Month: March 2018

Fascistas contra Conservadores

Por Emilio Meneses

Varias cosas pasaron por mi mente cuando José Antonio Kast fue atacado por una turba el Miércoles en la UNAP.

Lo primero: muchos de quienes atacaron a Kast lo grabaron para luego subirlo a internet jactándose del acto. El único grupo que he visto hacer algo similar, publicar sus crímenes porque piensan que es algo noble, era ISIS. Tales energúmenos parecen pensar que la vía violenta es un acto político legítimo en una república democrática. Sólo personas completamente poseídas por una ideología fanática pueden actuar de una manera tan trastocada.

Lo segundo que me llama la atención: demasiados arman un hombre de paja para atacar a Kast. Incluso me ha tocado discutir con un profesor de filosofía que vociferantemente acusaba a Kast de promover odio, xenofobia y violencia.  Pero al exigirle que produzca evidencia, o se quedaba corto o mostraba una entrevista de Kast que, tras verlas varias veces, no pude encontrar ningún atisbo de odio, racismo o incitación alguna. Ahí es cuando caí en cuenta del error heurístico en que caen muchos de quienes critican a Kast: confunden ser conservador con ser fascista.

Los valores conservadores dan enorme valor a la importancia de la familia tradicional, respeto a las religiones, la moral, importancia de la honestidad, el esfuerzo personal cómo única manera de ascenso social, conservar lo que existe en la sociedad y la disposición a arriesgar la vida defendiendo los intereses patrios. Todos los puntos que predica Kast se basan en estos valores y por eso resuenan en un grupo no menor de la población.

 

Conservadores y liberales

Ser conservador no es per se una posición ideológica, sino una predisposición de tu temperamento. Cómo indica el psicólogo clínico Jordan B Peterson, uno nace conservador. Y cómo añade Jonathan Haidt  en una entrevista con Peterson, uno usualmente se vuelve más conservador con los años, especialmente si uno tiene hijos. Quieres ver la menor cantidad de cambios en la sociedad para garantizar que tu prole pueda probar la misma estrategia que te hizo exitoso.

Ser liberal (en el sentido anglosajón) también es por nacimiento, por temperamento prefieres experimentar cosas nuevas, te interesa de sobremanera que todos los miembros de un grupo humano sean exitosos o al menos sean tratados de igual forma, dando especial cuidado a los en situación más precaria.

Conservador y Liberal son distintas formas de interpretar y actuar en el mundo, y desde la perspectiva de la evolución ambas nos ayudado a sobrevivir como especie, a veces una postura conservadora es la correcta, en otras una liberal. El error que hoy en día muchos caen es confundir las preferencias predeterminadas por tu temperamento con un argumento racional y automáticamente asumir que quienes no piensan como uno deben ser o tontos, o irracionales…o fascistas.

 

Citar a Popper sin haberlo leído

 

Montt

Además de tergiversar las posturas de Kast, muchos de quienes lo atacan, citando al filósofo Karl Popper, indican que en una sociedad moderna no debemos tolerar a los intolerantes. Pero tales personas evidentemente no le han leído y malinterpretan su pensamiento, en su libro La Sociedad Abierta y sus Enemigos dice claramente:

“Con este planteamiento no queremos significar, por ejemplo,que siempre debamos impedir la expresión de concepciones filosóficas intolerantes; mientras podamos contrarrestarlas mediante argumentos racionales y mantenerlas en jaque ante la opinión pública, su prohibición sería, por cierto, poco prudente. Pero debemos reclamar el derecho de prohibirlas, si es necesario por la fuerza, pues bien puede suceder que no estén destinadas a imponérsenos en el plano de los argumentos racionales, sino que, por el contrario, comiencen por acusar a todo razonamiento; así, pueden prohibir a sus adeptos, por ejemplo, que prestan oídos a los razonamientos racionales, acusándolos de engañosos, y que les enseñan a responder a los argumentos mediante el uso de los puños o las armas.”

Este punto lo dice todo, incluso si Kast fuera quien sus enemigos dicen quien es, él jamás se ha negado a debatir sus ideas. Es más, junto con ir a todas las entrevistas donde le invitan, es sumamente articulado y ha dejado en ridículo a más de un oponente, como lo han experimentado Nicolas Grau y la periodista Javiera Parada. Los intolerantes que no tolera Popper son aquellos que usan la violencia en vez de argumentar. En el caso que estamos discutiendo, se trata de los que atacaron a Kast en lugar de sentarse a discutir con él de manera civilizada.

