Prusianos del ejercito chileno en parada militar

El mito de Prusianismo Chileno, parte 1

En el año 1920 el Ejército de Chile, supuestamente modernizado y prusianizado por Emil Körner, junto a sus líderes políticos civiles no, podían hacer ni una fracción de lo logrado por el antiguo ejército chileno en el Perú apenas 40 años atrás.

Cochrane Blanco Encalada Huascar combate punta Angamos de Rudolph de Lisle

Cuando la armada chilena podía hundir a la norteamericana – Parte 2

En 1881 los EE.UU. y Chile estuvieron a punto de entrar en guerra. El diario estadounidense New York Tribune escribió el 18 de noviembre de 1881:

“El almirante Lynch había dispuesto sus blindados en posición de demoler nuestros buques de madera en el puerto del Callao, en caso de cualquier demostración hostil de nuestro gobierno”

La bayoneta en el siglo XXI

Una idea errónea que plaga la opinión pública es creer que la guerra moderna se trata de tirar misiles y disparar a distancia, sin nunca ver combate cuerpo a cuerpo. El año 2004 cien tropas islámicas en Iraq pensaban lo mismo cuando emboscaron a 40 soldados británicos. Pagaron con su vida tal desconocimiento.

Mujeres en combate: ¿una buena o mala idea?

¿Es una buena idea poner a mujeres en puesto de combate o en las fuerzas armadas en general?, ¿qué beneficios o daños genera esta política pública? Eso queremos revisar en este artículo

Munición 7.62 vs 5.56

5.56mm, la munición que fracasó en combate

En Somalia, Iraq y Afganistán tropas ligeras, mal entrenadas, pero con armamento más pesado (7,62x39mm) fueron capaces de poner en aprietos a tropas entrenadas norteamericanas con muninición 5.56x45mm

Armas de fuego, derechos y responsabilidades

Quien diga que tú no deberías tener armas asume que tú no tienes derecho a defender tu vida ni la de tu familia y, en caso de asalto o violación, debes también perder la esperanza y someterte al agresor.

Lo que la derecha no comprende de la inmigración

La inmigración es una transferencia de riqueza desde las clases bajas a la clase alta. La entrada masiva de mano de obra barata deprime el ingreso de las clases más bajas, permitiendo a las grandes empresas bajar sus costos y negociar términos de trabajo más abusivos.