Por qué no votaré en esta elección (desde el extranjero)

Este domingo 19 de noviembre son las elecciones presidenciales en Chile, donde el candidato de centro derecha, Sebastián Piñera tiene sólidas posibilidades de ganar en primera vuelta con una izquierda atomizada y desprestigiada.

Pero, aún amparado por la ley, no pretendo participar en esta elección. Siempre he sido políticamente activo, defendiendo ideas liberal-conservadoras, he ido a votar desde la primera oportunidad que tuve y he sido tanto apoderado como vocal de mesa en tres elecciones. Incluso estoy inscrito en un partido político: Renovación Nacional. Pero, si bien seguiré opinando de la situación política en Chile y es importante participar del debate público, no planeo votar en una elección chilena nunca más.

La razón es sencilla: por razones del destino vivo en Alemania hace más de cuatro años,  probablemente no vuelva nunca a mí patria salvo para cortas visitas. Y por principio me opongo al voto desde el extranjero.

 

mas_chilenos_votan

Evento de simulación del proceso electoral. Embajada de Chile en Suecia. Foto: Magazin Latino.

Para muchos en el extranjero votar en una elección presidencial es un intento de mantener un lazo con una patria lejana, que quieren, añoran y desean lo mejor para ella. Conozco el caso de un chileno, viviendo toda su vida en Perú, que su primera oportunidad en su vida de votar será ahora y eso lo hincha de felicidad. He escuchado el argumento que muchos quieren participar porque tienen familia en Chile y votando pueden ayudarlos, quizás están en lo cierto.

Pero mi razón es mucho más profunda: uno no debe participar en un proceso del que no pagarás las consecuencias de tu decisión política. ¿en qué me afecta ir a votar por el candidato A o B que puede ejecutar políticas nefastas si no vivo en Chile?, o aun un caso más extremo: ¿qué pasaría si en una elección totalmente polarizada el resultado de define gracias al voto extranjero?, eso pasó exactamente en Austria el año 2016 entre el partido de derecha populista y el partido ecologista, en tal caso el poder judicial decidió llamar a reelecciones por irregularidades de los votos por correo [1].

Una de las críticas que hace el pensador Thomas Sowell a muchos intelectuales, sobre todo de izquierda, es que recomiendan políticas públicas o sociales que jamás serían aplicadas a ellos mismos. Era y es fácil defender ideas socialistas y tiránicas si se vive en una sociedad libre. El voto en el extranjero nos permite aplicar al completo tal noción, jamás aprenderíamos del error de votar por un mal político porque no viviremos en carne propia las consecuencias de haberlo hecho.

Para mí, y quizás para muchos expatriados, Chile sigue siendo la copia feliz del edén y siempre será la tumba del libre. Pero no me puedo permitir la irresponsabilidad de que otros paguen por mi subjetiva preferencia política. El voto en el extranjero debe ser eliminado.

 

[1] http://www.tagesspiegel.de/politik/bundespraesident-warum-in-oesterreich-die-wahl-wiederholt-wird/13819642.html

 

 

Introducción al Cambio Climático 8: El origen del 97% de científicos pro Cambio Climático.

por Emilio Meneses

Desde hace varios años venimos escuchando como  que el 97% de los científicos climáticos coincide que el C02 emitido por la industria humana ha sido el factor primordial en el aumento de temperatura terrestre, y muchos luego añaden que tiene consecuencias catastróficas para el clima mundial, esta frase ha sido repetida incluso por el ex presidente norteamericano Barak Obama. Pero a su vez el 97% del público ignora de donde se respalda tal declaración.  Su origen se puede trazar a una sola persona: John Cook y su página web Skeptical Science.

 

CV de John Cook

John-Cook-Denial101-communicating-science

Según su propio CV publicado en la universidad de Queensland, John Cook obtuvo su Bachellor en Física de la Universidad de Queensland, Australia. Posteriormente entre 1994 y 1996 trabajó como diseñador gráfico para la empresa PC Graphic. Luego fundó su propia página web de comics Sevloid Art donde era su administrador e ilustrador, que la trabajaba junto a parientes suyos. La página Selvoid Art sigue activa y se puede ver aquí.  El año 2007 fundó la página Skeptical Science , que trata de calentamiento climático y es bastante visitada, con unas 22 mil visitas diarias.