 

Atreviéndose a debatir al oponente

 

fascistas

Si el discurso de Kast es tan retrógrado, tan falso y apologético de la violencia ¿por qué no destruirlo intelectualmente? ¿por qué no someterlo a la humillación pública en una ronda de preguntas tras su presentación, tal como siempre le ocurre a Navarro y a Artes cuando hacen lo mismo?

Es muy cómodo tergiversar y caricaturizar al oponente, te ahorra el esfuerzo de tener que escuchar su argumento, entenderlo, comprender sus fortalezas y mostrar sus debilidades. Muchos prefieren tildar a alguien de fascista porque les permite ser intelectualmente perezosos, especialmente contra Kast, que hasta el momento ha demostrado ser un oponente intelectual descollante. Es fácil acusarlo falazmente de fascista, lo difícil es enfrentar a Kast en un debate.

Otros, más radicales, se niegan a entrar en dialogo con quien piensa distinto porque es admitir que el contrincante podría estar en lo correcto, y eso es siempre anatema para alguien totalitario. Ese es el actuar de los fanáticos religiosos y el sello de fábrica de los fascistas. Y estos últimos mostraron su verdadera cara en la UNAP.

 

 

La fantasía de un mundo sin armas

Por Emilio Meneses

 

Este artículo es parte de una serie sobre Control de Armas, los primeros capítulos se pueden leer acá y acá.

Uno de los más debatidos tópicos dentro de las masacres masivas en EEUU, es la tendencia de los asesinos a elegir lugares donde está estrictamente prohibido para civiles el porte o traslado de armas (cines, centros comerciales, colegios y universidades). Pero como muchas propuestas legislativas bien intencionadas, ha tenido más consecuencias negativas que positivas.

 

Los “Gun Free Zones”

doors

Fuente Imagen: ANTRA

Si usted quiere saber qué tan efectivos son los “Gun Free Zone” o lugares donde están prohibidas las armas le invito a hacer el siguiente ejercicio mental: ponga un cartel en la puerta de su casa que diga lo siguiente: “En esta casa no hay armas”. Si después de poner tal cartel se empieza a sentir estúpido o inseguro es porque efectivamente una zona libre de armas es una muy mala idea. El cartel es un aviso que en caso de un asalto usted y su familia estarán indefensos. Especialmente si  vive en un barrio con un alto nivel de delincuencia, o en una sociedad con fácil acceso a armas legales o ilegales y bastante gente desequilibrada, cómo está sucediendo ahora en occidente.

En 1990 fue implementada el Gun Free School Zones Act (GFSZA), el cual indica “severos castigo” a quien sea sorprendido portando un arma dentro del colegio, incluyendo su expulsión. Para entender la efectividad de los Gun Free Zone haré una pequeña analogía: imaginen que esta ley fuera implementada para reducir los asaltos bancarios, pero al mismo tiempo no se tomase ninguna medida cómo tener guardias armados o vitrinas antibala. A esto añádanle una sociedad con muy fácil acceso a las armas semiautomáticas, gente desequilibrada y una prensa que eleva a los asesinos en serie al status de semidioses. Es la receta para ver muertos de manera semanal.

 

Los asesinos son locos, pero no tontos

Muchas personas que critican la idea de armarse para defenderse de una masacre  citan el atentado en el regimiento Fort Hood, donde un militar entró con un fusil de guerra y asesinó a 13 personas. Lo que muchos ignoran es que por reglamento militar todos estaban desarmados. Las armas estaban guardadas bajo llave en una armería [1][2]. Salvo atentados terroristas de grupos organizados, no han habido intentos exitosos de parte de algún loco de masacrar gente armada. Tampoco han habido atentados  en club de cazadores o en una reunión de la NRA.  Es más fácil matar una niña de 14 años por la espalda que dispararle a un hombre de 40 años, también armado, con sobrepeso, y que probablemente pueda dispararte de vuelta incluso con tres balas en el cuerpo. Esto ultimo no es una exageración como se puede leer aquí y aquí.

