Estas semanas estuvo nuevamente en palestra una propuesta que tiene ya sus años: darles cupos a grupos indígenas en el parlamento chileno. Partidos de oposición intentaron agregar cupos reservados para indígenas en el inicio del proceso constituyente, lo que fue rechazado en la comisión1.

El argumento principal a favor de tal ley se puede resumir en los siguientes puntos:

  • Las leyes de cuotas indígenas buscan incluir a grupos que, por motivos históricos, han sido excluidos de la discusión y participación política. Tales leyes buscan incentivar su participación. Son una “profundización” de la igualdad ante la ley.
  • Existen otros países con leyes que permiten a las comunidades indígenas tener representación política.
  • Ayudará a la paz social en Chile.
  • Los estados modernos buscan que distintas tradiciones, valores, culturas e intereses puedan convivir armónicamente en base a principios comunes, tales como: libertad, respeto y tolerancia hacia las minorías.

Tales puntos suenan buenos en el papel y aparentemente ayudarían a la inclusión de una minoría discriminada. Quiero argumentar en este texto lo contrario: tal ley empeoraría la violencia política y resentimiento social en Chile.  De estos 4 puntos, tocaré, en este artículo, los 3 primeros.

Destruyendo la igualdad ante la ley

Durante siglos hemos avanzado en occidente para darle los mismos derechos políticos a todos los ciudadanos: se eliminó el voto censitario que restringía el voto a tener propiedades, nivel educacional u origen social/racial, se permitió el voto de la mujer. También se han ido eliminando refugios de poder para grupos minoritarios influyentes, sea el clero, militares o aristocracia.

La propuesta de tener un grupo de poder exclusivamente en base al origen indígena hecha por tierra el principio de igualdad ante la ley: le dan poder a una minoría sobre el resto. Esta ley propone tener un privilegio debido a una característica inmutable que no elegimos por sobre nuestras capacidades individuales. Esta ley puede generar un resentimiento y sensación de menoscabo en la mayoría.

¿Quién es realmente indígena?

Muchos citan el caso del parlamento neozelandés, que tiene una cuota indígena designada, como un ejemplo exitoso de representación aborigen. Pero sus proponentes no logran ver las diferencias intrínsecas en ambos casos:

  • En su origen Nueva Zelanda era un territorio pequeño y aislado, siendo la correlación de poder y tamaño de la población maorí lo suficientemente grande como para  ser ignorada. Fueron agregados al parlamento en 1861, siete años después de su fundación.
  • Nueva Zelanda fue desde sus inicios un estado racialmente separado, siendo los descendientes mestizos pocos y fueron aislados como parias sociales, tanto en el lado europeo como indígena.

Este racismo se ve aún hoy abiertamente en el lado maorí: el parlamentario maorí, Hone Harawira, indicó estar en contra de matrimonios mixtos2 , la periodista Oriini Kaipara escribió un artículo indicando ser “racialmente pura”3. ¿pueden imaginarse algún parlamentario chileno o alguien de alguna etnia indígena en Chile decir públicamente tal barbaridad?

Chile es totalmente distinto, aquí el proceso de mestizaje comenzó casi inmediatamente, habiendo pocas diferencias genéticas, incluso entre quienes se consideran de origen “mapuche” o “europeo”

El chileno promedio tiene un 51,85% de genes indígenas, 44,34% europeo y 3,81% africano, siendo además esta muestra muy uniforme a lo largo del país, en la Araucanía el promedio de gen indígena apenas sube al 53,21%

Un estudio publicado por Fuentes-Gajardo et al (2014) en la revista médica de chile, indica que el chileno promedio tiene un 51,85% de genes indígenas, 44,34% europeo y 3,81% africano, siendo además esta muestra muy uniforme a lo largo del país, en la Araucanía el promedio de gen indígena apenas sube al 53,21%. Llama evidentemente la atención el gen africano, no debemos olvidar que durante el s. XVII el 28% de la población de Santiago era esclava o descendiente de esclavos. Tal población se terminó mezclando también4.

La narrativa de un padre español y una madre india, enseñada en el colegio, no es un mito. Rothhammer et al (2017)5, tras realizar un estudio genético indica lo siguiente:

“Las diferencias indican que, en promedio, un 86% de los chilenos podría tener una madre americana y un padre de origen europeo”

Esto evidentemente traerá a muchos problemas a la hora de considerarse como descendiente de una etnia indígena, como veremos enseguida.

Ley indígena y violencia

temucuicui
Toma de fundo en manos de Temucuicui. Fuente: https://www.radiodelsur.cl/2019/05/temucuicui-anuncio-recuperacion.html

Como escribí extensamente en un artículo anterior, la ley indígena 19.253 ha sido la principal responsable del clima de violencia y situación de pobreza actual de la población Mapuche en la Araucanía.  La ley amarra a la población indígena al mundo agrícola y les impide en la práctica recibir préstamos bancarios ya que sus tierras no son embargables. El único modelo de negocio rentable parece ser reclamar más terrenos aledaños mediante protestas y amenazas, sino violencia abierta.

El caso emblemático de esto es la comunidad Temucuicui. Esta comunidad, en palabras del ex intendente Andrés Jouannet 6: “se ha convertido en una secta al estilo Colonia Dignidad”. Un estudio de Libertad y Desarrollo da un buen resumen de esta: De 250 hectáreas originales, mediante presión y violencia pasaron a controlar 3.000, reclaman aún una cantidad similar y ahora se han subdividido en dos comunidades: Temucuicui Autónoma y Tradicional 7

Esta ley ha sido una legislación paternalista con consecuencias dañinas. Como breve reflexión: si una ley para entregar tierras en base a origen étnico ha traído tal nivel de violencia y muertos, ¿qué podría suceder con una ley que entrega poder político?

