Armas de fuego, derechos y responsabilidades

Por Emilio Meneses

Este artículo es parte de una serie sobre Control de Armas, los primeros capítulos se pueden leer acá, acá y acá.

En la tradición griega Zeus poseía el poder del rayo en sus manos, con el cual podía ocasionar todo tipo de destrucción. Hoy la tecnología nos ha permitido a nosotros, simples mortales, poseer tal poder incluso en nuestros hogares. Poder que la sociedad civil ha gozado ya durante siglos sin problemas, hoy se pone en duda si debemos poseerlo.

Muchos frente a la idea de tener un arma indican correctamente que las chances de poder usar una en caso de emergencia son bajas. Es difícil llegar a ella en su caja fuerte en caso de asalto o que alguien te quiera hacer daño. También indican acertadamente que es un riesgo si tienes niños en la casa. Hay varios casos documentados incluso de madres de niños menores que tienen un arma en la cartera, y su bebe encuentra la pistola y este se mata con el arma o a la misma madre.Otros dicen que en una nación moderna solamente el estado debe tener el monopolio de la fuerza legítima. Según como interpretan lo escrito por Weber, únicamente el estado debe tener armas indican. En una sociedad con ciudades cada vez más grandes y mayor densidad de población, tener un arma se vuelve también más complejo.

mama victim

¿Qué podemos responder frente a tan buenos y ciertos argumentos de por qué no se deberíamos tener un arma en casa?. La respuesta en sencilla: Quien diga que tú no deberías tener armas asume que tú no tienes derecho a defender tu vida ni la de tu familia. Quién te diga que incluso en caso de tenerla lo más probable es que no podrías usarla, en el fondo quiere decirte que en el momento de peligro debes también perder la esperanza y someterte al agresor. Yo, personalmente, mientras tenga la esperanza de defenderme me niego a ser una víctima indefensa.

Por lo demás muchos aspectos de nuestra vida han debido ser regulados para poder vivir en conjunto: permisos de construcción, licencia para conducir, revisión técnica de nuestros vehículos, control ambiental, tratamiento de basura y un largo etcétera. Pero las armas han sido usualmente mal reguladas, normalmente lo que busca el estado es que la gente no las posea en vez de que sepan tenerlas responsablemente, usualmente las clases políticas hacen reglamentos a la rápida frente a una masacre como Inglaterra y Australia.

Un objeto de destrucción y sus reglas

Una pistola o un rifle no es un juguete sino un elemento de destrucción, pero como indica Jeff Cooper en su libro The Art of the Rifle, el uso del arma está completamente supeditado a la estatura moral de su usuario. Y para el uso correcto del arma Cooper tenía sus cuatro reglas:

Regla n°1: un arma siempre está cargada

La única excepción a esta regla es cuando tienes el arma en tu mano y la descargaste personalmente. En cuanto vuelves a poner el arma en otra parte la regla vuelve a aplicarse.

Regla n°2: nunca apuntes el cañón a algo que no estás dispuesto a destruir

Apuntar un arma a una persona es una amenaza letal y sólo se hace si realmente estas dispuesto a matar, jamás se apunta en broma a un ser querido.

Regla n°3: El dedo se pone en el gatillo sólo al momento de disparar

Esta es la regla de oro, muchos de los desastres que sabemos ocurren por no respetarla.

Regla n°4: Asegura tu blanco

Sólo dispara cuándo hayas identificado tu blanco, nunca a una sombra o algo que no puedes ver, y sobre todo: mira lo que está detrás de tu blanco, tu no tienes control de los proyectiles una vez que los disparas.

Entrena, entrena, entrena

Otro requerimiento fundamental si uno quiere tener un arma es entrenamiento. La mayor parte de las personas no son cazadores en el campo, tú solo sacarás el arma en un momento de estrés donde todos tus movimientos serán instintivos. Y la única manera de tener movimientos instintivos correctos en una situación de estrés es mediante entrenamiento repetitivo: un dueño de un arma DEBE practicar regularmente con ella. Si no lo haces es más probable que al momento de sacar el arma te hieras primero a ti mismo o a un ser querido durante un asalto. Es como comprar un Lamborghini, guardarlo durante años en el Garage y sacarlo sin previo aviso para participar en una carrera de autos.

Este entrenamiento debería idealmente ir más allá de entrenar disparar a un blanco estático en un polígono. Implica practicar: desenfundar, cargar, apuntar, disparar a un objeto en movimiento, correr con el arma, cubrirse y todo a la vez. Solo aquellas personas que nunca han disparado ignoran lo realmente difícil que es usar un arma y dar al blanco estando tú y el agresor en movimiento. A esto añádele el estrés de tener un delincuente en la casa y con el corazón bombeando y la adrenalina a tope.

Ser mentalmente apto

Al igual que con un auto, no es buena idea darle un arma a quién sufre, por ejemplo, esquizofrenia o alguna otra enajenación mental. Para esto deben haber (y usualmente existen implementados) estándares psiquiátricos. No me atrevo, eso si, a entrar en detalles de cuales son exactamente los estándares para definir quien es apto o no porque no soy experto en el tema; aunque todos sabemos reconocer un loco cuando lo vemos. Pero basta mencionar que el historial de masacres perpetrados por tipos con evidentes problemas mentales ( Virginia Tec en año 2007, Noruega y Florida) no es menor.

Actualmente el grueso de la población mundial vive en zonas urbanas, con pocas o escasas salidas al mundo rural. Estamos sometidos a un enorme estrés y debemos saber manejarlo, sobre todo si queremos tener o circular con un arma. Además como escribí en mi artículo anterior, tenemos además fallas estructurales graves en nuestro sistema educacional donde estamos hoy generando generando hombres antisociales, mentalmente inestables y con tendencia al resentimiento contra el mundo. Requerimos medidas para contrarrestar esa situación.

Propongo una idea interesante para el control psiquiátrico: Hay una ventaja de hacer obligatorio la visita regular a un club de tiro o polígono a quienes posean armas en zonas urbanas: usualmente la gente loca sobresale rápidamente en un grupo cerrado, y se podría vincular el uso del polígono con una evaluación psiquiátrica cada cierta cantidad de años. A los miembros del club no les gustaría tener a un loco armado en su grupo. Se podría hacer una regulación para apoyar clubes de tiro, obligar a quienes tienen armas en zonas urbanas a disparar allí una cantidad mínima de veces al año (por ejemplo: 10 veces) y su registro online con el gobierno de sus miembros, más una línea directa para solicitar evaluaciones psiquiátricas. Adicionalmente si alguien es expulsado por segunda vez de un club de tiro por motivos psiquiátricos, las armas de tal personas serían decomisadas y rematadas. Esto es para mí aun una idea inmadura, pero podría tener interesantes resultados.

Tener un arma es una responsabilidad más que un derecho

Hay motivos más profundos que solo tener un arma para defensa, caza o deporte. También hay un trasfondo político, pero eso lo veremos en el próximo capítulo.

Cómo lo mencionamos arriba, un arma es una herramienta para destruir y el poder, antes únicamente divino, de matar instantáneamente a distancia está ahora en nuestras manos. Pero incluso para los mayores defensores de las armas como Jeff Cooper, su posesión exige un mínimo de requisitos de cuidado, entrenamiento y estabilidad mental. Requisitos que demandan tiempo y dinero. Tampoco es necesario que todos tengan un arma de defensa, usualmente quienes quieren tenerla por defensa viven en un lugar peligroso. Poseerla impide que tu vida este a total merced de un agresor, tu tendrás la última palabra.

*Foto portada: Personal Defense News.

One comment

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s