 

Las armas llegaron para quedarse

Full_Auto_Gauss

Prototipo de Railgun, autor Jason Murray

Otro problema que enfrentan quienes proponen restricciones al acceso de armas es la facilidad no sólo para adquirirlas ilegalmente, sino además que ya existe la tecnología para producirlas incluso en tu hogar. Como muestra Cody Wilson, en su empresa  hoy en día es posible fabricar armas en tu propia casa [3]. No es de extrañarse que pronto alguien logre fabricar su propia munición. Y para darle al tema aún más complejidad, existe ya al menos en estado de prototipo armas largas tipo “Railgun”, como aquí y aquí. En cuanto se mejoren las baterías y capacitores en el futuro tal tipo de armas podrán ser fabricadas por cualquier quinceañero. La calidad de tales inventos, si bien aun no superan las armas de fábrica, esta mejorando constantemente.

Cuando la gente realmente quiere acceder a las armas lo van a hacer. Inglaterra, país famoso por su prohibición a las armas de mano, está sufriendo un grave aumento de armas ilegales, con un 27% de aumento de crímenes con armas de fuego entre 2016 y 2017 [4], más un crecimiento general en todos los tipos de crímenes. [5]

Tampoco es sostenible la propuesta de qué sólo el estado debe tener armas, la policía usualmente no previene el crimen, mas persigue a los criminales una vez cometido el acto. Menos es viable tener un policía en cada esquina 24/7, eso sólo se hace para proteger a las elites políticas. Entregarle el monopolio absoluto de las armas al estado, ergo a la clase política de turno, es una invitación a que abusen sin miedo de su poder.

 

Conclusión

No podemos desinventar las armas, ya existen, hay gente que quiere usarlas para el bien o para el mal y la tecnología para producirlas en casa ya se está masificando. Incluso si no nos gustan personalmente las armas, debemos admitir que prohibirlas no produce el efecto de reducir crímenes o masacres. Al igual que con los autos, lo único a que podemos aspirar es que quienes sí quieran tener un arma tengan la idoneidad mental y física, junto con las facilidades para poder entrenar en su uso y reducir accidentes.

 

[1] https://www.npr.org/2014/04/03/298754420/should-soldiers-be-armed-at-military-posts

[2] http://houston.cbslocal.com/2014/04/09/fort-hood-soldier-i-just-waited-to-die-because-i-was-unarmed/

[3] https://www.youtube.com/watch?v=xa87kudAVFs&t=1570s

[4] https://www.ons.gov.uk/peoplepopulationandcommunity/crimeandjustice/bulletins/crimeinenglandandwales/june2017#police-recorded-offences-involving-weapons-continue-to-rise

[5] https://www.theguardian.com/uk-news/2017/oct/19/rising-at-increasing-rate-in-england-and-wales-police-figures-show

 

Y los niños que odian al mundo

Por Emilio Meneses

 

Este es el segundo de varios artículos de Control de Armas, el primero se puede leer aquí.

Se puede estar a favor o en contra en dar acceso a la población armas con un poder de fuego más allá del necesario que para la legítima defensa. Pero a la hora de analizar una solución al problema es insuficiente sólo considerar el factor del acceso a las armas y no a las circunstancias que originan tal tipo de asesinos.

 

¿Es la restricción de armamento la solución a las masacres?

Si analizamos la historia de ataques en los colegios tanto en EEUU como en el resto de occidente donde hay registro [1][2], vemos en primer lugar que las masacres donde se busca matar el máximo número de personas comienzan a fines de la década de los 80, es relativamente nuevo. ¿Por qué si en décadas anteriores no ocurrían cuándo habían incluso más personas que eran dueños de armas?  Lo único que se puede dejar en claro es, si bien las armas facilitan las masacres, nos es el factor que las gatilla.

 

Hijos sin padre y la guerra contra los niños 

Sostiene Warren Farrel, Ph.D. que el factor en común de todos casi todos los tiroteos escolares en EEUU es la ausencia del padre o una figura paterna durante la vida del victimario. Según él, esta ausencia deja al adolescente sin un ejemplo de rol masculino positivo durante su desarrollo: un niño necesita estar expuesto a un hombre responsable para convertirse en uno.  La idea no es descabellada, ya en 1988 en EEUU, los niños sin padre tenían casi  el doble de probabilidades de tener comportamiento antisocial o depresión [3], en Inglaterra la data apunta en la misma dirección [4]. Toda la evidencia apunta que la presencia del padre en el entorno familiar del niño ayuda en su desarrollo emocional y previene la aparición comportamientos antisociales.

Cristina Hoff Sommers, filósofa y autora del libro “The War Against our boys” y famosa feminista, sostiene que el actual sistema educacional en occidente trata a los niños como niñas disfuncionales, donde cualquier acto aparentemente agresivo o físico propio de un niño es castigado.  Sommers relata casos donde los padres son llamados por profesores porque su hijo hace un dibujo sobre piratas que decapitan a sus víctimas, o castigan a un grupo de niños por simular que juegan a dispararse [5] cosas totalmente normales si incluso miro en mi propia infancia.