El 2010 asume como Lector de la Universidad de Western Australia y el 2011 toma el puesto de “Climate Change Communication Fellow” del Global Change Institute de la Universidad de Queensland,  Australia.  El año 2016 obtuvo su PhD en psicología de la Universidad de Western Australia y desde el mismo año se trasladó a EEUU donde se desempeña profesor asistente de “Center of Climate Change Communication” de la Universidad George Mason. [1]

Publicó un libro con Haydn Washington el 2011 titulado: “Climate Change Denial: Heads in the Sand”, y según su CV tiene varios artículos en revistas como: “Geologist and climate Change denial”  [2] publicado en ABC, o “Is there a scientific consensus on man-made climate change?”, 2011 Guardian [2].

 

El 97,1 porciento de papers climáticos

the_consensus_project

Fig 1: fuente http://theconsensusproject.com/index.php

Ahora bien, su obra que lo catapultó a la fama internacional fue el paper del 2013 “Quantifying the consensus on anthropogenic global warming in the scientific literature” [3]  Donde indica que, de una base de datos de papers climáticos el 97%, al menos en su resumen, está de acuerdo con que el hombre tienen un rol crítico en el calentamiento global. Esté paper fue publicado en todos los medios de prensa y ha sido incluso citado por Barak Obama y James Cameron.

El esfuerzo de revisar los resúmenes de tales papers fue llevado a cabo por voluntarios del Blog Skeptical science [4],  aunque solo revisaron el abstract y no vieron los resultados o el contenido del mismo. Es decir, pueden tener papers que están de acuerdo con el consenso pero están estudiando otro tema, o aun mejor podrían estar de acuerdo con el consenso, pero los resultados mostrados van totalmente en contra de este.

Esta última opción no es un chiste, me ha tocado personalmente leer papers que parecen estar de acuerdo con el consenso en el abstract pero llegan a un resultado completamente contradictorio a la teoría de gas invernadero como Jinho Ahn & Edward J. Brook 2007  [5].

El problema de la conclusión de tal paper es la siguiente: si partimos de la lógica que todos los abstract de papers apoyan una idea, por ende la idea debe ser correcta. Esa afirmación tiene tanta validez como decir que la existencia de Dios es aceptada porque los acólitos de una iglesia creen en Dios.

 

Mezclando ciencia con activismo y ataque político

Denial 101x

Ojeando las publicaciones en el blog uno cae en cuenta rápidamente que el grueso de los blogs no trata de ciencia o discusión de papers de manera seria, sino se dedican a repetir de manera sistemática sus mismas propuestas con poco respaldo, buscar presionar a Journals que retiren papers que aparentemente critican el calentamiento global [6] y peor, se dedican a atacar a cientificos y periodistas que dudan del “consenso”, tratándolos de “Deniers”, escribiendo listas negras de ellos y sus papers, buscando desprestigiarlos de todas las formas posibles [7], si bien no intentan hacer doxing como otras páginas web como desmoblog [8], es claro que pretenden silenciar cualquier crítica a las teoría del calentamiento global antropogénico.

Hoy John Cook está también enfocado en la segunda ronda de sus cursos online llamados Denial101x, estoy cursos se pueden ver Youtube [9] y muchos de sus videos están muy lejos de ser información con valor científico….

 

¿Si 97% es falso entonces qué porcentaje es real?, respuesta: 49,3%

Según la encuesta del 2015 de CLIMATE SCIENCE SURVEY del Netherlands Enviromental Assesment Agency, el 49,3% de cientificos vinculados a estudios climáticos está de acuerdo con la afirmación que entre el 75 y 100% del aumento de temperatura del s.XX se explica por gases invernadero, un 16% piensa que entre 51%y 75%, y el resto menos o no sabe.

Climate Surview PBL

Fig 2: Pregunta 1a de CLIMATE SCIENCE SURVEY, fuente: http://www.pbl.nl/sites/default/files/cms/publicaties/pbl-2015-climate-science-survey-questions-and-responses_01731.pdf

Este 49%, si bien es alto, está lejos de ser el 97% indicado por el paper de Cook et al. Recomiendo a los interesados en el tema a leer la encuensta en detalle, son 39 páginas con diversas preguntas relacionadas al cambio climático. También los grados de certeza que otorgan los entrevistados a cada uno de estos porcentajes en la pregunta 1b da luces de la incertidumbre en el tema.

