civiles.

Los últimos minutos de su discurso del viernes 13 de Abril del 2018 van a dejar ecos en las generaciones futuras:

“Looking around our very troubled world, Americans have no illusions. We cannot purge the world of evil, or act everywhere there is tyranny.

No amount of American blood or treasure can produce lasting peace and security in the Middle East. It’s a troubled place. We will try to make it better, but it is a troubled place. The United States will be a partner and a friend, but the fate of the region lies in the hands of its own people.

In the last century, we looked straight into the darkest places of the human soul. We saw the anguish that can be unleashed and the evil that can take hold. By the end of the World War I, more than one million people had been killed or injured by chemical weapons. We never want to see that ghastly specter return.” [2]

[1] https://edition.cnn.com/2018/04/13/politics/donald-trump-remarks-syria/index.html

[2] https://www.youtube.com/watch?v=nePxyh_tWa4&t=5m45s

Fuente foto Portada HASSAN AMMAR/ASSOCIATED PRESS

La razón de estado turca

Por Emilio Meneses

La foto de la reciente reunión entre Erdogan, Putin y Rouhani indica lo rápido que pueden cambiar las alianzas y relaciones de poder en el sistema internacional. [1] ¿cómo fue posible que un miembro histórico de la OTAN de pronto se volviera tan cercano y amigable con el enemigo estratégico de esta misma alianza? Hace apenas dos años atrás Rusia y Turquía estaban en el peor punto de sus relaciones internacionales luego que Turquía derribara un caza-bombardero ruso que entró brevemente a su espacio aéreo.

La razón de tal cambio de posiciones se encuentra en los errores estratégicos cometidos por el gobierno de Obama y hoy mantenidos por el de Trump.

La razón de estado turca

Turquía, controlando geográficamente la única salida del mar negro al mediterráneo fue siembre un enemigo natural de Rusia desde la época zarista. Rusia siempre aspiro a controlar los estrechos del Bósforo y los Dardanelos y poder salir al mar mediterráneo, esto debido a que su acceso por el mar del norte se cierra por hielo en invierno. Tal situación sólo empeoró tras la Segunda Guerra Mundial, cuando la Unión Soviética, ya potencia nuclear, aspiraba a dominar Europa Occidental y exportar el comunismo al mundo. Para enfrentar tal enorme poder Turquía entró a la OTAN en 1952, alianza en la que ha permanecido hasta hoy.

Turquía además tiene un problema fundacional, no es un estado nación homogéneo. Dentro de sus fronteras viven grandes grupos étnicos no turcos, un 18% de kurdos y un 12% de otros, principalmente armenios y griegos [2]. Y la mayor parte de estos grupos son fuertemente reprimidos por el gobierno turco y mantenía hasta hace poco en secreto el registro de la etnia de cada persona y sólo promovía en el gobierno y ejército a gente de ascendencia turca. [3]

Para añadirle aún más complejidad al tema, desde 1978 sufre ataques terroristas del PKK, o Partido de los Trabajadores Kurdo, un grupo comunista, que aspira a lograr una nación independiente para esta etnia. Turquía considera una amenaza existencial el intento del PKK de lograr una región independiente para la población kurda. Tal amenaza es lo que ha precipitado el cambio de bando actual.

Ayudando al enemigo de tu aliado

Desde que explotó la guerra civil en Siria EEUU ha ayudado a diversos grupos enemigos del gobierno sirio, entre ellos el YPG [4], milicia kurda. Esta milicia es a su vez el brazo armado del PYD, Partido de Unión Democrática Kurdo y que domina el norte de Siria [5]. El objetivo político declarado de este movimiento es lograr la autonomía dentro de Siria de la nación kurda. Teniendo desde el 2012 un pacto tácito de no agresión con Al-Assad.

En la práctica sus objetivos a largo plazo del YPG parecen ser distintos a los declarados, los fuertes contactos del YPG con el PKK en Turquía generan fuerte preocupación en Istambul. Existen milicias kurdas tanto en Turquía, Irak, Irán y Siria, siendo focos de inestabilidad para tales países.

El apoyo norteamericano a tal grupo es lo que empujó el cambio de bando turco.

Sólo existen intereses permanentes

Turquía ve el aumento del poder kurdo dentro de la región como una amenaza letal a su integridad territorial. Erdogan ha tomado todas las medidas necesarias para contrarrestar tal ascenso. Otra persona que lo ha entendido es Putin, que ha dejado de lados sus rencillas anteriores con Erdogan y ha tomado acciones para apoyar las metas estratégicas de Turquía, esto a cambio de un acercamiento con Rusia.

Todas las acciones, tanto de Erdogan como de Putin, han sido o en el marco de proteger su integridad territorial o de aumentar su influencia en la región. Por el otro lado, durante el gobierno de Obama, EEUU decidió apoyar a grupos basados en simpatías políticas o bajo un prisma moral que Al-Assad es un criminal y un líder ilegítimo. Las quejas de Erdogan contra tal apoyo cayeron en oídos sordos.