Si una ley para entregar tierras en base a origen étnico ha traído tal nivel de violencia y muertos, ¿qué podría suceder con una ley que entrega poder político?

La carrera por considerarse indígena

Existen dos grandes problemas para tener parlamentarios indígenas:

  1. Cómo se considerará a alguien como indígena, tanto para votar como  para ser candidato.
  2. El clima de violencia actual en zonas con cultura mapuche, provocadas por la propia ley indígena 19.253

Según indica la ley indígena, puede considerar como miembros de una etnia a:

a) Los que sean hijos de padre o madre indígena, cualquiera sea la naturaleza de su filiación, inclusive la adoptiva;

Se entenderá por hijos de padre o madre indígena a quienes desciendan de habitantes originarios de las tierras identificadas en el artículo 12, números 1 y 2.

b) Los descendientes de las etnias indígenas que habitan el territorio nacional, siempre que posean a lo menos un apellido indígena;

Un apellido no indígena será considerado indígena, para los efectos de esta ley, si se acredita su procedencia indígena por tres generaciones, y

c) Los que mantengan rasgos culturales de alguna etnia indígena, entendiéndose por tales la práctica de formas de vida, costumbres o religión de estas etnias de un modo habitual o cuyo cónyuge sea indígena. En estos casos, será necesario, además, que se autoidentifiquen como indígenas.

Esto, en teoría, limita a quienes pueden identificarse como indios. Pero Claudio Fuentes, PhD en ciencias políticas, escribe en CIPER Chile que ya hay propuestas para que se actualicen los registros en la CONADI (Corporación Nacional de Desarrollo Indígena) tanto para ser votante, como candidato8. Aquí es donde pueden empezar los problemas.

Según el censo del 2017 en Chile hay más de 2 millones de personas que se consideran pertenecientes a un pueblo originario. La sorpresa es donde están: sólo en Región Metropolitana 614 mil personas indican ser Mapuche, el doble que los poco menos de 300 mil en la Araucanía9 ¿Cómo se podría levantar un padrón electoral indígena que considere tal desequilibrio entre zonas históricamente indígenas versus zonas urbanas? ¿Puede ser ignorada una población que se identifica como aborigen, simplemente porque no viven de la agricultura o ya no tienen apellido mapuche?

Conclusiones

Levantar una ley para candidaturas y electores exclusivamente indígenas presenta varios problemas de difícil solución:

  • La población que todavía se auto identifica como indígena, especialmente en zonas urbanas, va a generar presión política por incluirlos en los registros de la CONADI
  • El clima actual de violencia y descontento provocada por la ley indígena 19.253 puede tener consecuencias negativas al implementar una ley de designación parlamentaria
  • Desmedro en contra el resto de la población al ver limitado su poder político frente a una minoría que, en la práctica,  tiene pocas diferencias reales

Chile ha sido un país ejemplar en dar libertades políticas y económicas a todos sus habitantes, independiente de su origen social. Empezar a crear leyes que den privilegios distintos a sus ciudadanos en base a consideraciones étnicas, culturales o raciales solo aumentará el resentimiento y la violencia. Bajo una ley así ya puedo escuchar la crítica contra algún candidato indígena: “Él no es un verdadero Mapuche”.

En el próximo artículo planeo revisar en profundidad el ultimo punto a favor de la ley: Los estados modernos buscan que distintas tradiciones, valores, culturas e intereses puedan convivir armónicamente en base a principios comunes. Veremos si esta aseveración se sostiene desde el punto de vista histórico.

Sigue mi blog en:

https://www.facebook.com/plumahoplita/

Fuentes

  1. [Volver] https://araucaniadiario.cl/contenido/3669/alcaldes-mapuches-se-quedaran-en-el-congreso-hasta-que-existan-cupos-indigenas
  2. [Volver] https://www.theguardian.com/commentisfree/2010/aug/13/new-zealand-maori-intermarriage
  3. [Volver] https://www.theguardian.com/world/2017/apr/13/a-dna-test-showed-im-100-maori-many-thought-there-were-none-of-us-left
  4. [Volver] Fuentes Gajardo et al (2014). Revista Médica de Chile. “Gene geography of Chile. Regional distribution of American, European and African genetic contributions”. https://www.researchgate.net/publication/264165492_Gene_geography_of_Chile_Regional
  5. [Volver] Rothhammer et al (2017). Scielo. ¿PUEDE EL ADN MITOCONDRIAL PROPORCIONAR INFORMACIÓN SOBRE LA ETNOGÉNESIS DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS CHILENOS? https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-73562017000400635
  6. [Volver] https://ellibero.cl/opinion/alejandro-martini-temucuicui-la-intocable/
  7. [Volver] https://lyd.org/wp-content/uploads/2016/05/SIP-152-La-Politica-de-Entrega-de-Tierras-Analisis-y-Desafios-de-cara-a-un-nuevo-paradigma-de-la-Politica-Indigena-Abril2016.pdf
  8. [Volver] https://ciperchile.cl/2019/12/13/cupos-reservados-para-los-pueblos-indigenas-tres-preguntas-centrales/
  9. [Volver] https://radio.uchile.cl/2018/05/08/region-metropolitana-concentra-mayor-poblacion-mapuche-a-nivel-nacional/

Fuente foto portada: https://www.latercera.com/pulso/noticia/cepal-aplica-fuerte-recorte-prevision-crecimiento-chile-sera-una-las-economias-peor-desempeno-la-region/936032/