Conclusión

Cómo vemos John Cook no es un científico climático, en el mejor de los casos podemos tratarlo de un exitoso “comunicador” del calentamiento global antropogénico, en el peor de los casos es un desenfrenado activista ambiental.  Probablemente está completamente convencido de lo correcto de su causa, pero sus métodos siembran fuertes dudas de su integridad y nobleza de sus propuestas.  Y la presión mediatica que genera desde sus páginas web ha ayudado a empujar a la opinión pública internacional en una dirección y a silenciar a cualquier científico que se le oponga.

 

[1] https://www.climatechangecommunication.org/portfolio-view/john-cook/

[2] https://thinkprogress.org/geologists-and-climate-change-denial-65a720396107/

[2]  https://www.theguardian.com/environment/2011/apr/07/scientific-consensus-climate-change

[3] http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/8/2/024024;jsessionid=13C38A6C7183BAF0C4E79EB1FAAEA7B1.ip-10-40-1-105

[4] https://skepticalscience.com/97-percent-consensus-cook-et-al-2013.html

[5] http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1029/2007GL029551/abstract

[6] https://skepticalscience.com/f13_elsevier.html

[7] https://skepticalscience.com/peerreviewedskeptics.php

[7] https://skepticalscience.com/nyt-hired-hippie-puncher.html

[8] https://www.desmogblog.com/judith-curry

[9] https://www.youtube.com/watch?v=WAqR9mLJrcE&list=PLOloowdAE1JO_eF6Fzk33b11QsHOhIEwr

[9] https://www.edx.org/course/making-sense-climate-science-denial-uqx-denial101x-5

Introducción al Cambio Climático 7: ¿quiénes son el 3% de los científicos anti clima?

por Emilio Meneses

Como ya tenemos cubierta la mayor parte del conocimiento científico sobre paleo-clima pasaremos ahora a temas más contingentes.

Vivimos bombardeados con el mensaje que el 97% de los científicos climáticos está de acuerdo que el C02 emitido por el hombre está calentando la tierra, pero ¿quiénes son entonces el 3% de científicos en contra?, ¿qué clase de oscuros personajes son ellos,  en qué madrigueras se esconden y por qué están en contra del consenso?

Se les ha arrojado acusaciones y apodos de todo tipo: que son “pagados por las petroleras” y motejados de “Deniers” cuasi negadores de una verdad religiosa, o peor, de negar un holocausto inminente.

Para saber si estos científicos están al mismo nivel de los antivacunas o quienes dicen que la tierra es plana basta echar un vistazo a sus currículos publicados en las universidades  o institutos donde trabajan para poder compararlos objetivamente.

 

Judith Curry

curry

Profesora Curry tienen un Ph.D. de la Universidad de Chicago en  Ciencias Geofísicas, Profesora Emérita en el Georgia Institute of Technology, ha hecho  clases en las universidades de Winsconsin-Madison, Purdie, Penn State, Colorado-Boulder. Ha escrito o co-escrito 187 papers sobre clima y tres libros:  “Thermodynamics of Atmospheres and Oceans“ , „ Encyclopedia of Atmospheric Sciences“ y “Kinetics and Thermodynamics of Clouds and Precipitation” . Adicionalmente ha recibido sendos galardones incluyendo “NASA Group Achievement Award for CAMEX-4” en 2002 y “Fellow, American Association for the Advancement of Science” en 2011. El resto de su currículo se puede ver en el siguiente enlace.

Curry denuncia el actual clima de miedo y matonaje imperante en la comunidad climática, donde cualquier disenso a la “verdad oficial” es castigado con el ostracismo, la negación de fondos de investigación y la cuasi imposibilidad de publicar papers. Su mayor crítica a la posición actual es lo que ella llama el “monstruo de la incerteza”: la enorme cantidad de incógnitas aun existentes y variables que influyen en la medición y predicción climática. [1] 

 

Roy W. Spencer

Spencer

Dr. Spencer , quien tiene un Ph.D en Meteorología de la Universidad de Winsconsin (UW), fue investigador asociado del “Centro de Ciencias espaciales e Ingeniería” de UW ,  trabajó para NASA en su centro de Estudios Atmosféricos entre 1984 y 2001, sigue aun trabajando para la NASA como líder de su equipo de ciencias para Radiómetro de barrido avanzado de microondas que ha sido vital para la medir la temperatura terrestre en el Marshall Space Flight Center de NASA. Hoy sigue siendo Investigador  de la Universidad de Alabama-Huntsville y asesor del Heartland Institute.