No fue la maldad o frialdad de Erdogan que lo motiva a abandonar la OTAN y arrojarse a los brazos de Putin, sino la ceguera política de Obama.

Una de las máximas en las relaciones internacionales es que no existen alianzas permanentes, sólo intereses permanentes. En este caso, el haber ignorado los intereses de un aliado histórico tendrá consecuencias tremendas para la influencia norteamericana en la región y para la seguridad de toda la OTAN. Todos los procedimientos y secretos de la OTAN pueden estar en riesgo de caer en manos rusas, ganando esta última una ventaja táctica que puede durar años.

Que el gobierno de Trump pueda revertir esta situación se ve difícil. EEUU ya está haciendo abandono de Incirlik en Turquía, la mayor base aérea de EEUU en medio oriente, aunque oficialmente lo ha negado [6], Alemania ya la abandonó [7], mientras que el mismo Trump ya ha mencionado el posible retiro de tropas de Siria. El daño parece estar hecho.

En las relaciones internacionales tomar decisiones políticas basados en premisas morales y simpatías personales tiene un precio más alto del solemos pensar.

[1] https://www.wsj.com/articles/turkey-and-russia-forge-bond-as-trump-weighs-syria-exit-1522920601?mod=searchresults&page=1&pos=7

[2] https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/tu.html

[3] https://www.independent.co.uk/voices/turkey-race-armenian-recep-tayyip-erdogan-generlogy-family-trees-ethnicity-a8234346.html

[3] http://www.pappaspost.com/thousands-turks-learn-greek-armenian-heritage-new-government-genealogy-database/

[4] https://www.aljazeera.com/indepth/opinion/2015/06/ypg-america-friend-isil-kurds-syria-150627073034776.html

[5] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2016/11/01/the-kurdish-national-movement-in-syria-political-goals-controversy-and-dynamic/

[6] http://www.hurriyetdailynews.com/us-military-denies-leaving-bases-in-turkey-qatar-129296

[7] http://www.dw.com/en/german-military-leaves-turkeys-incirlik-airbase/a-40717584

Fuente foto portada: Reuters

Armas de fuego, derechos y responsabilidades

Por Emilio Meneses

Este artículo es parte de una serie sobre Control de Armas, los primeros capítulos se pueden leer acá, acá y acá.

En la tradición griega Zeus poseía el poder del rayo en sus manos, con el cual podía ocasionar todo tipo de destrucción. Hoy la tecnología nos ha permitido a nosotros, simples mortales, poseer tal poder incluso en nuestros hogares. Poder que la sociedad civil ha gozado ya durante siglos sin problemas, hoy se pone en duda si debemos poseerlo.

Muchos frente a la idea de tener un arma indican correctamente que las chances de poder usar una en caso de emergencia son bajas. Es difícil llegar a ella en su caja fuerte en caso de asalto o que alguien te quiera hacer daño. También indican acertadamente que es un riesgo si tienes niños en la casa. Hay varios casos documentados incluso de madres de niños menores que tienen un arma en la cartera, y su bebe encuentra la pistola y este se mata con el arma o a la misma madre.Otros dicen que en una nación moderna solamente el estado debe tener el monopolio de la fuerza legítima. Según como interpretan lo escrito por Weber, únicamente el estado debe tener armas indican. En una sociedad con ciudades cada vez más grandes y mayor densidad de población, tener un arma se vuelve también más complejo.

mama victim

¿Qué podemos responder frente a tan buenos y ciertos argumentos de por qué no se deberíamos tener un arma en casa?. La respuesta en sencilla: Quien diga que tú no deberías tener armas asume que tú no tienes derecho a defender tu vida ni la de tu familia. Quién te diga que incluso en caso de tenerla lo más probable es que no podrías usarla, en el fondo quiere decirte que en el momento de peligro debes también perder la esperanza y someterte al agresor. Yo, personalmente, mientras tenga la esperanza de defenderme me niego a ser una víctima indefensa.

Por lo demás muchos aspectos de nuestra vida han debido ser regulados para poder vivir en conjunto: permisos de construcción, licencia para conducir, revisión técnica de nuestros vehículos, control ambiental, tratamiento de basura y un largo etcétera. Pero las armas han sido usualmente mal reguladas, normalmente lo que busca el estado es que la gente no las posea en vez de que sepan tenerlas responsablemente, usualmente las clases políticas hacen reglamentos a la rápida frente a una masacre como Inglaterra y Australia.

Un objeto de destrucción y sus reglas

Una pistola o un rifle no es un juguete sino un elemento de destrucción, pero como indica Jeff Cooper en su libro The Art of the Rifle, el uso del arma está completamente supeditado a la estatura moral de su usuario. Y para el uso correcto del arma Cooper tenía sus cuatro reglas:

Regla n°1: un arma siempre está cargada

La única excepción a esta regla es cuando tienes el arma en tu mano y la descargaste personalmente. En cuanto vuelves a poner el arma en otra parte la regla vuelve a aplicarse.