La evidencia científica es clara: el juego rudo y agresivo es tan importante para los varones que si no lo hacen su cerebro no se desarrolla correctamente [6]. Un tema interesante investigando de este tema es que las mujeres que no crecieron con hermanos varones no son capaces de distinguir entre juego rudo de una pelea de verdad versus el 85% de los hombres o mujeres que crecieron con hermanos varones [7], por eso considero personalmente importante tener también profesores hombres en los colegios, sobre todo si cada vez tenemos más personas que son hijos únicos. Esto explicaría en buena parte, según Sommers, que el rendimiento escolar y universitario de los hombres es hoy inferior al de las mujeres y que tantos hombres tengan problemas de adaptación social en occidente. Sommers viene denunciando esto hace más de 15 años, ya varias generaciones de niños han sufrido tal daño.

 

Odiando la existencia misma

carl-panzram-mugshot

Carl Panzram, psicopata y asesino en serie: últimas palabras a sus verdugos antes de ser ejecutado

 

Jordan B Peterson, hoy renombrado psicólogo clínico va más allá: sostiene que estos asesinos en masa consideran que la vida misma es tan cruel que no debe existir. Y para probar su punto deciden eliminar lo que la sociedad considera más sagrado: nuestros hijos.  Peterson indica que ellos no han alcanzado una parte fundamental del desarrollo psicológico humano: aceptar que la vida es finita, condenada al sufrimiento, injusta y a veces llena de malevolencia; pero pese a eso saber aceptarla y sacar lo mejor de uno mismo. Y esa carencia psicológica los llena de resentimiento contra el mundo. [8]

Peterson indica que son usualmente las religiones quienes entregan tal narrativa para enfrentar la vida, cuando eliminamos la religión de nuestra sociedad, y al no tener un sustituto secular de ese mecanismo psicológico, podemos quedar más vulnerables a caer en resentimiento y nihilismo en caso de sufrimiento o fracaso. No por nada sostiene Peterson que en el antiguo testamento la primera historia de seres completamente humanos, los hermanos Caín y Abel, uno mata al otro por envidia y para dañar a Dios mismo.

 

Los leones del Islam

 

isis-slaughter-syria

Estos tres puntos de vista anteriores nos puede explicar fenomenológicamente del porqué de tales masacres y también entender otros fenómenos que para la opinión pública parecen no tener sentido. Hay otros caso donde cientos hombres jóvenes deciden matar personas inocentes en masa, muchos nacidos y educados en occidente.

Captured_Yazidi_girl

 

Durante el peak de ISIS en medio oriente durante el 2013 al 2015 miles de ciudadanos europeos, en su gran mayoría hombres jóvenes, decidieron ir al recién creado califato islámico bajo la promesa de conquista, matar infieles, tener esclavas sexuales y todo bajo bendición divina. Era una oferta demasiado buena de rechazar para miles de jóvenes musulmanes que no sólo odian occidente, sino además pasaron por un sistema escolar afeminado y que los trataba como niñas mal comportadas [9]. El Islam ofrece una cosmovisión tremendamente masculina, ISIS simplemente le inyectó esteroides. ISIS se promocionaba mostrando en video sus masacres, atrayendo aún más adeptos. Ni la Alemania Nazi, ni la Rusia comunista se habrían atrevido a hacer eso para atraer voluntarios y promocionar sus gobiernos.

 

Las masacres y el sillón de Don Otto

Otra reacción preocupante es la siguiente: cada vez que el NRA o políticos conservadores en EEUU proponen frente a estas masacres armar a profesores y poner guardias armados, la reacción apasionada de muchos de izquierda se puede resumir en que “no podemos exponer a nuestros niños a esas armas”, “debemos sensibilizar a la ciudadanía” o “el colegio es un lugar de inocencia y juego”, y se concentran en controlar las armas en vez de quienes comenten la masacre como en este artículo [10].

Pero siguen ignorando el punto principal: no puedes proteger eternamente a los niños del mal, especialmente si el mal puede ser uno de los mismos alumnos, sólo puedes prepararlos para enfrentar el mal y tomar medidas directas para protegerlos.