Ha escrito o co-escrito 24 papers y artículos, la mayor parte enfocado en la medición de la temperatura terrestre mediante el uso de microondas desde satélites. También ha declarado como experto en  varios subcomités del congreso norteamericano los años 1990, 1997, 2004 y  2007.

También ha escrito 3 libros, algo más polémicos que los de Curry: “Inevitable Disaster”, “An Inconvienient Deception” y “The great global warming blunder”.

Spencer argumenta que, si bien el C02 tiene un efecto invernadero, su influencia es mínima frente a otros factores como las nubes y humedad ambiental. Adicionalmente crítica a los modelos de simulación (GCM) usados para predecir el clima futuro, indicando que sobreestiman la influencia del C02 y por eso han fallado vergonzosamente en predecir el calentamiento predicho desde hoy a la fecha.

Su CV, junto con uno de sus presentaciones en el congreso norteamericano se puede leer aquí: CV Roy Spencer.

Richard S. Lindzen

lindzen-cato_1

Profesor Lindzen estudió física y matemáticas aplicadas en la Universidad de Harvard, obteniendo allí  su doctorado de matemáticas aplicadas titulado: “Radiative and photochemical processes in strato- and mesospheric dynamics” Fue investigador asociado en el departamento de Meteorología de la Universidad de Washington, profesor de meteorología de la Universidad de Chicago, Profesor de dinámica meteorológica y director del depto. de Meteorología Dinámica de U. Harvard, desde 1983 hasta 2013 fue profesor de Meteorología del MIT.

Ha escrito o co-escrito la friolera de 244 papers , su CV con los detalles su carrera se pueden leer aquí. 

Profesor Lindzen fue además autor líder el año 2001 del Reporte del Panel Intergubernamental  de Cambio Climático (IPCC) en el capítulo “Physical Climate Processes and Feedbacks”. Dada su experiencia en el IPCC y comentando sobre reportes de años posteriores indica que las recomendaciones políticas del IPCC ya estaban pre-hechas y eran los análisis científicos los que debían ajustarse a ellos.  Además acusa el uso del congreso norteamericano por parte de activistas políticos para silenciar y amenazar a cualquier científico que no se someta a la “verdad oficial” [2] 

 

 Otros científicos

Además de los 3 mencionados existe una extensa lista de investigadores que están en la misma línea tales como: William Soon, Timm Ball, Craig Idso, S. Fred Singer, Robert M. Carter, David Legates, por mencionar a algunos.

Ahora, si mis queridos lectores quieren leer la opinión contraria; quienes abogan por las nefastas consecuencias del C02 en la atmósfera tenemos a: Thomas Cronin, Michael Mann, Ray Bradley, Malcom Hughes, Phil Johnes, Ken Rice, entre otros. Algunos de estos últimos los mencionaré en un futuro artículo cuando escriba sobre “Climategate”.

 

Que dicen realmente los “deniers” y que tienen en común

Curiosamente este grupo de científicos mal llamados “deniers” tienen 3 tópicos en común con los calentólogos:

  1. La atmósfera ha aumentado de temperatura desde 1880 a la fecha
  2. El C02 tiene capacidad de atrapar calor de emisiones infrarrojas
  3. El C02 ha aumentado desde 280 ppm hasta 380 ppm en pocas décadas y es de origen humano

Pero donde discrepan es la magnitud de la influencia del C02 en este aumento de temperatura.  También discrepan con la visión apocalíptica presentada por muchos si se sigue emitiendo C02. Su postura va desde “El C02 tiene nulo/bajo efecto” hasta el “aún no sabemos con certeza”. Tales posiciones distan en lo absoluto de ser anticientíficas.

Lo que sí tienen en común estos tres científicos presentados es lo siguiente: son profesores eméritos y ya tienen su carrera construida, por lo que no tienen miedo a presentar su opinión científica públicamente, el clima actual de amenaza contra la disensión es un problema grave dentro de la comunidad climática y lo tocaré en un futuro post de “Climategate”.