Regla n°2: nunca apuntes el cañón a algo que no estás dispuesto a destruir

Apuntar un arma a una persona es una amenaza letal y sólo se hace si realmente estas dispuesto a matar, jamás se apunta en broma a un ser querido.

Regla n°3: El dedo se pone en el gatillo sólo al momento de disparar

Esta es la regla de oro, muchos de los desastres que sabemos ocurren por no respetarla.

Regla n°4: Asegura tu blanco

Sólo dispara cuándo hayas identificado tu blanco, nunca a una sombra o algo que no puedes ver, y sobre todo: mira lo que está detrás de tu blanco, tu no tienes control de los proyectiles una vez que los disparas.

Entrena, entrena, entrena

Otro requerimiento fundamental si uno quiere tener un arma es entrenamiento. La mayor parte de las personas no son cazadores en el campo, tú solo sacarás el arma en un momento de estrés donde todos tus movimientos serán instintivos. Y la única manera de tener movimientos instintivos correctos en una situación de estrés es mediante entrenamiento repetitivo: un dueño de un arma DEBE practicar regularmente con ella. Si no lo haces es más probable que al momento de sacar el arma te hieras primero a ti mismo o a un ser querido durante un asalto. Es como comprar un Lamborghini, guardarlo durante años en el Garage y sacarlo sin previo aviso para participar en una carrera de autos.

Este entrenamiento debería idealmente ir más allá de entrenar disparar a un blanco estático en un polígono. Implica practicar: desenfundar, cargar, apuntar, disparar a un objeto en movimiento, correr con el arma, cubrirse y todo a la vez. Solo aquellas personas que nunca han disparado ignoran lo realmente difícil que es usar un arma y dar al blanco estando tú y el agresor en movimiento. A esto añádele el estrés de tener un delincuente en la casa y con el corazón bombeando y la adrenalina a tope.

Ser mentalmente apto

Al igual que con un auto, no es buena idea darle un arma a quién sufre, por ejemplo, esquizofrenia o alguna otra enajenación mental. Para esto deben haber (y usualmente existen implementados) estándares psiquiátricos. No me atrevo, eso si, a entrar en detalles de cuales son exactamente los estándares para definir quien es apto o no porque no soy experto en el tema; aunque todos sabemos reconocer un loco cuando lo vemos. Pero basta mencionar que el historial de masacres perpetrados por tipos con evidentes problemas mentales ( Virginia Tec en año 2007, Noruega y Florida) no es menor.

Actualmente el grueso de la población mundial vive en zonas urbanas, con pocas o escasas salidas al mundo rural. Estamos sometidos a un enorme estrés y debemos saber manejarlo, sobre todo si queremos tener o circular con un arma. Además como escribí en mi artículo anterior, tenemos además fallas estructurales graves en nuestro sistema educacional donde estamos hoy generando generando hombres antisociales, mentalmente inestables y con tendencia al resentimiento contra el mundo. Requerimos medidas para contrarrestar esa situación.

Propongo una idea interesante para el control psiquiátrico: Hay una ventaja de hacer obligatorio la visita regular a un club de tiro o polígono a quienes posean armas en zonas urbanas: usualmente la gente loca sobresale rápidamente en un grupo cerrado, y se podría vincular el uso del polígono con una evaluación psiquiátrica cada cierta cantidad de años. A los miembros del club no les gustaría tener a un loco armado en su grupo. Se podría hacer una regulación para apoyar clubes de tiro, obligar a quienes tienen armas en zonas urbanas a disparar allí una cantidad mínima de veces al año (por ejemplo: 10 veces) y su registro online con el gobierno de sus miembros, más una línea directa para solicitar evaluaciones psiquiátricas. Adicionalmente si alguien es expulsado por segunda vez de un club de tiro por motivos psiquiátricos, las armas de tal personas serían decomisadas y rematadas. Esto es para mí aun una idea inmadura, pero podría tener interesantes resultados.

Tener un arma es una responsabilidad más que un derecho

Hay motivos más profundos que solo tener un arma para defensa, caza o deporte. También hay un trasfondo político, pero eso lo veremos en el próximo capítulo.

Cómo lo mencionamos arriba, un arma es una herramienta para destruir y el poder, antes únicamente divino, de matar instantáneamente a distancia está ahora en nuestras manos. Pero incluso para los mayores defensores de las armas como Jeff Cooper, su posesión exige un mínimo de requisitos de cuidado, entrenamiento y estabilidad mental. Requisitos que demandan tiempo y dinero. Tampoco es necesario que todos tengan un arma de defensa, usualmente quienes quieren tenerla por defensa viven en un lugar peligroso. Poseerla impide que tu vida este a total merced de un agresor, tu tendrás la última palabra.

*Foto portada: Personal Defense News.