El tiempo de inocencia ya pasó, los escolares saben que hay gente que los quieren asesinar, usualmente otro escolar, y tratar de prohibir o regular las armas legales es jugar al sillón de Don Otto [11], los asesinos no sólo seguirían sueltos, el mismo sistema educacional los está produciendo en masa.

Si como sociedad occidental queremos detener tal tipo de masacres, antes de regular las armas, debemos primero preocuparnos de no seguir produciendo hombres disfuncionales en nuestros colegios.

 

[1] https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_school_shootings_in_the_United_States

[2] https://en.wikipedia.org/wiki/School_shooting

[3] https://www.cdc.gov/nchs/data/series/sr_10/sr10_178.pdf

[4] https://www.theguardian.com/society/2001/apr/05/crime.penal

[5] https://www.bloomberg.com/view/articles/2015-10-05/schools-are-hurting-children-by-banning-rough-play

[6] http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1111/j.1467-8721.2007.00483.x?journalCode=cdpa

 [7] https://www.psychologytoday.com/blog/growing-friendships/201506/do-boys-need-rough-and-tumble-play

[8] https://www.youtube.com/watch?v=GYua-3JmnT4

 [9] http://www.dailymail.co.uk/femail/article-10595/Are-schools-biased-boys.html

[10] https://www.psychologytoday.com/blog/the-fight-against-hate/201803/arming-teachers-good-or-bad-idea

 [11] Un amigo pone de sobre aviso a don Otto: su mujer lo engaña en su sillón favorito. Decidido a verificar la trampa, don Otto decide llegar más temprano a casa para sorprender a los amantes en el acto. Al atraparlos en pleno, decide cortar el problema de raíz…y para hacerlo, vende el sillón.

Inmigración y Racismo: el caso haitiano en Chile

por Emilio Meneses

Nuevamente es tema en la prensa chilena y redes sociales la reciente inmigración haitiana a Chile. Los comentarios dan para todo, muchos pidiendo reducir la inmigración, algunos pocos haciendo comentarios abiertamente racistas, otros defendiendo la inmigración libre a ultranza, y otros tratando de racistas a cualquiera que haga un comentario diciendo que hay que controlar la inmigración.

Para dar un poco más de contexto sobre el caso haitiano voy a describir un caso de inmigración e integración exitosa y otro fallido.

 

Chile: un caso de asimilación racial e inmigración exitoso

intercultural

Fuente foto: Revista: Interculturalidad en Chile y el mundo

Aunque en las redes sociales no parezcan, el chileno es mucho menos discriminador lo que nos hacen creer. En el S .XVIII el 20% de la población de Santiago era negra o mulata, quienes a lo largo de las décadas se fueron casando con chilenas y fueron también ascendiendo socialmente. Casos documentados de “pardos” sirviendo en el ejército español y luego en el ejército libertador  hay muchos [1] Luego en la patria nueva tuvimos varias “milicias de pardos” al servicio nacional. Hoy en día el chileno tiene un promedio de 2,7% de genes de origen africano. Si lo comparamos con la población negra de EEUU, Chile es un caso mucho más exitoso de asimilación e integración.

Luego durante el S. XIX el estado chileno invitó a colonos alemanes, austríacos y suizos a ocupar zonas entre Osorno y Llanquihue. Para poder venir ser colono el estado chileno puso los siguientes requisitos: ser católicos y poseer educación media o superior, aunque al final sólo llegaron protestantes [2]. Hoy en día, con quinientos mil descendientes están plenamente integrados en el país.

Otro caso en Chile es el de la colonia Croata, la cual no fue organizada ni promovida por el gobierno. Estos se instalaron principalmente en la pampa salitrera y en el territorio austral. En ambos lugares lograron generar empresas o eran destacados por ser buenos trabajadores. [3]

El tercer caso de inmigración que quiero destacar fue el palestino, entre 1885 y 1930, donde llegaron entre 8 mil y 10 mil personas, casi todas cristianas. Si bien al principio fueron bastante discriminados por los chilenos, se transformaron prontamente en clase media, creando todo tipo industria [4]. Para 1970 el 70% de los matrimonios de la comunidad era con no palestinos [5]

 

El caso alemán de inmigración descontrolada

kolonia.jpg

Año nuevo en Colonia 2015, donde 800 mujeres fueron atacadas sexualmente en manos de inmigrantes, fue silenciado durante 4 días por la prensa y la policía. Fuente Spiegel

Por el otro lado una inmigración descontrolada puede tener consecuencias nefastas: En Alemania a principios del año 2015 se permitió la entrada de más de un millón y medio de refugiados supuestamente Sirios con el beneplácito de todos los partidos políticos y los medios de prensa, quienes decían en todos los tonos que esto era algo bueno y se silenciaba cualquier voz en contra tildándolas de Nazis o “Brauner Sack”. Viviendo en Alemania y viendo como  en las noticias repetían cada 5 minutos que esto era algo bueno me fue personalmente muy preocupante.