 

Conclusión

El supuesto 3% de científicos “negadores” son en la realidad investigadores serios y de renombre en su área, lejos de ser charlatanes o de dudosa moral por aceptar dinero de empresas petroleras. Sus conclusiones científicas son serias y deben ser tomadas en cuenta.   Para hacer el contraste aún más claro mí próximo artículo será dedicado al supuesto 97% de científicos pro calentamiento antropogénico, o mejor dicho, de dónde se originó tal cifra.  

 

[1] https://judithcurry.com/2015/04/23/stalking-the-uncertainty-monster/

[2] https://www.wsj.com/articles/richard-s-lindzen-the-political-assault-on-climate-skeptics-1425513033

Introducción al Cambio Climático 6: Los Eventos Daansgard-Oeschger

por Emilio Meneses

Varias veces hemos escuchado en la prensa a expertos climáticos diciendo que estamos frente a un calentamiento global cuya rapidez no tiene precedentes, sería recomendable que especificaran  que se refieren sólo al último tiempo.  Porque si retrocedemos unos cuantos miles de años nos toparemos con uno de los cambios más brutales del registro geológico de los últimos 800 mil años: los eventos Daansgard-Oeschger (DO).

 

Estos eventos, registrados especialmente en Groenlandia, son aumentos de temperatura de hasta 8 grados en apenas 50 años. Aumentos de temperatura que duran en promedio 200 años antes de empezar a volver lentamente a  los valores originales. Estos ciclos se reinician aproximadamente cada 1470 años apareciendo durante la fase más fría de los periodos glaciares para luego aparentemente desaparecer con la llegada de los interglaciares.

Tales eventos son además globales pero asincrónicos, comenzando primero en el hemisferio sur con un desfase de 220 años donde la temperatura aumenta lentamente, por el contrario en el hemisferio norte la temperatura tiene un aumento brusco.

D-O-1

Figura 1: Temperaturas de Hemisferio Norte y Sur, T. Van Ommen 2015, fuente del gráfico: https://judithcurry.com/2017/02/17/nature-unbound-ii-the-dansgaard-oeschger-cycle/

 

Adicionalmente sabemos que tales aumentos de temperatura están efectivamente correlacionados gracias al aumento de Metano CH4 en la Antártica, el cual está correctamente sincronizado con los D-O y el metano  en Groenlandia, mostrando que si bien el fenómeno afecta principalmente el hemisferio norte, tiene causas globales.

El CH4 presenta un aumento de 400 a 500 ppb de manera casi sincronizada con los eventos DO.

metano primero

Figura 2: En azul proxy dO18 para temperatura en Groenlandia, Verde; Metano (CH4) en Antártica, Naranjo, proxy dO18 temperatura en Antártica. Fuente: WAIS Divide Project Members 2015. Nature 520 661–665.

El Evento Heinrich: H Event.

Para volver aún más complejo el panorama se conocen en el mismo periodo eventos de muy baja temperatura llamados Eventos Heinrich, estos eventos se conocen por el inusitado aumento de escombros arrastrados por icebergs en el hemisferio norte. (ice rafted debris IRD) y aparentemente logran interrumpir los eventos D-O en un ciclo.

Metano

Figura 3:  (a) Rojo arriba proxy dO18 para temperatura en Groenlandia, Negro: acumulación de detrito, Barras celestes: Eventos Heinrich;  (b) Línea azul: proxy dO18 temperatura en Antártica; (c) Línea rojo en medio: C02 antártico, (d) Línea Café concentración de CH4 Antártica y Línea Verde CH4 Groenlandia. Fuentes: J. Ahn, and Brook, E.J. 2008. H0 to H2 S.R. Hemming, 2004.

 

Nula correlación con C02

Otro punto interesante de mención en el registro paleoclimático es, a diferencia con el CH4, la nula correlación que tienen los eventos DO con el C02 atmosférico. El C02 sólo parece ser sensible al aumento de temperatura en la antártica y por sí mismo parece no empujar aumento de temperatura alguno.

