De Rodeo y Democracia

El rodeo subsiste hoy sin problemas fuera de las ciudades, allí donde los animalistas no se atreven a ir por la mala conexión de internet.

muro de calaveras mexico

Nuestros antepasados eran asesinos, ¿lo serías tú?

No importa cuánto nos jactemos de ser buenos y estar en contra de la violencia, el racismo o la pena de muerte. Si las condiciones ecológicas nos empujaran a la escasez y a la hambruna haríamos todo para sobrevivir, incluso canibalismo.

Rusia, OTAN y los analistas de juguete

Putin no quiere invadir Ucrania para ocuparla, sino que pretende destruirla. No está en sus planes anexar ese país. En el mejor de los casos espera obtener concesiones diplomáticas de los EE.UU.

Jose Antonio Kast candidato presidencia Chile

¿Quién es José Antonio Kast?

Kast no es de ultra derecha o fascista, como gritan algunos hasta el cansancio, sino conservador.
La gente ha aprendido que tales motejos son usados para intentar callar a un oponente político y no tener que enfrentar seriamente las ideas que propone.

Servicio Militar Chile influencia prusiana

El mito del prusianismo chileno, parte 2: El fracaso del Servicio Militar Obligatorio

Emil Körner comprendía que las clases bajas chilenas intentaran evadir el servicio ya que estas eran “ignorantes, indisciplinadas…e incapaces de entender conceptos elevados cómo el nacionalismo”. Sin embargo estaba furioso que las elites lo evadieran. El consideraba era una vergüenza no querer prestar servicio militar a la patria. Además sostenía, que “la evasión del servicio por parte de las elites les harían ganarse el odio de la clase trabajadora”

Prusianos del ejercito chileno en parada militar

El mito de Prusianismo Chileno, parte 1

En el año 1920 el Ejército de Chile, supuestamente modernizado y prusianizado por Emil Körner, junto a sus líderes políticos civiles no, podían hacer ni una fracción de lo logrado por el antiguo ejército chileno en el Perú apenas 40 años atrás.

Armas de fuego, derechos y responsabilidades

Quien diga que tú no deberías tener armas asume que tú no tienes derecho a defender tu vida ni la de tu familia y, en caso de asalto o violación, debes también perder la esperanza y someterte al agresor.