Los sistemas de asistencia social se vieron colapsados, la policía tuvo que trabajar a doble turno.  Hoy, después de abusos sexuales masivos contra mujeres alemanas, casos de violación y asesinato junto con atentados terroristas en manos de yihadistas que llegaron en tal ola de refugiados hizo que el grueso de la población quiera ahora reducir el número de refugiados y está a favor de expulsar a inmigrantes ilegales.

Esto sucedió porque las preocupaciones eran reales: el 80% de quienes entraban no eran realmente sirios, y el 75% eran hombres entre 18  y 30 años. Y venían de una cultura que es antitética a los valores occidentales. Basar las decisiones políticas sobre premisas netamente ideológicas (cómo la inmigración debe ser libre y los refugiados son todos buenas personas) y al mismo tiempo ignorar las advertencias puede tener consecuencias nefastas.

El año 2017 el AfD, partido de derecha populista y contra la llegada de refugiados, llegó al parlamento con el 13% de los escaños, y en las actuales encuestas estaría superando al SPD, el partido de centroizquierda

La lección del caso alemán es clara: ignorar la evidencia,  tildar como racista o ignorar a las voces que advertían sobre tal flujo migratorio trajo consecuencias catastróficas para la clase política alemana y la cohesión social.

 

¿Es buena o mala la inmigración?

La respuesta es, como siempre: depende. Para esto debemos responder preguntas como las siguientes: ¿sirve esta inmigración a los intereses nacionales?, ¿Están siendo traídos estos inmigrantes para habitar zonas despobladas, como hizo EEUU en el midwest y Chile con los colonos alemanes?, ¿Están sobrecargando los sistema de asistencia social y salud?, ¿están emprendiendo e implementando negocios como los croatas y palestinos?, ¿deprimen o mejoran los sueldos de la clase baja?, ¿El balance hombre/mujer inmigrante es adecuado ya que vienen grupos familiares enteros?, ¿están viviendo en guetos donde no pueden asimilarse?, ¿vienen con una cultura que puede adaptarse fácilmente a los valores occidentales? La respuesta a estas preguntas nos indicará si una corriente migratoria es buena o mala.

 

Burlándose de quien pierde su trabajo

Racismo y Haitianos.png

Comentario público en Facebook burlándose de supuestos chilenos afectados por la inmigración haitiana

Uno de los problemas de la inmigración de mano de obra no calificada a países ya desarrollados es la depresión de los sueldos de las clases sociales bajas u otros inmigrantes ya establecidos y la sobrecarga de los sistemas de apoyo social [5]. Es fácil burlarse que un haitiano se tome el trabajo de un chileno, lo grave es olvidar que ese chileno es un compatriota, probablemente tiene una familia que mantener y va a votar en la próxima elección.

Si bien en el caso haitiano no vienen con una religión tóxica como el islam de vertiente sunní, tienen una tasa de analfabetismo del 40% y apenas un 1,1% tiene estudios superiores [6], eso es bajo y da una idea a que tipo de trabajos aspiran. Por lo mismo nunca es recomendable intentar callar las voces críticas, eso es lo básico de una sociedad con libertad de expresión. Escuchen a quien están acusando de racista. Muchas veces detrás de comentarios que tienen una entonación aparentemente racista, pueden esconderse preocupaciones legítimas que afectan directamente a nuestros connacionales, y el estado debe preocuparse de ellos primero, después del extranjero.

 

[1] https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-71942011000100002

[2]  https://www.goethe.de/ins/cl/es/kul/mag/20815303.html

[3] https://herenciacroata.wordpress.com/2014/02/17/croatas-en-antofagasta/

[4] http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-3523.html

[4] http://rl154.cl.tripod.com/pinmigracion.htm

[5] http://www.migrationobservatory.ox.ac.uk/resources/briefings/the-labour-market-effects-of-immigration/

[6] http://uil.unesco.org/fileadmin/multimedia/uil/confintea/pdf/National_Reports/Latin%20America%20-%20Caribbean/Haiti.pdf