 

C02-DOv2

Figura 4: De izquierda a derecha: tiempo presente a pasado (a) d18O Groenlandia, números negros son DO eventos. HS  Heinrich estadial ( frio)  (b) CH4 de Groenlandia ( gris), Antártica (rojo)24 and EDML Antártica  (azul)  (c) CO2  Antárctica  (d) Temperatura d18O  Siple Dome (azul)y  EDML (gris)s. Fuente: Jinho Ahn & Edward J. Brook 2014. Notar que gráfico va de derecha a izquierda, a diferencia de figura anterior.

 

 Teorías que explican el fenómeno DO

Hasta el momento no está claro qué gatilla los eventos DO, pero existen varias teorías al respecto: la teoría del “Oscilador Salino”, otra teoría considera la estratificación de las aguas calientes bajo de las frías en el atlántico norte, también existen teorías sobre influencia de ciclos lunares.

Lo único que se tiene claro es la influencia oceánica sobre el fenómeno, que permite explicar el retraso entre el aumento de temperatura del hemisferio norte y el sur. Si alguien está interesados en más detalles de estas teorías pueden ver un artículo más completo aquí [1] y para su posible influencia en ciclos de 1500 años en el holoceno aquí [2].

Conclusión

Los eventos Daansgard-Oeschger son uno de los fenómenos más abruptos en el registro geológico y su origen es aún incierto, el único punto que parece quedar claro es el nulo efecto del C02 en su aparición o viceversa y  su inexplicable desaparición cuando aumentan las temperaturas globales. Queda mucho por aprender de cómo funciona el clima de nuestro planeta.

 

[1] https://judithcurry.com/2017/02/17/nature-unbound-ii-the-dansgaard-oeschger-cycle/

 

[2] https://judithcurry.com/2017/09/15/nature-unbound-v-the-elusive-1500-year-holocene-cycle/

La valentía de no tener hijos

por Emilio Meneses

Muchas personas tanto en conversación como en las redes sociales llevan predicando en el último tiempo la decisión de no tener hijos. Acto que encuentro, desde el punto de vista de sus consecuencias sumamente valiente.

Ahora, antes de seguir quiero separar las razones para no tener  hijos  entre: malas, egoístas y buenas. No todas las razones son buenas.

La mala razón se pueden reducir a la siguiente afirmación: “no quiero traer un hijo porque este es un mundo muy terrible”. Honestamente a tales personas les hace falta un par de libros de historia y medicina, hasta hace apenas 200 años atrás el 43% de los niños no llegaba a los 5 años [1]. La tuberculosis, el cólera y el tifus causaban estragos en nuestros infantes. Además para una mujer el mero acto de quedar embarazada era de por sí heroico, hasta 1930 la tasa de muerte de la madre durante el parto en Inglaterra era el 4%. [2] Y ese promedio mezcla la muerte de madres primerizas con las ya con hijos, eso podría elevar la chance real de morir en parto incluso al 10%. Hoy en día tales riesgos apenas se pueden contar en un par de decenas por millón. Y por si fuera poco, las chances  de morir de un hijo por algún acto violento, accidente,  crimen, guerra o epidemia son una mínima fracción comparado con hace 100 años atrás, y eso incluye también países en subdesarrollo.

Noruega

Foto: Mujer e hijos muertos en parto en Noruega, fuente:  https://www.allmystery.de

La segunda razón  se puede clasificar como la “egoísta”. He escuchado varias veces, sobre todo a hombres jóvenes algo así como lo siguiente: “soy demasiado irresponsable como para ser padre”, “un hijo es demasiado trabajo”, “no me veo como padre”. Y lo dicen cómo si antes la gente que debía trabajar, que laboraban 60 horas a la semana y sin vacaciones pagadas tenían más energía que ellos. Usualmente tales personas tienen un problema de madurez asociado, quieren ser jóvenes para siempre y con la idea de irse de fiesta y trasnoche todos los fines de semana.

La tercera es en el papel una verdadera buena razón: consideran que  el mundo está demasiado sobre poblado y vamos en camino a la destrucción del planeta si no reducimos la población mundial. Frente a este  argumento de quienes no quieren tener hijos por estar el mundo sobre poblado quedo siempre boquiabierto frente a la claridad de perspectiva de tales proponentes.  Qué claridad para saber que es lo mejor para el resto de la humanidad, qué increíbles los auto sacrificios que pretenden realizar.

Honestamente encuentro valiente lo que pretenden hacer. Es muy valiente asumir tal postura sabiendo que probablemente a los 75 años se quedarán casi solos, ya a los 65 años no podrán interactuar con el 11% de sus amigos aún vivos porque tienen alzheimer, y esa cifra aumentará al 32% a los 85 años [3]. Para empeorar las cosas dejarán  de ver a muchos amigos porque están tratándose o sufriendo algún cáncer, un 20% de sus conocidos morirá de eso [4].   Todo esto sin tomar en cuenta que la mitad de todos los de su misma edad estarán muerto cuando tengan 81 años. Eso significa esperanza de vida, solamente la mitad cruza tal línea.

Si a lo anterior adicionan que probablemente no tengan hermanos, o peor, sus sobrinos viven en otra ciudad o país, van a vivir una vejez completamente solitaria, ¿de qué sirve viajar por el mundo si no tienen con quien compartirlo? ¿al nieto de quién le entregaran su experiencia acumulada durante décadas? Ya las redes sociales están copadas de gente dando su opinión (y me incluyo), por qué piensan que alguien querrá escuchar sus  experiencias y aprender de sus errores? La vida solitaria y sin actividad laboral real es la receta para la demencia.

Esta actitud me apena realmente en las mujeres. Por lo menos los varones pueden cambiar el rumbo cuando quieren, un tipo de 50 años puede mañana cambiar de opinión y formar familia con una mujer más joven. Una mujer de 38 años no, ya técnicamente no tiene óvulos, que son contados y los no liberados van muriendo. Las únicas mujeres que he visto enfrentar bien tal situación son profesoras de colegio o pedagogas, tienen de sobra niños de los que preocuparse.

Por otro lado, ¿quién dice que es bueno la disminución de personas en el mundo?, ¿qué efectos tiene en el desarrollo tecnológico?, a menos gente que nace habrá por defecto menos inventores o ingenieros que mantengan la infraestructura existente, cada vez más compleja.  Seguirá naciendo la misma proporción de gente inteligente y tonta.  La innovación tecnológica ha permitido eficientar la producción de alimentos y reducir el volumen de desechos por persona. Adicionalmente el argumento de aumento desmedido de población mundial ha sido puesto en duda ya en todos los países en desarrollo. El número de hijos disminuye por el mero hecho de tener mejor acceso a salud y mejor tasa de sobrevivencia infantil.

Tener o no tener hijos es decisión de cada uno, no es un juicio moral lo que pretendo. Pero si alguien quiere tomar tal decisión debe al menos saber de antemano todas las implicancias reales que tiene para su propia salud mental y relaciones sociales futuras. Y más importante: denunciar la falsa creencia que al no tener hijos le hacen un bien a la humanidad.

[1] https://ourworldindata.org/child-mortality/

[2] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1633559/

[3] https://www.alz.org/documents_custom/2016-facts-and-figures.pdf

[4] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4544764/

 

Nota de la foto: Si bien Brigitte Bardot tuvo un hijo, este se fue con su padre tras el pronto divorcio y nunca tuvo contacto con él.

http://www.tootlafrance.ie/news/brigitte-bardot-becomes-great-grandmother

Locura animalista, del rodeo a los ratones.

por Emilio Meneses

Honestamente me sorprende algunas personas que están furiosas con los animalistas porque liberaron ratones de un laboratorio y por todos los estragos producidos [1].

Tal suceso era de esperarse dada su  posesión ideológica: Cero aprecio por la vida humana o la propiedad privada, viendo todo en absolutos y la única manera posible de lograr sus objetivos es mediante la fuerza y sin posibilidad al dialogo.

El enojo hoy contra los animalistas es comprensible, el objetivo de la existencia de tales ratones era para mejorar la salud y salvar vidas humanas. Independiente del sufrimiento del roedor.

 

neworr23

Pero todas estas características de su radicalismo y violencia estaban presentes en las protestas dentro de las medialunas contra los rodeos. Pero como muchos de los hoy sorprendidos están en contra del rodeo prefirieron ignorar tal hecho. A más de uno vi en las redes sociales sea condonando o  festejando tales protestas. No eran capaces de darse cuenta que mañana ellos podían ser víctimas de tales locos.

Los grupos ideologizados, son por naturaleza violentos, pero usualmente no cometen violencia porque: o no saben bien cómo aplicarla o saben que pueden tener condena social y persecución policial. Pero en la medida que sienten que parte de la opinión pública ampara o festeja sus actos se envalentonan y se vuelven rápidamente más violentos. Así fue con los anarquistas del caso Bombas y con el hoy mal llamado movimiento independentista mapuche.

mona tonta

 

El cómo se protesta contra algo sí importa, no importa la causa. Y los movimientos ideologizados deben ser denunciados y combatidos desde el principio, y jamás tolerados aunque pareciera que tienen una causa común con nuestra posición moral u objetivos políticos.

Ayer fueron contra los rodeos, hoy los ratones de laboratorio, mañana irán por los dueños de mascotas y pronto simplemente los que comen carne. Y lo harán violentamente.

[1] http://www.adnradio.cl/noticias/sociedad/ratas-fueron-liberadas-por-animalistas-de-un-laboratorio-de-la-u-de-chile-y-murieron/20171013/nota/3607431.aspx

 

De Romanos y Griegos, ¿Por qué leer a los clásicos?

por Emilio Meneses

Uno de los libros que más aprecio de mi biblioteca es un pequeño libro azul con las Historias completas de Heródoto, La guerra del Peloponeso de Tucídides y Anábasis de Xenofonte. A su lado otro libro con las Historias de Polibio.

Algo tienen en especial, algo me hace volver a ellos una y otra vez, cómo si sus espíritus siguieran aún vivos. Pero el secreto es más sencillo: sencillamente son libros excelentes y llenos de sabiduría, mostrando lo más sublime y ruin del hombre.  No por nada se han mantenido vigentes por 2.400 años.

Esto significa que durante 24 siglos incontables generaciones de historiadores y críticos decidieron preservar tales libros sobre otros. Y eso es más mérito de lo que podemos creer: antiguamente los libros debían copiarse a mano hasta bien entrado el  s. XVI, antes que la imprenta lograra masificarse.  Y aún peor, durante siglos incendios, batallas y conquistas hacían de la existencia de las bibliotecas una empresa de muy corto aliento. Cuándo invadían los germanos sobre el imperio romano, cuando entraban los árabes en Egipto y el mediterráneo, cuando los turcos otomanos llegaban a las puertas de Viena o las tropas protestantes o católicas arrasaban el pueblo contrario; el pobre monje o bibliotecario debía decidir qué salvar de su colección, y siempre en cada generación elegían una y otra vez los mismos autores. Eso mero hecho implica que tales libros, después de veinte o más siglos tienen algo que otros no.

Ahora bien dicho lo anterior no significa que todo sea de mi gusto. Personalmente no me interesan mucho los filósofos o pensadores antiguos, tampoco los modernos. De muchos antiguos me desagrada su fascinación por la sociedad espartana: Una dictadura racial militarizada donde seis de cada siete personas eran esclavos. Su militarismo era netamente para controlar a sus esclavos. Con tal propensión a utópicos ejercicios intelectuales no sorprende que hoy muchos profesores universitarios le sigan rindiendo apología al marxismo, otro sistema asesino.

Incluso los buenos pensadores como Cicerón me aburren de leer, aunque su libro “Sobre Deberes” haya sido el libro más impreso después de la Biblia es demasiado abstracto, basta un buen resumen.  Prefiero los historiadores, leer en Tucídides sobre las andanzas del general espartano Brasidas son para poner los pelos de punta, o la decisión de los atenienses de asesinar todos los habitantes de una polis recién conquistada para cambiar de opinión al día siguiente y enviar un heraldo que literalmente llega a detener la ejecución. El Temístocles descrito por Heródoto no se queda atrás amenazando llevarse la flota ateniense mientras Ática arde, o el general Belisario descrito por Procopio de Cesaréa, que luego escribe un segundo libro para atacarlo. Plutarco con su Vidas Paralelas está en mi lista de espera a leer.

En tales libros, junto con la Biblia, están los fundamentos sobre los que se ha construido nuestra civilización. Leerlos nos abre la mente para entender cuánto ha cambiado el mundo que nos rodea, pero al mismo tiempo señalarnos lo poco que la naturaleza humana ha cambiado. Somos el mismo primate arrogante que entra en pánico cuando se enfrenta a algo que no comprende y está dispuesto incluso a matar con tal de defender su visión del mundo y sus privilegios.

No hay muchas cosas nuevas bajo el sol.